Protección Civil notificó desde el miércoles a Astudillo de alerta roja por...

Protección Civil notificó desde el miércoles a Astudillo de alerta roja por “Max”

281
0
SHARE

CIUDAD DE MÉXICO.- El subdirector de Atención a Emergencias de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Julio Escamilla Quijada reveló que desde ayer en la noche notificó al gobierno de Guerrero que había alerta roja ante la presencia del huracán “Max” frente a las costas de las entidad.

No obstante, la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores hizo caso omiso de la disposición federal y difundió la alerta hasta la mañana de este jueves cuando el mandatario informó vía Twitter la suspensión de clases.

Lo anterior, lo dio a conocer el funcionario federal durante una conferencia que se realizó en la sede de la Octava Zona Naval en el puerto de Acapulco donde estuvieron autoridades de los tres niveles y militares.

La reunión de evaluación se realizó en la instalación militar debido a que estaba suspendido el servicio de energía eléctrica en la exclusiva Zona Diamante donde se encuentra la sede del ejecutivo, explicó Astudillo.

Al respecto, el mandatario minimizó los daños provocados hasta el momento por el huracán que aún no toca tierra, pero ya ha causado deslaves en carreteras, inundaciones en zonas rurales y urbanas, así como caída de árboles y espectaculares en el principal destino turístico de la entidad.

Por su parte, el subdirector de Atención a Emergencias de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Julio Escamilla Quijada, dijo:

“Desde ayer en la noche entablamos comunicación con el secretario de Protección Civil estatal, Marco César Mayares, para comentarle que el boletín que nosotros emitimos cada tres horas que es el sistema de alerta temprana para ciclones tropicales se cambió de alerta naranja a alerta roja”.

Ello debido a la cercanía de los vientos del huracán a la franja costera de Guerrero, “no tanto por los efectos que nos pudiera generar, ni las afectaciones, ni la cantidad de lluvia, sino por la distancia”, explicó Escamilla Quijada.

El funcionario federal consideró que, desde ayer, las autoridades estatales debieron tomar las previsiones necesarias a partir del alertamiento que emitió la Coordinación Nacional de Protección Civil, organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación.

Estas medidas consisten en hacer la recomendación a la ciudadanía para no salir de sus hogares y habilitar refugios temporales para estar preparados ante el ingreso de personas que habitan en zonas de alto riesgo, indicó.

Minimiza afectaciones

En contraste, el gobernador Astudillo y miembros de su gabinete decidieron acudir por la noche a un festejo castrense realizado en la ciudad de Chilpancingo y emitir comunicados erráticos que solo confundieron a la sociedad.

Fue hasta hoy por la mañana, cuando Astudillo decidió anunciar en redes sociales, la suspensión de clases y emitir la alerta roja que debió declararse desde ayer ante la notificación del gobierno federal.

 

Redacción Proceso, 14 septiembre 2017

 

LEAVE A REPLY