Puebla en la encrucijada: ¿Quién para interino? Uno que serene y no...

Puebla en la encrucijada: ¿Quién para interino? Uno que serene y no polarice más, dicen analistas

163
0
SHARE
Ayer, durante la Ceremonia Luctuosa de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, se registraron protestas y señalamientos en contra de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Foto: Cuartoscuro.

El Congreso de Puebla tiene un reto: nombrar a un Gobernador interino independiente a las dos fuerzas políticas principales en la entidad que se encuentran enfrentadas tras la cuestionada elección del 1 de julio “para serenar los ánimos y garantizar la gobernabilidad en los próximos meses”. Pero bien pueden elegir un perfil que contribuya a polarizar y dividir aún más, dicen académicos en entrevista.

El Congreso de Puebla debe nombrar a un Gobernador interino independiente del morenovallismo y de la oposición en la entidad liderada por el partido Movimiento Regeneración Nacional y sus aliados Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES) para calmar “las aguas” y “serenar” el ambiente de polarización política que se vive hoy, dijeron politólogos consultados por SinEmbargo.

En cualquiera de los dos casos, si se elige alguien cercano a Martha Erika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle, o a Morena y al equipo que disputó al morenovallismo la gubernatura el 1 de julio de este año, incrementará el encono y la división en la entidad, que data desde el proceso electoral pasado y que se agudizó durante los últimos días tras la muerte de la Gobernadora y su esposo.

“Un perfil apartidista, independiente de las dos fuerzas políticas polarizadas. Cualquier perfil cercano o sospechoso de cercanía a alguno de los dos bandos enardecería la polarización. Debe ser alguien que abone a que se vaya serenando el ambiente político, un Gobernador interino que dirija el proceso electoral que viene con total independencia”, dijo Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Puebla.

Hoy el Congreso de Puebla inició con los trabajos para nombrar a un Gobernador interino en un plazo máximo de 30 días.
Jesús Rodríguez Almeida, Secretario general del Gobierno y encargado de despacho, notificó de manera formal el fallecimiento de la Gobernadora el pasado 24 de diciembre en un accidente aéreo y solicitó el nombramiento de un Gobernador interino.

“Debe ser alguien que genere concordia, por consenso de parte de las dos fuerzas políticas hoy en disputa. Muy pronto el Gobierno de [Andrés Manuel] López Obrador tiene un desafío enorme, puede ser la investigación clave para la estabilidad de su Gobierno. Me parece que las condiciones de gobernabilidad en Puebla exigen ir serenando y calmando los ánimos muy caldeados que vienen desde hace meses, por eso pensaría en una condición necesaria animado desde la Presidencia de la República sería un perfil totalmente independiente”, dijo Hernández Avendaño.

Alejandro Guillén Reyes, doctor en Ciencia Política e investigador de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), coincidió con el académico y sugirió que sean las universidades las que propongan una terna al Congreso local.

“Que permita al Congreso elegir a alguien como Gobernador interino que aplaque los ánimos, que dé certeza en estos tres a cinco meses y que tenga la misión de mantener la gobernabilidad de aquí a que se elija al nuevo Gobernador constitucional”, opinó.

En Puebla, dijeron los académicos, se vive un ambiente de polarización desde la elección del 1 de julio, la más cuestionada del país.

“Puebla fue el único foco rojo el 1 de julio y eso planteó que esta entidad se cocinaba aparte con respecto de la dinámica y el proceso político de México, tomando en cuenta que estamos hablando de una hegemonía política atípica en el país que llamamos morenovallismo, que logró conservar el poder durante ocho años; seis Rafael Moreno Valle y dos Antonio Gali, quien fue el administrador de estos 20 meses del morenovallismo en esta mini gubernatura. Hay también que decir que Moreno Valle había sido el único ex Gobernador que había logrado operar política y electoralmente para que su esposa se quedara con la continuidad en la gubernatura logrando por encima de la crispación política sobreponerse a una situación muy polarizada en el Tribunal Electoral y del Poder Judicial de la Federación”, dijo Hernández Avendaño.

