Simula Evodio auditoría a CAPAMA

Simula Evodio auditoría a CAPAMA

363
0
SHARE

Latin American Certification and Systems es la empresa que fue contratada por el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre para realizar una auditoria externa, a la par de la aplicada por la Auditoría General del Estado (AGE), aunque el objetivo principal de esa firma es solo la certificación.

De acuerdo con la propia página de internet de esa empresa, su fin es certificar a los proveedores de sus clientes para una gestión de calidad: “la certificación ISO 9001 hace que las organizaciones mejoren de manera significativa su gestión de calidad”.

Incluso informan que la certificación emitida y aprobada por ellos tiene una validez de tres años y dentro de sus servicios solo tiene dos puntos: certificación en sistema de gestión y evaluación a proveedores, pero no auditar para revisar posibles irregularidades financieras o en transparencia.

Paga Evodio auditoría a modo; no tiene validez

Latin American Certification and Systems solo se ofrece como empresa de certificación, y de ser contratada manera una auditoria en dos etapas: en la primera se revisa la documentación de la gestión de calidad de su cliente, de esa forma, según se indica en la página de internet, el equipo auditor planifica la etapa de certificación.

En la segunda parte, se evalúa la eficacia y el sistema de gestión del cliente, y se incluyen evidencias de los requisitos de la norma, así como la operatividad de las auditorias que debe hacer de forma interna su propio cliente.

En esa etapa, también evalúan los vínculos con las normas, objetivos y metas de desempeño, la competencia del personal y datos del desempeño del cliente.

AGE: INVESTIGA, DETERMINA Y SANCIONA

En contraparte, la Auditoría General del Estado (AGE) es un Órgano Técnico del Poder Legislativo, contribuye a garantizar la correcta aplicación de los recursos públicos, a través de incentivar la Transparencia en sus actuaciones y la Rendición de Cuentas, y el resultado que arroje de la revisión a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), será el único reconocido por los diputados.

La AGE realiza un proceso de fiscalización basado en la prueba documental del ayuntamiento, poderes, institución pública u organismo descentralizado.

De hecho, dentro de sus seis puntos de revisión destaca la evaluación al desempeño y gestión pública, pero también actos u omisiones de posibles irregularidades, y puede aplicar sanciones y multas, a diferencia de una auditoría externa hecha por una empresa privada.

Por igual verifica que los Fideicomisos Privados, que haya recibido recursos públicos municipales, estatales o en su caso federales, se ajusten a lo establecido en la ley.

La AGE determina actos u omisiones que pudieran configurar alguna irregularidad en el ingreso, egreso, control, administración, manejo, custodia y aplicación de fondos, bienes y recursos públicos municipales, estatales y federales, también emite responsabilidades administrativas o en su caso aplica denuncias penales.

Ante la diferencia entre la AGE y la empresa certificadora contratada por el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, la Comisión de Vigilancia y Evaluación de la Auditoría General del Estado dejó en claro que no admitirá los resultados de Latin American Certification and Systems.

El presidente de dicha comisión, Samuel Reséndiz Peñaloza dijo que espera que esa auditoria externa no sea un mecanismo del alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre para “vacunarse” contra irregularidades.

La Síntesis.Mx 31 agosto 2017

LEAVE A REPLY