Guerrero, primer lugar en extorsión

Guerrero, primer lugar en extorsión

301
0
SHARE

*Robo de vehículos en aumento

*Quinta posición de la tabla general en materia de secuestros, atrás de México, Veracruz, Tamaulipas y Querétaro

* La sangre sigue siendo derramada y los efectos violentos son ya impredecibles

* La iglesia, a inicios del mes de febrero de este año, fecha en que fueron asesinados los sacerdotes

Chilpancingo, Gro., abril de 2018.- Ante la creciente ola de violencia que vive la entidad, el Congreso del Estado busca se retomen los diálogos para dar continuidad con el Pacto de Seguridad en Guerrero, acordando el pleno de la Sexagésima Primera Legislatura, requerir al gobernador Héctor Astudillo le dé seguimiento a dicho compromiso.

En la exposición de motivos de la iniciativa presentada por el diputado Silvano Blanco de Aquino, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Movimiento Ciudadano, aseguró que existe una evidente alza de crímenes violentos, robo de vehículos, extorsiones, secuestros, intimidación y falta de seguridad en los ciudadanos, los 

Refiere además que Guerrero ocupa el primer lugar en delitos como la extorsión; “En relación a la media nacional, que es del 549.53, Guerrero ocupa el octavo lugar en el delito de robo de vehículos. Así que Guerrero tiene el primer lugar en extorsión con relación a la media nacional y va en aumento el delito de robo de vehículos, así como de diversos delitos en el Estado”, precisa el legislador.

Dijo además que “la sangre sigue siendo derramada y los efectos violentos son ya impredecibles, con un alto salvajismo criminal en los albores de una guerra civil, que ha golpeado particularmente las zonas débiles los municipios como son el caso de Iguala de la Independencia, Teloloapan, Chilpancingo de los Bravos, Chilapa de Álvarez, Acapulco de Juárez, Coyuca de Benítez y muchos municipios más.

Lo anterior sin mencionar el último suceso, en el que lamentablemente seis policías perdieron la vida, y por el que el Congreso del Estado, guardó un minuto de silencio en memoria de los uniformados caídos; hecho que evidencia la gravedad de la situación que vive el Estado de Guerrero.

En un documento presentado ante el pleno de la Cámara de Diputados Blanco de Aquino manifestó que la situación no puede continuar así, el salvajismo criminal no puede continuar, tal vez refiriéndose al último grave suceso, del que por ciento circula un video que muestra el salvajismo y odio con el que fueron masacrados los uniformados en el municipio de Zihuatanejo.

Dicha iniciativa analiza con preocupación la violencia e inseguridad que se vive en la entidad; “por lo que es necesario retomar los diálogos del Pacto por la Seguridad en Guerrero con los partidos políticos, empresarios, iglesias, organismos no gubernamentales y otras instituciones, con motivo de buscar mecanismos efectivos y ayudar a revertir la escalada de violencia e inseguridad”.

En la exposición de motivos, el legislador hizo referencia a la pérdida sufrida por la iglesia, a inicios del mes de febrero de este año, fecha en que fueron asesinados los sacerdotes, Iván Añorve Jaimes, párroco de La Sagrada Familia de Las Vigas del municipio de San Marcos y Germaín Muñoz García, párroco de San Cristóbal de Mezcala, ambos asesinados en la carretera Taxco-iguala de la Independencia.  

Ante estos asesinatos de los dos sacerdotes, el Obispo Salvador Rangel, tiene reiteradas participaciones para buscar mecanismos para la paz en la entidad, donde sostiene que el dialogo debe de darse y mantenerse para encontrar soluciones al problema de la inseguridad y la violencia en la entidad. 

Por otro lado en materia de secuestros la entidad ocupa el quinto lugar, superado por México, Veracruz, Tamaulipas y Querétaro, entidades que en el este orden son los primeros lugares en este grave flagelo que azota al país.

En conclusión, el Congreso del Estado decidió, bajo acuerdo parlamentario, hacer un llamado al gobernador del Estado, Héctor Astudillo Flores, “a fin de que retome los diálogos del Pacto por la Seguridad en Guerrero con los partidos políticos, empresarios, iglesias, organismos no gubernamentales y otras instituciones, y así buscar mecanismos efectivos para revertir la inseguridad y la violencia en la entidad”, concluye dicho acuerdo.

Por Alejandro Sotelo O.

LEAVE A REPLY