El último ataque a una enfermera vino de un taxista, en Acapulco:...

El último ataque a una enfermera vino de un taxista, en Acapulco: le lanzó desinfectante de piso

300
0
SHARE
En Acapulco escupieron a una enfermera en la calle, a otro en Chilpancingo, y a un médico lo sacaron de una comunidad de Taxco, después de haber diagnosticado un caso posible de COVID-19, y el caso mencionado, según dijo la titular del SNTSA. Foto: Jesús Eduardo Guerrero, El Sur.

En Guerrero hay reportes de cuatro casos de agresiones a personal de salud, informa la Secretaria Beatriz Vélez Núñez. Ya son 35 los médicos contagiados de coronavirus, y de ellos nueve son del hospital de El Quemado; todos están en cuarentena.

Chilpancingo, Guerrero, 02 Mayo.- La Secretaria de la sección 36, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA), Beatriz Vélez Núñez, denunció que un taxista de Acapulco arrojó desinfectante de pisos a una enfermera del Hospital General de El Quemado, cuando lo abordó, “como reprochando que lo iba a contaminar de coronavirus, que mejor se bajara”.

En entrevista telefónica, indicó que en Guerrero hay reportes de cuatro casos de agresiones a personal médico. En Acapulco escupieron a una enfermera en la calle, a otro en Chilpancingo, y a un médico lo sacaron de una comunidad de Taxco, después de haber diagnosticado un caso posible de COVID-19, y el caso mencionado. En una declaración en redes sociales, dijo que también hubo una agresión a una trabajadora en Iguala.

En la entrevista, explicó que después de identificar los síntomas del virus en un paciente, el doctor envió información al Hospital General Adolfo Prieto, de Taxco, cuando la gente supo que lo envió para tratamiento por COVID-19 se molestaron porque empezaron a desinfectar y a poner restricciones, que en el pueblo habían dicho que no iban a decir.

Además, informó que el director de Servicios de la Secretaría de Salud estatal, Tomás Patiño Castro, fue dado de alta en el Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, y seguirá la cuarentena por COVID-19 en su domicilio.

Sobre el tema de los médicos, añadió que ya son 35 los médicos contagiados de coronavirus, y nueve son del hospital de El Quemado, todos están en cuarentena.

Añadió que por la mañana, la delegada del hospital le dijo que había otros trabajadores con fiebre, “estamos revisando el caso, para que no se complique”.

Aclaró que no se sabe con precisión la fuente de contagio del personal médico, sin embargo, se estima que en el Triage, el filtro para identificar los síntomas de posible COVID-19, un paciente no habló de sus síntomas y entró al área de Urgencias, donde murió tres o cuatro horas después. Al revisar su tomografía del aparato respiratorio, “tenía los pulmones invadidos” a consecuencia de la COVID-19. Estuvo en contacto con personal sin protección adecuada.

“El problema es que están llegando muchos que sólo manifiestan dolor de cabeza, una cefalea común; nomás de repente llegan al hospital, es lo que señalan, en tres o cuatro horas ya murieron, y era COVID”.

Aclaró que por protocolo nacional, en las áreas de urgencias no se usa vestimenta del área COVID-19, “para ahorrar materiales”, sólo reciben el cubrebrocas modelo N-95.

Detalló que en urgencias a veces usan un N-95 para polvo, que no es el reforzado, tampoco tienen guantes ni batas. Por ello, acordaron que todos los pacientes que lleguen a urgencias en El Quemado, serán tratados como pacientes COVID-19, a fin de que el personal urgencia acceda a toda la protección.

CAMBIO DE ADSCRIPCIÓN PARA APOYO EN LA CAPITAL

Desde el auditorio del Hospital General “Raymundo Abarca Alarcón”, en Chilpancingo, acompañada de los directivos del nosocomio, Vélez Núñez anunció 20 cambios de adscripción inmediata a Chilpancingo, para 20 médicos generales de centros de salud u hospitales comunitarios, para atender exclusivamente pacientes de COVID-19.

En el mensaje que transmitió en Facebook, indicó que los 20 médicos generales, sean de base, homologados o voluntarios, se integrarán hoy mismo al Hospital General Raymundo Abarca Alarcón, de manera voluntaria.

Pidió que desde ese momento avisaran si están interesados, qué está pasando, para asignar horarios de acuerdo con las necesidades del servicio y comenzar los trámites administrativos.

Subrayó que este personal va a respaldar al área COVID-19, “quienes han solicitado cambios de adscripción, pueden ayudar”. Argumentó que los médicos internistas fueron retirados por la Universidad Autónoma de Guerrero.

Por separado, El Sur tuvo acceso a un audio de la semana pasada, del jefe jurisdiccional de la región Centro, Saúl, donde informó que por instrucciones del Secretario Carlos de la Peña Pintos, en los centros de salud sólo se quedará un médico y una enfermera para atender las urgencias y vigilancia de pacientes con enfermedades respiratorias.

Añadió que el personal que se dedicaba a consulta externa deberá cumplir con su horario en el Hospital General de Chilpancingo, “estos médicos que sean incorporados al hospital general, no van a atender pacientes COVID. Ya que todo el personal del hospital se dedicará a pacientes COVID”.

Precisó que los médicos generales de los centros de salud se van a ocupar de la actividad hospitalaria, por lo tanto, cada uno debía enviar nombres de médicos generales que podrían incorporarse al hospital general.

ALTA MÉDICA

Sobre el alta del médico Patiño Castro, cuya cura trascendió a través de un video en redes, la líder sindical informó que es un caso exitoso, ya que el paciente está “clínicamente estable. Se tiene que recuperar, fueron 12 días de fiebre. Tenía problemitas en la última tomografía pulmonar, que ha logrado superar”. Detalló que salió de hospital a las 1:20 de la tarde.

De acuerdo con fuentes extraoficiales, el médico ingresó al hospital el martes, y este miércoles salió.

Por Lourdes Chávez

LEAVE A REPLY