Pese a tener inmuebles propios, el gobierno de Guerrero “rentó” una bodega...

Pese a tener inmuebles propios, el gobierno de Guerrero “rentó” una bodega para guardar despensas

308
0
SHARE
El gobierno de Guerrero rentó una bodega privada pese a contar con inmuebles propios. Foto: Víctor Mateo

CHILPANCINGO, Gro.- Luego de que trabajadores del gobierno de Héctor Astudillo Flores fueron sorprendidos ayer descargando cientos de despensas y colchonetas en una bodega particular en Chilpancingo, el secretario de Protección Civil estatal (SPC), Marco Mayares Salvador, afirmó, sin presentar pruebas, que el gobierno “rentó” ese inmueble para almacenar la ayuda humanitaria que está llegando a Guerrero para paliar el drama que viven los damnificados por las lluvias y los sismos recientes.

No obstante, el funcionario se negó a mostrar públicamente el contrato de arrendamiento y revelar la identidad del particular que se benefició en el contexto de la tragedia que se vive en la entidad, donde seis personas fallecieron y miles de viviendas resultaron dañadas por los efectos del huracán Max y el terremoto del martes 19.

Tampoco explicó el periodo y el monto de la renta del inmueble que se ubica sobre el bulevar Chilpancingo-Petaquillas, al sur de la capital de la entidad y que se caracteriza por ser un espacio de dimensiones amplias con bardas extensas y un portón metálico, sin referencia alguna de que es utilizado para actividades oficiales del gobierno estatal.

Ello, a pesar de que la SPC y el DIF estatal, cuentan con bodegas propias en Chilpancingo, debidamente identificadas y resguardadas por personal de seguridad, donde se supone que se debe almacenar las despensas y paliativos que el gobernador Astudillo y su esposa, Mercedes Calvo, entregan a personas de escasos recursos en actos oficiales.

La postura de Mayares Salvador se difundió profusamente esta mañana en medios locales, luego de que ayer Apro dio a conocer que trabajadores del gobierno estatal estaban descargando víveres y colchonetas de camiones de la SPC y del DIF estatal, en una bodega particular.

El hecho llamó la atención de ciudadanos que circulaban por la zona, debido a que la descarga de los víveres prácticamente se realizaba en sigilo y en la clandestinidad.

Además, las despensas estaban apiladas en el piso exhibiendo un manejo inadecuado de los productos comestibles destinados a damnificados.

Al respecto, la vocera del DIF estatal, Eliuth Trujillo Sotelo, confirmó que personal del gobierno estatal estaba almacenando despensas y colchonetas en una bodega particular.

La funcionaria dijo que los víveres no eran “ayuda ciudadana”, sino “apoyos” que envió el gobierno federal a través del Fonden para los damnificados y aseguró que la bodega “es propiedad de la SPC”.

La declaración de Trujillo Sotelo contrasta con la explicación del titular de la SPC, Marco Mayares, quien afirmó que el espacio privado donde almacenan despensas para damnificados, “es rentado” por el gobierno de Guerrero.

 

POR EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

LEAVE A REPLY