Incendio consume al menos 200 hectáreas de magueyales en Chilpancingo

Incendio consume al menos 200 hectáreas de magueyales en Chilpancingo

104
0
SHARE
Grupos de bomberos y de Protección Civil, conjuntamente con policías estatales, intentaron sofocar el incendio forestal. Foto: EFE.

Habitantes solicitan una brigada de salud para atender a los menores, mujeres embarazadas y adultos mayores, que padecen irritación en los ojos y síntomas de gripe. El comisario municipal, Celestino Gálvez Bautista, informó que el domingo en coordinación con Protección Civil estatal, municipal, bomberos y soldados del Ejército, le hicieron frente al fuego desde temprano, pero no pudieron hacer mucho, debido a lo agreste del terreno y las fuertes ráfagas de viento.

Chilpancingo, Guerrero, 10 de mayo.– La tarde del sábado una nube de humo llegó a la comunidad El Calvario y el olor alertó a los habitantes, quienes amanecieron el domingo con cenizas cayendo sobre todo el poblado, era el inicio de un incendio que tardó tres días en ser controlado y arrasó con 200 hectáreas de magueyales.

Este miércoles el comisario municipal, Celestino Gálvez Bautista, informó que el domingo en coordinación con Protección Civil estatal, municipal, bomberos y soldados del Ejército, le hicieron frente al fuego desde temprano, pero no pudieron hacer mucho, debido a lo agreste del terreno y las fuertes ráfagas de viento.

Solicitó una brigada de salud para atender a los menores, mujeres embarazadas y adultos mayores, que presentan irritación en los ojos y síntomas de gripe.

Informó que el fuego les llegó a esa zona por dos frentes. Una conflagración inició al mediodía del sábado, unos 5 kilómetros debajo de esta población; y la otra el domingo en la tarde, arriba de la colonia El Nuevo Mirador.

“El domingo estuvo muy feo, los niños se enfermaron, se llenó de ceniza, caían hojas prendidas. Todo estaba lleno de humo”.

Calculó que se quemaron 200 hectáreas sólo en el ejido El Calvario, donde había maguey que utilizan para elaborar mezcal, palma de la que hacen artesanías y petates, encino, cedro y se fueron los animales silvestres.

La pérdida en términos monetarios es de 500 mil pesos, sólo de la venta del maguey, pero si se calcula en mezcal, son unos 10 millones de pesos, dijo.

Los 130 habitantes de esta comunidad, de 35 familias, perdieron así su principal sustento y no tienen idea de qué van a hacer cuando se les acabe la producción de este año, que justo en esta temporada están elaborando.

Advirtió que con este incendio la escasez de agua en todo el municipio, incluida la ciudad de Chilpancingo, se va a agudizar.

“Nosotros tenemos dos manantiales, fue lo primero que cuidamos. Hicimos guardarrayas y no dejamos que pasara el fuego, salimos toda la comunidad porque sabemos que es muy importante”, agregó Gálvez Bautista.

El suplente del comisario, José Calixto, informó que la producción de mezcal anual de la comunidad es de 60 mil litros, que venden en la zona Centro del estado.

“No alcanzamos a salvar nada. Ahorita tenemos algo de maguey cocido, pero en una semana se acaba”, informó.

“Lo que perdimos son unos 60 o 70 camiones, que son más o menos 500 mil pesos, calculamos que el fuego arrasó 200 hectáreas de magueyal”.

Esta comunidad está a poco más de media hora en vehículo desde la Autopista del Sol por una entrada delante de la colonia El Mirador, gran parte del camino es de terracería y otra de concreto.

Donación altruista

Este miércoles, un grupo de biólogos se solidarizaron con los habitantes, les llevaron paquetes de agua, jugos, naranjas, cubrebocas y herramientas para combatir incendios.

Los jóvenes Ariana Barreto Romero, Sarahí Toribio Jiménez, Alan David Morga Garibo y Eduardo Yeshua Nava Barrera, también ofrecieron asesoría técnica para la reforestación de la zona.

Uno de los acuerdos entre los especialistas y la población fue la gestión de medio millón de plantas de maguey cupreata, el que aprovechan los mezcaleros y el asesoramiento para el crecimiento acelerado de las mismas.

A este lugar acudió la regidora de Desarrollo Urbano y Protección al Medio Ambiente, Guadalupe Almazán Morales, de quien los vecinos se quejaron, porque “sólo llevó los buenos días” pero ningún apoyo.

La funcionaria ofreció que este jueves a las 10 de la mañana acudiría una brigada médica para atender a la población.

Por Rosendo Betancourt Radilla

LEAVE A REPLY