261 trabajadores federales de Salud en Guerrero. Los van a correr

261 trabajadores federales de Salud en Guerrero. Los van a correr

174
0
SHARE

En Guerrero, 261 trabajadores del sector salud del programa federal Prospera fueron notificados de que su contrato terminará este 31 de marzo. El personal atendía a población vulnerable, sobre todo entre ellos a niños y niñas indígenas na savi, me phaa , amuzgos, sobre todo de la región de la montaña, Costa Chica y zona centro, quienes recibían atención medita y psicológica. Los trabajadores piden al Presidente Andrés Manuel López Obrador su intervención para que no ser despedidos.

Chilpancingo, Guerrero.– Médicos, enfermeras, psicólogos, sicoterapeutas, trabajadoras sociales y nutriólogos se encuentran entre los 261 trabajadores del programa federal de inclusión social Prospera, que están siendo despedidos y que, la mayoría de ellos, trabajan en las zona más marginadas del estado.

El programa depende de la Secretaría de Salud, pero debido a la reestructuración de las dependencias federales que emprendió el nuevo Gobierno de Andes Manuel López Obrador desaparecerá y los trabajadores ya fueron avisados de que trabajarán solo hasta este 31 de marzo, a pesar de que su contrato vence hasta el mes de junio.

Varios de los trabajadores consultados denunciaron que dejarán de atender a más de 50 mil niños indígenas na savi, (mixteco), me phaa (Tlapanecos), amuzgos, sobre todo de la región de la montaña, Costa Chica y zona centro, a quienes les dan atención medita y sicológica.

Los trabajadores despedidos protestaron durante la visita del Presidente Andrés Manuel López durante su visita a Acapulco el 21 de marzo pasado, sin embargo, ningún funcionario federal los ha atendido y el aviso de que a partir del 1 de abril ya no se presenten a trabajar sigue en pie.

Dos médicas, una enfermera y un psicólogo, informaron que de manera verbal personal de la Secretaría de Salud en Guerrero, les informó que a partir del próximo 31 de marzo dejarán de laborar por espacio de tres semanas y que luego volverán a ser recontratados. Pero aseguraron que les parece extraño que solamente suspendan sus actividades por tres semanas, cuando saben que el programa Prospera desaparecerá.

En el caso de Chilpancingo, los trabajadores de ese programa laboran en el Centro Regional de Desarrollo Infantil (Ceredi) y aquí se dejará de atender a niños con problemas de neurodesarollo, mismos que no son atendidos en otras instituciones, además, en las áreas de terapia de lenguaje, física, o situaciones sicológicas.

Los niños y adultos mayores que son atendidos en estos centros son de escasos recursos y de atenderse en otro lado pagarían un costo muy alto.

La doctora Leticia Villar, de la Jurisdicción 4 con sede en la Montaña Alta, informó que a ella le avisaron que a partir del 31 de marzo ya no va a laborar. Se quejó: “llevo más de un año con seis meses laborando solo por contratos de tres meses”

Detalló que atiende el municipio de Cochoapa el Grande, en la Montaña Alta, el más pobre del país: “cubro 13 comunidades de mil 200 habitantes, que es una zona de alta marginación, con un nivel educativo muy bajo”.

Contó que atiende a mujeres embarazadas, a niños menores de cinco años con problemas de desnutrición, problemas crónicos, planificación familiar, y lleva a las mujeres con embarazos en riesgo a los municipios de Tlapa y Ometepec, “y lamentablemente a partir de la semana entrante ya no las vamos a atender”.

Demandó al Presidente Andrés Manuel López Obrador que intervenga para que no sean despedidos, “no sabemos por qué tenemos que dejar de laborar de dos a tres semanas, y por qué razón ya no nos van a pagar sólo hasta esta quincena, siendo que nuestro contrato vence hasta el próximo mes de junio”.

Una enfermera que evitó dar su nombre, dijo por su parte que ella desempeña su trabajo en el hospital básico comunitario del municipio de Malinaltepec, también en la Montaña Alta, “allí atenemos más de 2 mil habitantes, aparte de las comunidades foráneas, y las colonias que están alrededor”, contó.

Los trabajadores demandaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador que intervenga para que no sean despedidos. Foto: José I. Hernández, Cuartoscuro.

Agregó: “Laboramos las 24 horas del día, de lunes a viernes, en la atención de pacientes con enfermedades crónico-degenerativas, planificación familiar, por mencionar algunos casos”.

Informó que el miércoles pasado el jefe la jurisdiccional les dijo que que hasta el día 29 de marzo se va a laborar en ese centro de salud, y en el caso de los hospitales hasta el día 31. Añadió que lo extraño es que se lo hicieron saber de manera verbal, “y no sabemos qué va a pasar si no nos presentamos a nuestras labores, en mi caso llevo seis años laborando para la Secretaría de Salud, en la zona de la Montaña.

Añadió que incluso, su jefe inmediato de manera burlona les dijo: “se van a la banca de dos a tres semanas”.

Añadió que están pidiendo al Secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, que les haga llegar por escrito la propuesta de no laborar de 2 a 3 semanas, “y que además nos siga respetando nuestra actividad. Somos 27 trabajadores de la Jurisdicción 04 de la Montaña, que nos veremos afectados con la desaparición del Programa Prospera”, destacó.

En tanto, una psicóloga que también pidió omitir su nombre, mencionó que ella atiende a comunidades de los dos municipios más pobres del país, Cochoapa el Grande, y Metlatónoc “evaluamos el desarrollo de los 18 mil 883 niños indígenas, menores de cinco años. Además de mil 383 mujeres embarazadas del Programa PRADI; y 2 mil 571 lactantes”.

Estos miles de niños “a partir de este viernes un porcentaje del 5 por ciento quedarán a la deriva, y su calidad de vida va a disminuir, porque son niños con problemas de lenguaje, y de otros problemas”. Informó que en esa región son solamente cinco sicólogos que atienden a los miles de niños indígenas”.

Los trabajadores federales demandan certeza laboral, “porque de los 261 trabajadores que quedaremos a la deriva, dependen nuestras familias, los hijos que se quedarán sin sustento a partir de la semana entrante; nuestro trabajo se desarrolla en las zonas más marginadas de la región de La Montaña”, destacó.

A su vez el sicoterapeuta infantil del Ceredi de Chilpancingo, expresó que al menos 15 especialistas, entre terapistas físicos, de lenguaje, médicos, sicólogos, médicos, y de unidades móviles, que atienden comunidades lejanas en municipios de la zona centro, Costa Grande, y Costa Chica, de la entidad, se quedarán sin empleo.

Afirmó que unos 58 mil niños en la entidad con “expedientes activos” se quedarán sin atención a partir del próximo 31 de marzo.

Tan solo en Chilpancingo se atienden a 800 niños, “pero ya no será posible, por eso queremos que se vea la magnitud con la suspensión de las actividades de los 261 trabajadores en la entidad. Ya hay inquietud entre los padres de familia, al saber que a partir del próximo lunes ya no nos vamos a presentar a trabajar, y por lo tanto ya no vamos a poder atender a sus hijos”, dijo.

Los trabajadores de Prospera demandan una audiencia con el Gobernador Héctor Astudillo Flores para pedirle que ordene al secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos que por escrito les haga saber los motivos por los que a partir del próximo lunes ya no atenderán a miles de niños en la entidad.

Por Zacarías Cervantes

LEAVE A REPLY