Asesinan en Chilapa a Ranferi Hernández, exdirigente del PRD

Asesinan en Chilapa a Ranferi Hernández, exdirigente del PRD

401
0
SHARE
Asesinato de Ranferi Hernández Acevedo

Fue calcinado junto a dos familiares; participó en la exigencia de justicia por la masacre de Aguas Blancas.

México.- Ranferi Hernández Acevedo, exiliado en Francia por persecución política tras la matanza de Aguas Blancas en Guerrero, fue calcinado junto a su suegra, esposa y chofer la noche del sábado en el municipio de Chilapa que se ha convertido en una zona brutalmente violenta.

Los reportes internos del gobierno del estado indican que, tras una denuncia anónimo al número de emergencias 911 poco antes de la medianoche, personal de la Policía Estatal acudió al barrio “Amates” de la comunidad de Nejapa, sobre la carretera Chilapa-Ahuacuotzingo encontró una camioneta calcinada.

Se trata de un vehículo Ford Escape con placas de circulación 456-ZAN del Estado de México en cuyo interior había tres cuerpos calcinados.

Al lugar referido llegaron funcionarios del Ayuntamiento de Ahuacuotzingo y familiares del político y luchador social, Hernández Acevedo, quienes confirmaron que uno de estos correspondía a esta persona, los otros dos a su esposa, Lucía Hernández Dircio, y su suegra, Juana Dircio Acevedo.

Sin embargo, se informó que en la camioneta también viajaba el chofer del activista, quien estaría desaparecido.

La mañana de este domingo, familiares y miembros del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al que perteneció hasta 2015, confirmaron la muerte y anunciaron que a las 16 horas sería el sepelio en la cabecera municipal de Ahuacuotzingo de donde era oriundo.

Fueron convocadas organizaciones sociales estatales y nacionales, mientras que por cuenta propia, líderes de la izquierda exigían justicia al gobierno, a través de redes sociales. 

El político y luchador social formaba parte del Grupo “Pro-AMLO”, conformado por ex dirigentes estatales y fundadores del PRD, el cual estaba enfocado en impulsar la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador para el 2018.

Es tío del actual presidente municipal de Ahuacuotzingo, Gerzaín Hernández Casarrubias, así como del anterior, Daniel, de los mismos apellidos. 

El 10 de Noviembre de 1997, el gobierno de Francia concedió a Hernández el estatus de perseguido político y le dio refugio, luego de que se exiliara de México, porque estaba en riesgo su vida por la lucha que encabezó en defensa de las viudas de Aguas Blancas y responsabilizó al ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, como autor intelectual de la masacre de campesinos ocurrida el 28 de Junio de 1995 en la Sierra de Coyuca de Benítez.

Fue coordinador de la Unión de Organizaciones de la Sierra del Sur (UOSS), cuya bandera fue la lucha por la justicia para los 17 campesinos asesinados en Aguas Blancas, además fue uno de los principales personajes en las movilizaciones que lograron la destitución del exgobernador.

El Gobierno de México y de Guerrero lo acusaron de ser uno de los dirigentes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) y en 1995, cuando fue la matanza del vado, era diputado local y copresidente del PRD. 

Ranferi regresó a Guerrero durante el gobierno de René Juárez Cisneros, integrándose de nuevo a las actividades políticas del PRD hasta 2015, cuando renunció de forma definitiva al partido.

El municipio de Chilapa se ha convertido en el más violento de Guerrero, que a su vez es uno de los estados con mayores índices de violencia por la disputa de grupos del crimen organizado y narcotráfico, zona de la Montaña Baja donde buscan el control los grupos conocidos como Los Rojos, ahora los Jefes, y Los Ardillos.

El gobierno ha sido complaciente en esta guerra que ha dejado cientos de desapariciones y asesinatos, incluso se ha documentado a grupos de civiles armados que han privado de la libertad a personas frente a grupos de la Policía del Estado, Federal y el Ejército Mexicano.

La guerra se centra en Chilapa y ha mermado actividades comerciales, escolares y transportes, se extiende a los municipios vecinos de Tixtla, Zitlala y Ahuacuotzingo, donde han sido ejecutados políticos, funcionarios, activistas y un alto número de transportistas. 

El gobierno de Héctor Astudillo lleva cuatro días divulgando un operativo de seguridad en Chilapa a través de sus redes sociales y medios de comunicación, pese a que se ha registrado el asesinado por degollamiento del exalcalde de Zitlala, Francisco Tecuchillo Neri, y ahora, el homicidio de Ranferi Hernández y parte de su familia.

 

Por BERNARDO TORRES / SDPNOTICIAS 15 oct 2017 

 

LEAVE A REPLY