Por qué los que vivimos en Acapulco vivimos en el mejor lugar...

Por qué los que vivimos en Acapulco vivimos en el mejor lugar del mundo

193
0
SHARE

Quizá no lo valoremos todos los días pero vivimos en una ciudad que transpira vida por donde se le vea. Hay gente que es feliz viniendo unos días al año a pasarla bien y nosotros la tenemos siempre. Es por eso que aquí te presento 10 razones de por qué vivimos en el mejor lugar del mundo.

1. Tenemos los mejores paisajes

No tenemos que esperar ninguna estación del año, el día que se te ocurra sal de tu casa al amanecer o por la tarde y verás paisajes que cualquier pintor de la historia habría querido tener, combinaciones de colores increíbles, puestas de sol fuera de serie. Tan sólo sentarte en la playa a ver un atardecer le da toda la serotonina que requiere tu cerebro para sentirse bien.

Hay países donde tienen que esperar meses o años para ver uno solo de los paisajes que aquí tenemos todos los días.

2. La gente es alegre

Hemos tenido y tenemos graves problemas qué resolver, sin embargo nuestra gente es alegre a pesar de todo, a donde vayas encontrarás personas riendo, contándote las mejores anécdotas.

Nuestro transporte público es un buen ejemplo pues es un fenómeno que resulta inquietante para nuestros visitantes. Mientras en otros lados es escenario de depresión de los trabajadores trasladándose a sus empleos, aquí la gente va bailando con música a todo volumen. No es raro ver pasar a un camión urbano con gente bailando como si se tratara de una fiesta. Créeme que eso sólo sucede aquí y es parte la alegría con la que vive nuestra gente. Amamos la música, amamos bailar porque la felicidad corre por nuestra sangre. No es casual que nuestras canciones sean divertidas.

3. Somos como una gran familia

En Acapulco todos de alguna u otra manera estamos conectados. Conocemos al amigo del primo del cuñado de la esposa del hijo, etc, etc. Si te vas de viaje, cuando regresas sientes que llegas a tu casa, todo mundo te saluda, te llevas igual de bien con el que cuida los coches que con el dueño de un antro o un restaurante famoso, ambos te van a decir “Que puej brother, saca las chelas, arajo men”.

Todos nos conocemos o al menos sabemos sobre el otro, siempre hay una buena anécdota, un buen chiste. Y aunque, como en todos lados, hay gente negativa, en general las personas de Acapulco somos solidarias, por eso el turismo ha regresado siempre, porque somos amables, hemos aprendido a serlo y nos gusta.

4. Es una ciudad cosmopolita

Acapulco es conocido mundialmente porque nos han visitado personas de todos los países. Ese movimiento de gente ha hecho que tengamos influencia de diversas culturas. Hemos sido escenario de múltiples eventos internacionales que nos han dado un gran prestigio, desde la muestra de cine que se llevaba a cabo, los festivales de Televisa, el Mextenis, los conciertos de cientos de artistas, competencias, convenciones y más. Aquí han estado grandes estrellas, músicos, empresarios y personalidades que no quisiera mencionar por no dejar fuera a tantos, la lista sería interminable.

Si platicas con un acapulqueño (refiriéndome también a los no nacidos aquí pero que ya son parte de) seguramente te contará de grandes acontecimientos, hablan 2 o 3 idiomas, te puede decir de primera mano cómo es tal artista o cómo se llevó a cabo tal evento y los detalles de lo que sucedió.

5. La gente ama Acapulco

Muchos pueden no haber vivido aquí pero tienen grandes recuerdos de sus vacaciones, lunas de miel, bodas, viajes de graduación, fiestas y reuniones familiares. A cualquiera que te hable de Acapulco y sus vivencias se le iluminan los ojos, le late el corazón, te cuenta detalles de momentos felices que pasó en Caleta, Pie de la Cuesta o la costera.

