Irrumpen autodefensas en Los Morros y Tres Cruces, en Guerrero; reportan enfrentamientos

Irrumpen autodefensas en Los Morros y Tres Cruces, en Guerrero; reportan enfrentamientos

151
0
SHARE
Se reporta a una familia desaparecida tras la irrupción. Foto. Ezequiel Flores

CHILPANCINGO, Gro.- Un número indeterminado de muertos y heridos, así como una familia presuntamente desaparecida es el saldo preliminar de un enfrentamiento armado que se extendió 48 horas este fin de semana en la sierra de la entidad.

Al respecto, los líderes del grupo armado de Tlacotepec emitieron un comunicado donde confirmaron que este sábado y domingo decidieron tomar por la fuerza los poblados de Los Morros y Tres Cruces, ambos del municipio de Leonardo Bravo y El Mirabal, municipio de Eduardo Neri donde encontraron resistencia armada.

El vocero de la autodefensa denominada Frente de Policías Comunitarias del estado de Guerrero, Salvador Alanís afirmó que desmantelaron narcolaboratorios presuntamente ubicados en los domicilios del alcalde priista de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán y del excoordinador de la Unión de Comisarios de la Sierra, Crescencio Pacheco González.

De esta forma, el grupo de Tlacotepec que el gobierno de Astudillo vincula como el brazo armado de Onésimo “El Necho” Marquina Chapa anunció que ya tiene el control del corredor que controlaba el grupo antagónico denominado Cartel del Sur que dirige Isaac “El Señor de la I” Navarrete y que conecta la región Centro con la Sierra desde Mezcala y Xochipala hasta Filo de Caballos, poblaciones ubicadas en los municipios de Leonardo Bravo y Eduardo Neri.

Mientras en Chichihualco, cabecera del municipio de Leonardo Bravo, se mantiene más de cien personas, en su mayoría mujeres y niños, desplazados por la violencia en una cancha techada habilitada como albergue desde hace más de un mes cuando se desataron los enfrentamientos armados entre grupos delictivos.

El pasado 11 de noviembre, integrantes del grupo armado de Tlacotepec irrumpieron en el poblado de Filo de Caballos para expulsar a miembros del cartel del Sur.

Desde esa fecha, la autodefensa ha venido avanzado y tomando más poblados a fuego y sangre pese a la presencia de policías y militares que se han limitado a observar esta guerra por el control de las zonas de trasiego de heroína y la franja minera del río Mezcala como han denunciado las víctimas colaterales de este conflicto que no ha termina.

Por EZEQUIEL FLORES CONTRERAS,

LEAVE A REPLY