La Alcaldesa sin rumbo

La Alcaldesa sin rumbo

451
0
SHARE

Acapulco, Guerrero.- El timorato Gobierno municipal encabezado por Adela Román Ocampo tiene a Acapulco atrapado en un laberinto sin salida.

Inseguridad, violencia, corrupción, mentiras,  nepotismo, caracterizan a esta enclenque administración local que no tiene rumbo de la tan pomposa y mencionada Cuarta Transformación.

Pregúntese Usted ¿qué cambios se han dado desde la salida de Evodio Velázquez Aguirre, los ha notado?. Ni un ápice.

En tres meses no tenemos claro los ciudadanos cuál sería el sello de la casa, sin embargo, los problemas de este destino turístico van en aumento, pese a que Román Ocampo insiste en minimizarlos.

Al frente de la Secretaría de Seguridad Pública ha colocado, de manera ilegal, a Geovanni Raúl Mejía Olguín, quien sin tener título universitario, hace los trabajos de “policía China”, sin enfocarse a sus labores reales.

Encargado de operar, junto a la Fiscalía General del Estado de Guerrero, la detención de mandos policíacos y la aparatosa toma de las instalaciones de seguridad (con helicóptero y vehículos blindados) a finales de septiembre del año pasado, Mejía Olguín es un policía federal sin rango, pero bien relacionado.

Por cierto, todos los detenidos en dicho operativo salieron en libertad al no poderles encuadrar ningún delito.

En la Comisión  de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco propuso y nombró el Cabildo a  Mario Pintos Soberanis, priista de cepa, señalado de ser corrupto de primer  nivel y, sin embargo, no tuvo reparo de colocarlo.

Según voces de la dependencia paramunicipal, quien ordena y manda es Samuel Peláez, quien al no tener título universitario no pudo tomar protesta, en contraste con el secretario de Seguridad Público.

Pintos Soberanis solo duró tres meses antes de que una discusión interna con la alcaldesa lo orillara a renunciar bajo el argumento tan gastado e incrédulo de “motivos personales”.

Román Ocampo también ha mentido al asegurar que la Guardia Nacional ya opera en Acapulco y que ella es la mera, mera Comandanta.

El pasado miércoles tras su participación en el Grupo ACA, la Edil sostuvo que ya estaban en operaciones las fuerzas federales de Seguridad en la nueva estrategia del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Ese mismo día se discutía el marco legal de la operativa entre los legisladores.

Aunado a todo esto, el nepotismo es por demás exagerado, burdo, pues ha colocado a hermanos, sobrinas, primos y demás sin un reparo de moralidad.

Román Ocampo se ríe de los dichos de López Obrador que asegura que los gobiernos de Morena son distintos a los de la mafia del poder, sin embargo, ella se enquista en las viejas prácticas.

A la Alcaldesa solo le queda tomar el rumbo de su Gobierno y hacer que el resto de su Administración sea verdaderamente diferente. Es posible siguiendo el decálogo de la supuesta cuarta transformación.

Por Alfonso Juárez, 21 Enero 2019

LEAVE A REPLY