Padres y maestros denuncian que alumnos toman clases en el piso y...

Padres y maestros denuncian que alumnos toman clases en el piso y sin luz en una primaria de Guerrero

83
0
SHARE
Con pancartas, los niños expusieron que están cansados de tomar clases en galeras y no tener butacas, que quieren su edificio nuevo equipado. Foto: El Sur

Los manifestantes denunciaron que en diciembre se entregó el edificio, pero quedó una barda inconclusa y se incumplió con el mobiliario; además de un transformador de energía y aires acondicionados, porque el Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (IGIFE) argumenta que no hay presupuesto para su equipamiento.

Padres, maestros y unos 200 alumnos de cuarto, quinto y sexto grado, de la primaria Modesto Alarcón, en Atoyac, se manifestaron para denunciar que los niños toman clases en el piso y sin energía eléctrica, en el nuevo edificio que construyeron los gobiernos federal y estatal, por los daños causados por el sismo de 2013.

Los manifestantes denunciaron que en diciembre se entregó el edificio, pero quedó una barda inconclusa y se incumplió con el mobiliario; además de un transformador de energía y aires acondicionados, porque el Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (IGIFE) argumenta que no hay presupuesto para su equipamiento.

El director Agustín Salmerón Leyva, del turno matutino, dijo que la constructora del IGIFE ya hizo entrega del edificio, “pero desafortunadamente entregaron el puro cascaron, no tenemos mobiliario ni fecha para cuando lo entreguen. Los niños ya se cansaron de tomar clases debajo de los toldos, que en esta temporada de calor es difícil y viene la temporada de lluvias. Por eso optamos por usarlo sin mobiliario y sin luz”.

Debido a que los niños tenían que tomar clases bajo toldos y galeras, que se quemaron el año pasado en un incendio, y ante la falta de respuesta de las autoridades, hoy los niños comenzaron a tomar sus clases sentados en el piso del edificio.

Con pancartas, los niños expusieron que están cansados de tomar clases en galeras y no tener butacas, que quieren su edificio nuevo equipado.

Agregó que han estado buscando respuesta de las autoridades educativas, que argumentan que no hay presupuesto y piden un tiempo para entregar una primera parte, “pero hasta no ver no creer, desgraciadamente ya vienen las lluvias y el IGIFE dice que no tiene recursos, con esta obra que estaba de 8 millones, cuando se inició bajo a 5 millones 400 mil y culminaron con 4 millones 500 mil, no sabemos dónde quedó ese recurso”.

Dijo que el ingeniero encargado sostiene que el dinero sobrante se regresó a la dependencia “y nos dejaron en estas condiciones, afectando a 200 alumnos de ocho grupos, sin mobiliario y sin energía eléctrica”.

Los padres de familia, directivos y maestros, advirtieron que si no hay una solución harán movilizaciones radicales.

Por Francisco Magaña

LEAVE A REPLY