Los académicos precisaron que los últimos tres meses la polarización político en Puebla no tiene antecedentes históricos y se ha recrudecido tras la muerte trágica del matrimonio conformado por Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle.

“He leído algunas teorías que señalan que el Congreso, en su mayoría de Morena, tendría que cederle la plaza de Gobernador interino a algún miembro del grupo de quien fuera la Gobernadora Alonso, asunto que yo veo complicado porque este encono se viene a raíz de la elección en Puebla, que ha sido una de las más cuestionadas desde que yo tengo memoria, sobre todo por el desaseo”, consideró Guillén Reyes.

El Congreso de Puebla está conformado por 41 legisladores, de los cuales el Morena tiene 14 y con sus aliados PT y PES suma 22 diputados en total, es decir, mayoría. En tanto, el Partido Acción Nacional (PAN) tiene 7 y junto a Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) suman 11.

Marcelo García Almaguer, coordinador de la bancada del PAN, dijo que su bancada pugnará por un perfil que garantice la gobernabilidad y continúe con el plan de trabajo que dejó Martha Erika Alonso.

¿LA MUERTE DEL MORENOVALLISMO? 

El académico Hernández Avendaño, estudioso en Puebla del fenómeno político bautizado como morenovallismo, dijo en entrevista que “al morir los dos dirigentes de este grupo, uno podría pensar que quedó huérfano”.

Sin embargo, explicó, el grupo buscará conservar la hegemonía política en la entidad, pues aunque el morenovallismo a quedado “tocado” por la muerte de su principal estratega Rafael Moreno Valle; es compacto, tiene “mucho dinero” y cuenta con capacidad política electoral, por lo que “no van a enfrentar desvalidos el proceso de las elecciones”.

Moreno Valle, recordó, era el eje neurálgico del grupo y logró un amplio espectro de aliados fuera y dentro del Partido Acción Nacional (PAN) a nivel nacional y local.

“Es una suerte de panismo pragmático que enfrentó una oposición interna con panistas tradicionales”, explicó.

El morenovallismo, siguió, logró cooptar casi complementan al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al PR, al Partido Nueva Alianza (Panal) y al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Puebla.

“Logró hacer una gran coalición de fuerzas políticas, por lo que no se quedan desvalidos. Moreno Valle era conocido por propios y extraños como un gran estratega político y electoral. Pierden sin duda a su estratega que jugaba en varias pistas a nivel local y nacional, pero tiene otros liderazgos que empezarán a emerger como el propio Luis Banck [ex Alcalde de Puebla]”, consideró.

Alejandro Guillén Reyes reconoció que la muerte de Moreno Valle y Martha Erika Alonso deja un hueco difícil de llenar en el morenovallismo, pero que será una oportunidad para que surjan nuevos liderazgos tanto dentro del grupo como de otros panistas que quieran levantar la mano.

“El política no hay vacíos, siempre hay alguien que los llena. Hay quien comienza a hablar de los grupos que estuvieron excluidos, sometidos por parte de Rafael Moreno Valle, estamos frente a un reacomodo en un ambiente muy polarizado”, opinó.

El académico explicó que aún es temprano para plantearse si se ha llegado al fin del morenovallismo con la muerte de Moreno Valle y su esposa.

Pero, dijo, de no llegar a su fin sería la continuidad del régimen autoritario que caracterizó los últimos ocho años.

“Si entendemos por morenovallismo como el estilo personal con el que se condujo Rafael Moreno Valle durante su seis años y los dos siguientes, si solamente lo identificamos con Rafael Moreno Valle, tendrá que quedar en la historia de Puebla. Pero si se entiende como una forma de gobernar con sus formas autoritarias con las que gobernó al estado, pueden surgir varios que siguiendo su ejemplo pudieran seguir haciendo su forma de hacer política cooptando al Congreso, a las instituciones autónomas. Yo creo que el grave riesgo para Puebla es que precisamente persista esta forma de gobernar”, dijo.

Por Shaila Rosagel, 27 Diciembre 2018

LEAVE A REPLY