El jefe de Gabinete de Tlapa es detenido por la desaparición y...

El jefe de Gabinete de Tlapa es detenido por la desaparición y el asesinato de Arnulfo Cerón

548
0
SHARE
García Morales y Pichardo García fueron señalados por el mismo Cerón Soriano de tener nexos con la delincuencia organizada en Tlapa y los responsabilizó si algo le pasaba a su integridad por su exigencia de transparencia en el uso de los recursos públicos, obras de infraestructura, fertilizante y comerciantes en el mes de febrero. Foto: Especial vía El Sur

El funcionario, Marco Antonio García Morales, «Tony», fue arrestado cuando salía de un restaurante donde despachaba asuntos del Ayuntamiento de esa ciudad de La Montaña. El dirigente del FPM sacrificado señaló al funcionario y al Alcalde Pichardo García de tener nexos con la delincuencia organizada en Tlapa y los responsabilizó si algo le pasaba.

Chilpancingo, Guerrero, 19 de diciembre.- El jefe de Gabinete del Ayuntamiento morenista de Tlapa, Marco Antonio García Morales, fue detenido por agentes Ministeriales del estado la tarde de ayer por su presunta responsabilidad en la desaparición y asesinato del dirigente del Frente Popular de la Montaña (FPM), Arnulfo Cerón Soriano.

Fuentes del Gobierno informaron que García Morales conocido como Tony fue detenido cuando salía del restaurante Ros-Rossy, uno de los más caros de Tlapa, en la avenida Paseo Celeste, del barrio de San Diego, de ese municipio de la región de la Montaña, lugar que utilizaba para reunirse con diversos sectores de la población que le hacía peticiones y gestiones al saber que era quien decidía lo que se hacía en el Ayuntamiento y no el Presidente constitucional, Dionicio Merced Pichardo García, del partido Morena.

García Morales y Pichardo García fueron señalados por el mismo Cerón Soriano de tener nexos con la delincuencia organizada en Tlapa y los responsabilizó si algo le pasaba a su integridad por su exigencia de transparencia en el uso de los recursos públicos, obras de infraestructura, fertilizante y comerciantes en el mes de febrero.

Luego de reportarse la desaparición de Cerón Soriano el 11 de octubre por sus familiares y el inicio de la movilización de los integrantes del Frente Popular de la Montaña para exigir su presentación con vida, los activistas del FPM los señalaron como probables responsables y con pintas en el Ayuntamiento le pidieron a Pichardo y a Tony que lo entregara.

Arnulfo Cerón Soriano. Foto: Especial.

García Morales y Pichardo García dijeron en redes sociales y medios locales que esos señalamientos eran falsos y que eran ataques de sus enemigos políticos.

Tras días de movilizaciones del Frente, de diversas organizaciones sociales y el acompañamiento del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan para exigir la presentación con vida de Cerón Soriano, se dieron las primeras detenciones de presuntos implicados.

La primera fue la detención de Jorge «N», alias «La Chiva» y días más tarde de otras 12 personas quienes, según las autoridades fueron los autores materiales de la desaparición y asesinato del activista.

Estas detenciones llevaron a encontrar el cuerpo de Cerón Soriano en el lugar conocido como Tres Postes, en la colonia Nueva Esperanza, en la carretera Tlapa-Igualita, en la periferia de la cabecera municipal de Tlapa.

El cuerpo del activista estaba sepultado bajo toneladas de tierra, a unos tres metros de profundidad que requirieron de maquinaria pesada para encontrarlo.

Tras encontrarlo las pintas en el Ayuntamiento de Tlapa cambiaron a “asesinos” Tony y Pichardo de Cerón Soriano.

A partir de ahí, las exigencias fueron por castigo a los responsables materiales e intelectuales y que no se quedara impune la desaparición y asesinato de Cerón Soriano.

Entre esas exigencias estuvieron las de la Oficina en México de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la delegación de la Unión Europea y los jefes de la misión de las embajadas de los estados miembros en México y embajadores de Noruega y Suiza, y organizaciones locales y nacionales de derechos humanos.

Los años de activismo y la incidencia que Arnulfo tiene en Tlapa ha motivado búsquedas ciudadanas para hallarlo con vida. Foto: Antonia Ramírez, El Sur.

