No vamos a aceptar al grupo armado de Tlacotepec en el municipio...

No vamos a aceptar al grupo armado de Tlacotepec en el municipio de Leonardo Bravo: alcalde

78
0
SHARE
Integrantes de la Policía Comunitaria en Tlacotepec. Foto: José Luis de la Cruz

CHICHIHUALCO, Gro.- El alcalde de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán, advirtió que si el grupo de autodefensas de Tlacotepec decide seguir avanzando para tomar otros pueblos de este municipio, la gente no lo va a permitir y se van a defender con armas.

El priista responsabilizó a los gobiernos federal y estatal de cualquier tragedia, dado que mañana, advirtió, va a reinstalar en sus respectivas comunidades a los 2 mil desplazados –en su mayoría niños y mujeres– que se refugiaron en el auditorio de esta localidad, cabecera municipal de Leonardo Bravo.

Entrevistado en este lugar, Cástulo Guzmán lamentó la indiferencia del gobernador Héctor Astudillo Flores ante la crisis humanitaria desatada por la ola de violencia en la Sierra, que ha dejado miles de desplazados (con familiares desaparecidos y asesinados), quienes además lo han perdido todo.

Ojalá el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tenga como prioridad pacificar la Sierra de Guerrero, porque “si va a salir con las mismas chingaderas, entonces ya valió madre”, expresó.

También reprochó la actitud de los dirigentes partidistas, con el argumento de que acuden a la Sierra únicamente en temporada electoral, pero ahora que los ciudadanos están sufriendo una tragedia, apuntó, “nadie hace nada”.

En la elección pasada, sólo en los municipios de Leonardo Bravo y Heliodoro Castillo sumaron más de 20 mil votos en conjunto, y en ambos el PRI ganó las alcaldías.

En el distrito 19, que abarca la Sierra y la región Centro, fueron más de 46 mil los sufragios que favorecieron al actual diputado local priista Olaguer Hernández Flores.

Sobre la toma de Filo de Caballos, el alcalde de Leonardo Bravo calificó el hecho como lamentable, dado que los líderes del grupo de autodefensas de Tlacotepec, apuntó, habían pedido una reunión con los integrantes de la Unión de Comisarios de la Sierra para tratar de resolver el conflicto que existe en esta franja, donde el servicio de transporte público está suspendido, mientras que escuelas y centros de salud permanecen cerrados.

Tal situación derivó de la confrontación armada entre dos grupos delictivos, el cártel del Sur, de Chichihualco, y la banda de El Necho, de Tlacotepec, que ha sembrado muerte y terror y ha dejado pueblos fantasmas.

El alcalde priista acusó a las autodefensas de irrumpir de forma violenta en el poblado de Filo de Caballos, donde se reportaron al menos siete muertos y 10 desaparecidos.

Dijo que los civiles armados mantienen como rehenes a los pobladores que no alcanzaron a salir. Los quieren obligar a aceptar al grupo de Tlacotepec y están realizando saqueos en viviendas, sostuvo.

“A dónde vamos a parar con la miseria por la maldita amapola, y ahora se han quedado sin nada porque les están robando”.

Añadió: “Ya le dije al gobernador Héctor Astudillo que no vamos a aceptar al grupo armado de Tlacotepec en el municipio de Leonardo Bravo”.

Consideró que “hay mucho coraje” en la población desplazada, y dijo que mañana los van a reinstalar en sus comunidades “pase lo que pase, porque la gente no va a permitir que el grupo de Tlacotepec siga tomando pueblos”.

Cástulo Guzmán también emplazó a su homólogo priísta de Heliodoro Castillo, Serafín Hernández Landa, que dé la cara y sean los alcaldes, en coordinación con la autoridad estatal y federal, quienes resuelvan el conflicto para pacificar la zona amapolera de la entidad.

Por EZEQUIEL FLORES CONTRERAS,

LEAVE A REPLY