El de la Sierra guerrerense, un problema “delicado de seguridad nacional”: Astudillo

El de la Sierra guerrerense, un problema “delicado de seguridad nacional”: Astudillo

62
0
SHARE
El gobernador Héctor Astudillo Flores. Foto: Miguel Dimayuga

CHILPANCINGO, Gro.- El gobernador Héctor Astudillo Flores se declaró incompetente para resolver el conflicto armado en la Sierra porque, dijo, se trata de un problema “delicado de seguridad nacional”.

“No se puede enfrentar a un grupo de dos mil personas armadas contra 50 o contra 10 policías y militares”, expresó el mandatario para justificar la inacción del Ejército y de los tres niveles de gobierno en esa zona amapolera y minera.

Entrevistado esta mañana sobre la situación que se vive en el municipio de Leonardo Bravo, donde la confrontación entre grupos criminales ha dejado decenas de muertos, desaparecidos y desplazados, Astudillo subrayó:

“Yo lo que creo que aquí hay un caso que tiene que seguirse en términos de una investigación y, por supuesto, fincar responsabilidades a quienes hicieron todo eso”.

Luego reiteró que las autodefensas de Tlacotepec que dirige Humberto Moreno Catalán, primo del secretario de Desarrollo Social estatal, Mario Moreno Arcos, son “un grupo de civiles armados que responden a intereses no precisamente de la generalidad de la población”.

Sobre las declaraciones del alcalde priista de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán, quien responsabilizó a los gobiernos federal y estatal de cualquier tragedia, luego de regresar a los desplazados a sus comunidades e impedir que el grupo de Tlacotepec siga tomando poblados en ese municipio, el gobernador respondió:

“Yo hablé por teléfono con él y entiendo las presiones que tiene, pero esto no es un asunto que yo haya construido, que yo haya fabricado. Yo tengo mi responsabilidad, pero también él tiene su responsabilidad como presidente municipal. Entonces, yo creo que más que echarnos culpas, hay que construir, todos, un proceso para que todo regrese a la normalidad”.

Al preguntarle por qué ha permitido que en la Sierra operen impunemente los dos grupos criminales plenamente identificados por el gobierno estatal, Astudillo evadió la respuesta y sólo dijo que en la zona de conflicto existe presencia del Ejército y la Policía estatal.

Luego se le recordó que los ataques armados no han cesado y los pobladores de los municipios de Tlacotepec y Leonardo Bravo tienen un año pidiendo la intervención de las autoridades para restablecer el orden en esa franja.

“Es un asunto delicado, de seguridad nacional, lo que se está gestando ahí y lo que existe ahí”, reviró el mandatario estatal. Y se declaró incompetente para resolver el conflicto armado en la Sierra.

Por EZEQUIEL FLORES CONTRERAS,

LEAVE A REPLY