En la visita del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador a Tlapa, y ante la manifestación que realizó el FPM con lonas y pancartas en que pedían castigo a los autores materiales e intelectuales en el caso de Arnulfo Cerón, éste dijo que se haría justicia y sabía que estaban detenidos los autores materiales y se tenía que saber sobre los autores intelectuales y que quedara claro que es un gobierno nuevo y no habría impunidad.

Aquí al nombrar a Pichardo García le gritaron asesino, entre los asistentes estaba García Morales y su grupo cercano.

SU LLEGADA A LA ADMINISTRACIÓN DE TLAPA

Según una nota de la Agencia Reforma, García Morales, es presuntamente jefe de una banda de la delincuencia organizada dedicada a extorsionar a comerciantes y empresarios de esa zona de la Montaña.

García Morales fue Presidente Municipal en dos ocasiones en 2005-2008 y 2012-2015 de Alpoyeca por el Partido de la Revolución Democratica (PRD), se le vinculó al grupo Jaguar de Armando Ríos Piter.

En 2015 fue candidato a diputado local por el distrito 27 por el PRD , y perdió.

Era vendedor de frutas en puestos ambulantes de Tlapa y luego se hizo de un local donde instaló su frutería y tienda de abarrotes Super Tony, cuya titular en la facturación es su esposa. En el lugar donde puso su primera tienda también tiene su casa, luego abrió una sucursal y una de mayoreo.

Integrantes del Frente Popular de la Montaña en su conferencia frente al Palacio Municipal de Tlapa para demandar que las autoridades de los tres niveles de gobierno entreguen con vida a su compañero desaparecido, Arnulfo Cerón Soriano . Foto: Antonia Ramírez, El Sur.

Hace unos días abrió otra sucursal en la calle Guerrero y el presidente Pichardo García ha aceptado que García Morales surte la despensa Doña Petra que da como parte de su programa asistencial, porque supuestamente “da más barato”.

Para fines de 2017 dejó el PRD con el actual diputado local, Aristóteles Tito Arroyo con quien trabaja su grupo político en la Montaña al lado del Presidente de Metlatónoc y Atlamajalcingo del Monte.

En 2018, durante el proceso electoral local el partido de Morena lo registró como candidato, “luego de que alrededor de unos cuatro precandidatos le cedieron el espacio por tener recursos económicos para la contienda”.

Así García Morales ostentó la candidatura unos meses, pero le fue impugnada por el Partido del Trabajo por no cumplir con la residencia de cinco años en Tlapa, decisión del Tribunal Electoral Estatal.

Ante esa situación, Morales García puso como titular al actual alcalde morenista de Tlapa Dionicio Merced Pichardo García, quien al ganar la elección le creó la figura del jefe de Gabinete a Marco Antonio García Morales para que figurara en público y quien lo acompaña en todos los actos públicos o lo representa en ellos en su ausencia.

A García Morales, según las fuentes extraoficiales, también se le investiga por el asesinato del abogado y ex comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos en Guerrero (Itaegro) Joaquín Morales Sánchez.

Morales quien fue el que llevó el caso de Marco Antonio García ante el Tribunal Electoral Estatal (TEE) y que resolvió la anulación de su registro como candidato de Morena a alcalde de Tlapa, y quien fue asesinado a tiros por un grupo de sicarios en su casa, la madrugada del 3 de julio en la colonia 5 de Mayo, en Tlapa.

Llevándose computadoras y teléfonos celulares donde podían tener información sobre el caso electoral de García Morales, ya que en la boleta apareció el nombre de Pichardo con el sobrenombre de Tony, lo cual violaba la ley porque no eran la misma persona, según algunas fuentes.

En el Ayuntamiento Tony colocó en lugares claves a sus seguidores y se dice que las autoridades de los pueblos como comisarios o delegados, hacían las peticiones con él porque Pichardo no decidía.

Esta administración morenista se mantuvo pasiva ante la incursión de una supuesta policía comunitaria en Tlapa, a tal grado de que los comunitarios actuaban en conjunto con los agentes de Tránsito o policías municipales.

El Sur

LEAVE A REPLY