Aspirantes vinculados al narco, entre la clase política priista que recibe a...

Aspirantes vinculados al narco, entre la clase política priista que recibe a Meade en Acapulco

1502
0
SHARE
Olaguer Hernández Flores e Ismael Cástulo Guzmán con José Antonio Meade en Acapulco. Foto: especial

CHILPANCINGO. Gro.- El candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, fue recibido en el puerto de Acapulco por la clase política de la entidad, entre ellos aspirantes a cargos de elección popular de la zona de la Sierra de Guerrero que han sido señalados por sus presuntos nexos con el narco.

Meade Kuribreña realiza una gira de proselitismo en Acapulco y Chilpancingo donde sostendrá encuentros con militantes del PRI y sus candidatos al senado, diputaciones federales, locales y alcaldías.

A su arribo al aeropuerto de Acapulco, el abanderado priista fue recibido por decenas de jóvenes, dirigentes estatales del PRI y aspirantes a cargos de elección popular, entre ellos el exalcalde de Tlacotepec y exdiputado local, Olaguer Hernández Flores, así como el fundador de la Unión de Comisarios de la Sierra, promotor de la legalización de la siembra de Amapola y actual candidato a la alcaldía de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán.

El 6 de mayo de 2014, un grupo armado irrumpió en un casino de esta capital y se llevó por la fuerza al entonces diputado local del PRI, Olaguer Hernández Flores, quien fue liberado dos días después con huellas de tortura y decidió dejar de hacer vida pública porque presuntamente fue amenazado de muerte “por traicionar” a uno de los dos grupos delictivos que se disputan la plaza de Chilpancingo, informaron fuentes oficiales en ese entonces.

Ahora, el también exalcalde de Tlacotepec, reapareció luego de que fue postulado nuevamente para contender por la diputación local del Distrito 19 con cabecera en el municipio de Heliodoro Castillo.

Por su parte, el actual candidato del PRI a la alcaldía de Leonardo Bravo (Chichihualco), Ismael Cástulo Guzmán, fue amenazado de muerte y vinculado con el narco en enero de 2017 por el grupo delictivo denominado Los Jefes.

En ese entonces, en el poblado de Xochipala, municipio de Eduardo Neri, considerado como la puerta de la región Centro que conecta con la Sierra, aparecieron mantas donde una banda delincuencial acusó a Cástulo Guzmán y otros comisarios de esa franja de estar al servicio del Cartel del Sur que dirige presuntamente el narco identificado como Isaac Navarrete Celis “El Señor de la I”, refieren informes oficiales.

Incluso, en abril de 2016, Ismael Cástulo participó junto con otros comisarios y más de tres mil pobladores de la Sierra, así como trasportistas de esta capital encabezados por su dirigente Servando Salgado Guzmán, en un bloqueo en la autopista del Sol para exigir al gobierno del priista Héctor Astudillo Flores la reactivación económica de esta zona colapsada por el narco y regular el sistema de transporte público en la entidad, a través de la creación de una secretaría enfocada en los temas específicos de la Sierra y del instituto del transporte en la entidad.

En respuesta, policías federales y estatales desalojaron a los manifestantes y detuvieron a más de 40 activistas, entre ellos el excomisario de Los Morros, Ismael Cástulo. Todos fueron acusados de delitos como sedición, motín y ataques a las vías de comunicación.

En ese entonces, el gobernador Astudillo justificó la acción policiaca argumentando que la protesta estaba encabezada por el narco y su propósito no tenía relación alguna con demandas de tipo social.

 

Por EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

LEAVE A REPLY