Cierran escuelas en la zona rural de Chilpancingo por enfrentamientos armados

Cierran escuelas en la zona rural de Chilpancingo por enfrentamientos armados

414
0
SHARE
Elementos de la UPOEG en la Sierra de Guerrero. Foto: José Luis de la Cruz

CHILPANCINGO. Gro.- La confrontación armada que mantiene la guardia comunitaria de la UPOEG con el grupo criminal de Los Ardillos, ha provocado la suspensión de clases en escuelas de todos los niveles educativos de siete comunidades ubicadas en el valle de El Ocotito, zona rural del municipio de Chilpancingo.

Desde hace cuatro días, se ha registrado el cierre gradual de centros educativos en las comunidades de Acahuizotla, Palo Blanco, Mohoneras, Buena Vista de la Salud, Cajelitos, El Ocotito y Rincón de la vía, tras los enfrentamientos entre ambos grupos armados que comenzaron el domingo 26, informaron autoridades municipales.

El saldo de la batalla entre la UPOEG y Los Ardillos por el control del valle de El Ocotito, zona donde el Ejército ha desmantelado laboratorios para procesar heroína y droga sintética, ha dejado un saldo de dos civiles muertos, dos más heridos, así como el decomiso de armas, granadas y camionetas blindadas donde se desplazan comunitarios y delincuentes.

Al respecto, el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien prometió orden y paz durante su campaña, ironizó sobre los grupos de autodefensa que asumieron el control de la seguridad en esta franja de la entidad ante el vacío de autoridad.

“¿Y los que pregonaban que brindaban seguridad, dónde están?”, cuestionó y luego remató:

“Hay un conflicto entre dos grupos que, sin duda, está urgiendo la responsabilidad de la Federación y vamos a ir porque es nuestra responsabilidad”, indicó el mandatario consultado sobre el tema.

Sobre el número de escuelas cerradas y la población estudiantil afectada por la narcoviolencia en el valle de El Ocotito, Astudillo dijo que en estos días realizarán un balance en la zona para determinar los efectos negativos en el sistema educativo de esta zona.

Por su parte, el comandante de la UPOEG, Ernesto Gallardo confirmó la batalla que libran contra el grupo de Los Ardillos y anunció que desde ayer se desplegaron guardias comunitarios procedentes de la región de Costa Chica para reforzar la seguridad en las comunidades del valle de El Ocotito.

Las siete comunidades del municipio de Chilpancingo que son disputadas por la UPOEG y Los Ardillos, se localizan al sur de la capital de la entidad sobre la transitada carretera federal México-Acapulco, donde existen retenes de comunitarios en una franja de al menos 50 kilómetros.

Informes oficiales del gobierno estatal refieren que la confrontación protagonizada por la autodefensa de la UPOEG, aliados del cartel del Sur y la comunitaria de Petaquillas, vinculada con el grupo criminal de Los Ardillos, tiene como objetivo el control de la zona de producción y trasiego de heroína que abastece el mercado ilegal de drogas en el país y los Estados Unidos.

 

 

POR EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

LEAVE A REPLY