La subida al precio de la gasolina que viene en verano

La subida al precio de la gasolina que viene en verano

499
0
SHARE
Foto: Cortesía G500

EU revisó al alza sus previsiones de precios del combustible, lo cual afectará las importaciones de México.

El verano y su tradicional alza en los precios de gasolina en Estados Unidos impactará por primera vez en México, donde el costo del combustible se liberó en noviembre pasado.

De acuerdo con el Pronóstico a Corto Plazo de la Energía de Mayo 2018, se prevé un precio medio de venta de la gasolina de calidad regular, la Magna mexicana, de 2.90 dólares por galón (gal) durante el verano, con un pico máximo de 2.97 dólares en junio y 2.86 dólares en setiembre.

El informe publicado por la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (AIE) pronostica 0.17 dólares más respecto de los precios promedio publicados en abril para la gasolina Magna y 0.49 más que el mismo periodo de 2017.

El Pronóstico explica que los precios de venta de la gasolina, diésel y electricidad típicamente alcanzan su punto máximo durante los meses de verano, entre abril y septiembre.

La gasolina de calidad regular es la más importada por México, por lo que es previsible que suba de precio.

El Pronóstico de mayo también augura un petróleo Brent en un promedio de 71 dólares por barril, 7 dólares más que la previsión del pasado mes. Esta es la primera vez que el Brent supera los 70 dólares por barril desde noviembre de 2014.

Factores de desestabilización

Los aumentos de precio, en ausencia de causas extraordinarias, normalmente se debe a variaciones en los precios del crudo y de los márgenes de beneficio en la venta al por mayor, según la AIE.

Sin embargo, en el informe de este mes, la dependencia informa de tres posibles factores que pueden impactar sus previsiones. En primer lugar ve considera la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, anunciado el martes el presidente Donald Trump, lo cual podría afectar a los precios del crudo.

No obstante, el impacto de esta decisión de la Casa Blanca no se reflejará hasta el Pronóstico de junio.

En clave geopolítica, la AIE también contempla el resultado de las elecciones presidenciales de Venezuela el 20 mayo como un factor desestabilizador de sus predicciones.

Esto es así por la incertidumbre de si el próximo gobierno venezolano retirará provisiones de barriles del mercado global, lo que podría añadir presión al mercado de crudo global.

De hecho, la reducción de provisiones de crudo es la tercera causa que explicaría los desajustes entre los precios reales y las previsiones de la AIE.

Este organismo estima que la oferta global de combustible cayó 0.6 millones de barriles por día en promedio entre enero 2017 y marzo 2018.

Se calculó que el stock de crudo en países de la OCDE a finales de abril de este año se redujo en 3% respecto del quinquenio anterior (2013-2017).

Por Anna Portella, 10 Mayo 2018

LEAVE A REPLY