Adela no va; Morena le facilita el triunfo al PRI en Acapulco

Adela no va; Morena le facilita el triunfo al PRI en Acapulco

6191
0
SHARE
Adela Román Ocampo

La magistrada Adela Román no renunció al cargo para poderse registrar como candidata, sólo fue una treta para evitar que el doctor Javier Solorio fuera postulado.

Morena le facilita el triunfo al candidato del PRI en Acapulco, Ricardo Taja. Como pasó en la elección de 2015, cuando Marcial Rodríguez dejó sin candidato a ese partido, esta vez se repite lo mismo. Adela Román no será candidata de ese partido porque no renunció al cargo como lo exige la ley; como emergente los líderes morenistas piensan proponer a la panista Digna Marroquín, quien no representa ninguna oposición al PRI, pues es parte de la misma cleptocracia de la política local.

El pasado 19 de marzo venció la supuesta licencia de dos meses que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) “aprobó” a la magistrada Adela Román Ocampo para meterse hacer campaña en busca de la candidatura de Morena. El permiso nunca fue exhibido, pero la magistrada tampoco tuvo nunca intención de separarse definitivamente del cargo, pues este lunes vence el plazo que dio el IEPC para que los funcionarios o magistrados se separen del cargo; Adela nunca solicitó su renuncia como magistrada al Congreso local para poder competir. En la última sesión del Congreso del 20 de marzo no se notificó de la licencia de la magistrada. La próxima sesión es el 3 de abril.

Con esto, queda confirmado que la supuesta intención de la magistrada astudillista por hacerse de la candidatura de Morena fue sólo un ardid de los dirigentes estatales Marcial Rodríguez y César Núñez para dejar sin candidato competitivo a ese partido en Acapulco y facilitarle el triunfo al priista Ricardo Taja.

Ambos personajes: Marcial Rodríguez, cuyo hermano fue nombrado por el gobernador Astudillo titular de la Fepade, Y César Núñez, viejo negociador de movimientos políticos, hicieron todo para cerrarle el paso al doctor Javier Solorio, un prestigiado médico que era el único con la calidad moral y política para impedir el ascenso del priismo en Acapulco.

La decisión absurda de mantener la visión de género con base a un acuerdo leonino, sólo tuvo como finalidad evitar que Morena optara por la postulación del médico, presidente de una las fundaciones más prestigiosas del país en la ayuda a mujeres con cáncer de senos y con una amplia base de reconocimiento social.

Y es que, sin la presencia del doctor Javier Solorio como candidato de Morena, el priista Ricardo Taja no tiene contrincante, se va por la libre, pues ninguno de los otros candidatos le representa una oposición real.

Digna Marroquìn

Por el lado de la coalición del decaído PRD, Joaquín Badillo, empresario de seguridad, quien compitió por el partido Verde, un aliado del PRI, en la pasada elección, no tiene calidad moral para criticar la corrupción, ni cuestionar al PRI. Menos lo tendría la supuesta candidata emergente que el Partido Encuentro Social quiere enjarretarle a los morenistas, la panista, Digna Marroquín, una integrante del filopriista Grupo Aca, por donde desfila la cleptocracia local semana a semana.

De esta manera, la estrategia está completa, pues se logró limpiarle el camino a Ricardo Taja, un impresentable candidato asociado a lo más tenebroso de Acapulco, cuya campaña es apoyada desde el gobierno estatal con recursos e infraestructura pública, pues tiene un hermano al frente de la obra carretera que le facilita maquinaria para rastrillar calles y caminos en ese puerto. Así como toda la paquetería de Sedesol, empleo temporal, etc., sin que ninguno de los aspirantes de “oposición” se percate o le importe.

Sin querer queriendo como dijera aquél, Morena ya le hizo la chamba sucia al PRI en Acapulco. Si bien el voto de los que apoyan a López Obrador está firme, no así el voto el local que será diferenciado debido a la orientación que le de la estructura electoral de cada partido. En el PRI donde saben que Meade está perdido, dicen. Vota por Obrador si quieres pero en local por Taja. Aquí no hay escrúpulos, de lo que se trata es de que la mafia priista acapulqueña que ya estuvo una vez en el poder con Manuel Añorve regrese por los despojos de Acapulco.

Dicen, de último momento, que la próxima semana, el PT registrará al doctor Javier Solorio como candidato para Acapulco, ya veremos las reacciones y hacia donde se irá el voto morenista, hacia una panista-priista o hacia un candidato ciudadano. Habrá que ver.

Por Hugo Nolasco, 30 Marzo 2018

LEAVE A REPLY