En Guerrero, los jóvenes y más pobres se organizan para ayudar a...

En Guerrero, los jóvenes y más pobres se organizan para ayudar a damnificados del sismo

256
0
SHARE
Centro de acopio en Xochistlahuaca, en la región de la Costa Chica. Foto: Manuel de Jesús Valtierra

CHILPANCINGO, Gro.- Mientras el gobernador Héctor Astudillo Flores recorre junto con su operador financiero, el empresario constructor Luis Mácara Hernández, las zonas afectadas por el sismo, decenas de estudiantes y los más pobres de la entidad se organizan para ayudar a los damnificados.

Jóvenes entusiastas han “tomado” las calles, planteles escolares, plazas públicas y comerciales de diversos municipios de las siete regiones para instalar centros de acopio de víveres que serán enviados a las personas que resultaron afectadas por las intensas lluvias y el sismo del pasado martes 19.

La solidaridad y el ánimo de ayudar se ha extendido en todos los rincones de la entidad. Es el caso del pequeño poblado indígena ñomndá (Amuzgo) Cruz Podrida, enclavado en la parte serrana del municipio de Xochistlahuaca, en la región de la Costa Chica.

En ese lugar marcado por la marginación, el rezago y la pobreza, Criscelda Nieves Tapia, profesora del jardín de niños El Pequeño Mundo, junto con sus 15 alumnos y autoridades comunales, instalaron un centro de acopio para recolectar víveres y enviarlos a las personas que lo han perdido todo en Guerrero, Morelos, Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Oaxaca y Chiapas.

La localidad ñomndaa de Cruz Podrida no rebasa los 500 habitantes, no cuentan con servicios básicos en las precarias viviendas, su principal actividad económica es el campo y la elaboración de coloridos huipiles tejidos a mano que simbolizan la cultura del pueblo Amuzgo, y en el pequeño centro escolar ni siquiera existen baños, aseguraron en entrevista pobladores del lugar.

La generosidad de los más pobres de Guerrero ante la tragedia que se vive en el país contrasta con la actitud de la clase política y las autoridades estatales, que sólo acuden a los sitios afectados para tomarse la foto.

Y Astudillo y Mácara –señalado como el enlace del gobierno estatal con los constructores que aspiran a ser beneficiados con contratos de obra pública– recorren sin prisa las zonas que resultaron dañadas.

 

 

POR EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

LEAVE A REPLY