Por inseguridad, Pepsi cierra operaciones en Tierra Caliente

Por inseguridad, Pepsi cierra operaciones en Tierra Caliente

821
0
SHARE

La empresa cerró sus instalaciones en Ciudad Altamirano.

México.- Por motivos de seguridad, la empresa Pepsico-México, suspendió de manera indefinida sus operaciones en la Región de la Tierra Caliente de Guerrero, y cerró sus instalaciones ubicadas en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato. 

La empresa había sorteado los problemas ocasionados por la violencia, al igual que su principal competencia Coca Cola del grupo Femsa, pero tras la intensificación de hechos delictivos y tras 40 años de operaciones, culminó su estancia en la Región. 

Este lunes 70 empleados de sus bodegas en Altamirano fueron liquidados; tras el cierre manifestaron que se debió al hostigamiento de las bandas delincuenciales y la extorsión, lo cual ya ponía en riesgo la integridad de los miembros de este consorcio. 

El pasado 23 de marzo, Grupo Femsa, anunció su salida de Tierra Caliente, luego de una serie de ataques a sus instalaciones y el previo cierre de sus bodegas en Arcelia, ante el cobro de cuota por grupos criminales, que operan con toda libertad por la ausencia de autoridad. 

Desde la semana pasada, la refresquera había anunciado a través de las redes sociales que suspendería el abasto de sus productos; este domingo cerró sus instalaciones, aunque los trabajadores también dieron a conocer que la empresa no hará pública su postura ante este hecho. 

De manera anónima un ejecutivo de la empresa reveló que desde el cierre de Coca Cola sus ventas se habían incrementado de manera considerable, pero las amenazas se intensificaron, por lo que desde hace varias semanas empezaron a recoger el mobiliario de los pequeños negocios, hasta agotar el producto embodegado. 

La medida es irreversible, explicó, y de restablecerse la seguridad podrían regresar, y de no ser así el cierre será definitivo, pues a pesar de llamados a los tres niveles de gobierno, no hallaron respaldo ni garantías, para desempeñar sus actividades. 

El hecho se da en un contexto de extrema violencia en la Región, donde políticos y empresarios han sido secuestrados y asesinados, y los partidos políticos han manifestado la falta de condiciones para realizar campañas, de cara al proceso electoral del 2018.

Apenas el pasado 30 de abril dos tiendas departamentales en Arcelia de la cadena “El Surtidor” fueron saqueadas por órdenes de un grupo criminal, luego de que el empresario se negara a pagar cuota, sustrayendo mercancía por un monto de 35 millones de pesos, ante la mirada de las corporaciones policiacas.

Por BERNARDO TORRES, 12 Junio 2018

LEAVE A REPLY