“Chocan” Astudillo y alcalde con licencia de Chilpancingo por desfalcos y presunta...

“Chocan” Astudillo y alcalde con licencia de Chilpancingo por desfalcos y presunta infiltración del narco

886
0
SHARE
Leyva y Astudillo durante la inauguración de una primaria en enero de 2017. Foto: José Luis de la Cruz

CHILPANCINGO. Gro.- El gobernador Héctor Astudillo Flores, y el alcalde con licencia de Chilpancingo, el priista Marco Antonio Leyva Mena, mantienen una confrontación verbal por el caso de la policía municipal investigada por sus presuntos nexos con el narco y la desaparición de siete jóvenes a finales del año pasado en la capital.

El edil priista afirmó que el mandatario estatal recomendó a Esteban Espinosa Montoya como secretario de Seguridad Pública de Chilpancingo, cargo que ocupó desde mediados de 2015 al 19 de enero pasado, a pesar de que había reprobado los exámenes de control y confianza, y actualmente se encuentra prófugo.

En el noticiero estelar de Televisa, Marco Leyva dijo que durante la campaña de Astudillo, Espinosa Montoya se desempeñó como jefe de escoltas de la esposa del mandatario estatal y actual presidenta del DIF estatal, Mercedes Calvo Elizundia.

Además, Leyva Mena señaló que se separó del cargo el pasado 16 de octubre porque mantiene “diferencias personales” con el gobernador Astudillo.

En respuesta, Astudillo Flores reconoció que el exjefe policiaco de Chilpancingo, investigado por sus presuntos nexos con la delincuencia y la desaparición de siete jóvenes -dos de los cuales aparecieron ejecutados, dos más siguen desaparecidos y tres fueron encontrados vivos con huellas de tortura-, fue su “colaborador” durante la campaña.

No obstante, negó que el expolicía federal se haya desempeñado como jefe de escoltas de su esposa, la actual presidenta del DIF, y dijo que él no impuso a Espinosa Montoya.

También, Astudillo minimizó el caso del actual escolta de su esposa Mercedes Calvo, un personaje de negro historial identificado como Sergio Ramírez Olalde, quien fue detenido y procesado por delincuencia organizada cuando fungía como comandante de la Policía Municipal en la ciudad de Corregidora, en el estado de Querétaro en 2001.

Al respecto, el gobernador dijo que él y su esposa “no han hecho nada malo” y que por eso están tranquilo.

Además, el gobernador rechazó que tenga un problema directo con el alcalde con licencia de Chilpancingo, pero acusó a Leyva Mena de provocar un desfalco en las finanzas del ayuntamiento capitalino.

“Chilpancingo tiene un quebranto financiero sin precedente en su historia y el responsable es Marco Antonio Leyva y él tiene que responder frente a las instancias fiscalizadoras”, expresó Astudillo ayer en entrevista con reporteros en Acapulco.

El mandatario consideró que las declaraciones de Leyva Mena, en cadena nacional de televisión, son un distractor por el desfalco financiero en el ayuntamiento de Chilpancingo.

Dijo que Leyva Mena pidió licencia al cargo, además del desfalco, por “la ingobernabilidad que provocó con sus desentendimientos, sus ausencias y sus omisiones”.

Enseguida, remató: “esos son asuntos totalmente diferentes a temas con mi señora esposa”.

Mientras el gobernador Astudillo y el alcalde con licencia Marco Leyva mantienen una confrontación verbal pública para evadir su responsabilidad en el caso de la presunta infiltración del narco en la policía municipal de Chilpancingo, los índices de criminalidad no paran en la capital y el resto de la entidad.

POR EZEQUIEL FLORES CONTRERAS, 0

LEAVE A REPLY