El amor por Acapulco es tan grande que se expande por todo el planeta, me atrevería a decir que es una de las ciudades más queridas del mundo, donde mejores momentos ha pasado la gente.

6. Se levanta rápido de sus caídas

A Acapulco le han pasado cosas malas también (como a cualquier ciudad), hemos sido noticia múltiples veces. Pero aquí no nos tumba tanto tiempo la tragedia, nos levantamos rápido, somos trabajadores, siempre estamos buscando qué hacer, en qué innovar. Es común encontrarte a tus amigos en los tacos y te platiquen de sus proyectos. Los acapulqueños siempre tienen proyectos nuevos. Quizá nuestra misma necesidad nos ha hecho fortalecernos y buscar siempre salir adelante. Acapulco nunca se detiene.

7. Tenemos los mejores antros y restaurantes

Poco lo mencionan pero, si has tenido la oportunidad de viajar a ciudades importantes de otros países, te darás cuenta que las discoteques y restaurantes de Acapulco están al nivel o incluso por arriba de cualquiera del mundo. Tenemos lugares legendarios como Baby’O en el que han estado todas las estrellas imaginables y lugares espectaculares como Palladium, que incluso ha sido premiado internacionalmente.

De los restaurantes, no se diga. Todas las cocinas del mundo están aquí, puedes optar por comida asiática, carnes argentinas, pizzas increíbles, comida libanesa y ¿qué tal sus vistas y escenarios mientras estás degustando tus alimentos? Un lujo. Además tenemos restaurantes buenos para todos los presupuestos.

8. El año nuevo es el mejor

¿Alguien conoce mejor lugar para pasar el año nuevo? Miles de personas que vienen todos los años lo confirman. El año nuevo en Acapulco es espectacular, los fuegos artificiales, las fiestas, la unión familiar, cientos de personas en las playas recibiendo el primer amanecer del año. Si no has pasado año nuevo en Acapulco no has vivido.

Siempre con muchas opciones para cenar y festejar. Muchos restaurantes y discoteques organizan fiestas especiales con elementos nuevos, sorpresas. Los acapulqueños nos la pasamos trabajando en esos días, ya nos acostumbramos, pero lo hacemos felices de atender a los visitantes y prestarles un poquito de nuestra ciudad amada para que se la pasen bien. Esa es nuestra satisfacción.

9. Somos muy deportistas

Es raro el acapulqueño que no hace algún deporte. Aquí hay boxeadores, tenistas, ciclistas, liga de fútbol, encuentros de paddle, basquetbol en la CROM y en las colonias, Volibol y qué me dicen del surf (de lo mejor del mundo) con nuestras olas de la playa Bonfil, tenemos buenos gimnasios y la gente corre en la costera todas las mañanas y las tardes.

Nos gusta cuidar nuestro cuerpo y es muy notorio por toda la ciudad. Si te das una vuelta se respira vida, deporte, pasión, competencia, y aprovechamos para la convivencia con los amigos.

10. La bahía de Santa Lucía

Lo que mejor la describe es: Un regalo de Dios, de la naturaleza, del universo. La belleza de nuestra bahía es incomparable, sólo basta pararte un día en alguno de los miradores de la escénica y no lo puedes creer. ¿Quién diseñó esta belleza? ¿Qué hicimos para merecerla? La bahía de Acapulco es es-pec-ta-cu-lar, y por si eso fuera poco, la naturaleza también nos puso la bahía de Puerto Marqués, la laguna de Tres Palos y la de Coyuca. Nos colmaron de bendiciones.

Espero que les haya gustado este recuento, obviamente aún faltarán más razones que ustedes nos pueden proponer para hacer una segunda parte. Acapulco está fuerte, hemos salido adelante siempre y así seguirá siendo. Sugiero que todos los días cuando despertemos en este paraíso demos las gracias, porque sólo algunos tenemos la suerte y el privilegio de vivir aquí.

Por Eduardo Murueta

LEAVE A REPLY