Documentan encuestadoras descontento de población hacia mandato de Astudillo en Guerrero

Documentan encuestadoras descontento de población hacia mandato de Astudillo en Guerrero

150
0
SHARE

CHILPANCINGO, Gro.- Desde hace dos años, estudios de empresas encuestadoras advirtieron que los ciudadanos han reprobado la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores.

Incluso, se han documentado al menos dos abucheos públicos contra el mandatario antes del repudio generalizado que se registró en Tlapa este viernes 11, durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La primer rechifla ocurrió a principios de marzo de 2017, durante la final del torneo elitista que subsidiada el gobierno de Guerrero y se denomina Abierto Mexicano de Tenis (AMT), donde los aficionados abuchearon a Astudillo en la ceremonia de premiación del estadunidense Sam Querrey, quien se impuso al español Rafael Nadal.

Luego, en agosto pasado, normalistas de Ayotzinapa le mentaron la madre a Astudillo durante el desfile cívico por el natalicio del consumador de la Independencia, Vicente Guerrero Saldaña en el pueblo de Tixtla.

Días antes, el gobernador afirmó sin presentar pruebas en una reunión del Club Rotario de Acapulco, que los jóvenes desaparecidos en la entidad “participaban en acciones delincuenciales”.

Las encuestas

A finales de agosto de 2017, la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica (CGE), difundió una encuesta donde se informó que la ciudadanía había reprobado a la administración de Astudillo.

Ello debido a que la sociedad considera que el mandatario “no tiene el control” de la grave situación de inseguridad y violencia que padece la entidad, problemática que ha generado “un grave estancamiento y retroceso político, económico y social”, refiere el análisis.

Incluso, el 84% de la población consultada en ese entonces, desconfía plenamente de Astudillo, al responder de manera negativa a la pregunta de “si el gobernador de su estado, fuera su vecino y usted tuviera que ausentarse de su casa por varios días, ¿le confiaría las llaves de su casa?”, indica el informe de la consultora.

En el tema de avance, Guerrero se ubicó en ese entonces en la posición 28 de las 32 entidades, pues el 48.2 % de los ciudadanos encuestados considera que, durante la administración de Héctor Astudillo, la entidad se mantiene estancada; el 33.9 %, considera que muestra un retroceso y solo el 15% percibe un progreso.

Para la sociedad guerrerense, el principal problema en la entidad es la inseguridad y delincuencia con 59.8 %; seguido de la corrupción 21 % y mal gobierno con 11%, indica el estudio.

El 84 % de los ciudadanos consideró que el gobernador Astudillo no tiene el control de la situación que se vive en la entidad frente al 11% de los encuestados que consideran lo contrario.

De forma paralela, otra encuesta de la empresa Consulta Mitofsky indicó que el 71% de los guerrerenses había reprobado a la administración de Astudillo.

De acuerdo con el estudio, 42% del sector poblacional consultado, consideró que la inseguridad es el principal problema en la entidad, cifra que duplica la percepción ciudadana sobre ese flagelo a nivel nacional (29%).

El balance anual –de junio de 2016 a julio de 2017– precisa que el nivel de aprobación ciudadana de la administración de Astudillo bajó de 29.3% a 26.7%, mientras que la desaprobación aumentó de 66.7% a 71.9% en el mismo periodo.

El análisis basado en encuestas indica que las mujeres, así como las personas mayores de 50 años y ciudadanos de menor escolaridad, son “los que mejor evalúan” al gobernador Astudillo, con porcentajes de 31% y 32%.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política del Desarrollo Social (Coneval), presentó ayer el reporte Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2016 donde se indica que el 64.4% de la población de Guerrero, (dos millones 315 mil 400 personas), vive en situación de pobreza, de los cuales el 23% no tiene para comprar la canasta básica y se encuentra en pobreza extrema.

De manera paradójica, el sector de la población en Guerrero, considerada como no pobre y no vulnerable porque no padecen carencias sociales, es de apenas el 8.6%, es decir, solo 307 mil 500 habitantes de la entidad marcada por la desigualdad, el rezago, pobreza y marginación.

Los indicadores del Coneval, indican que 88.6 % de la población, más de tres millones de personas, enfrentan carencia social en derechos humanos como el acceso a la educación, salud, seguridad social, vivienda, servicios básicos y alimentación.

En este contexto se registró el abucheo masivo contra Astudillo, el pasado viernes 11 en Tlapa durante un acto oficial donde el presidente Andrés Manuel López Obrador intentó calmar los ánimos pero la rechifla obligó a suspender el discurso del mandatario estatal.

Por EZEQUIEL FLORES CONTRERAS, 13 Enero 2019

LEAVE A REPLY