Reportero de “El Sur” responsabiliza a Astudillo de intento de “levantón”

Reportero de “El Sur” responsabiliza a Astudillo de intento de “levantón”

374
0
SHARE
El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores. Foto: Octavio Gómez El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores. Foto: Octavio Gómez

CHILPANCINGO, Gro.- El reportero del periódico El Sur, Ciriaco Zacarías Cervantes, denunció que fue agredido físicamente por un grupo de sujetos armados, quienes intentaron privarlo de su libertad, y de esa agresión responsabilizó directamente al gobernador priista Héctor Astudillo Flores.

“Entendí su mensaje gobernador, espero que su cobardía no llegue a más”, expresó el periodista a través de su cuenta personal de Facebook.

En respuesta, el gobierno estatal, a través de la dirección general de Comunicación Social, exhortó al comunicador a presentar su denuncia formal ante autoridades ministeriales para que se investigue el caso.

 

Mientras, el fiscal estatal Xavier Olea Peláez, a través del mismo comunicado oficial, afirmó que había tratado de comunicarse con Zacarías Cervantes, pero el periodista “no ha tomado la llamada”.

Por su lado, la organización defensora del derecho a la libertad de expresión Artículo 19 emitió un comunicado donde condena el ataque contra el periodista y exhortó a las autoridades del gobierno de Guerrero a que “se abstengan de obstaculizar de manera directa o indirecta la labor de la prensa en la entidad”.

También, hizo un llamado a los funcionarios del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la Secretaría de Gobernación (Segob), para que brinden protección urgente a Ciriaco Zacarías.

“De acuerdo con la gravedad de la tentativa de desaparición y se implementen medidas encaminadas a proteger su vida, libertad, integridad y seguridad”, indicó la organización no gubernamental.

También, exigió a la Fiscalía Especial para la Atención de los Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Procuraduría General de la República (PGR), a investigar de manera técnica, objetiva, imparcial, diligente y exhaustiva las agresiones en cuestión para sancionar a los responsables.

Los hechos

De acuerdo con el comunicado de Artículo 19, Cervantes fue víctima de intimidación y agresiones físicas por parte de siete sujetos desconocidos y armados la noche de ayer, alrededor de las 20:00, en una calle del centro de la capital del estado de Guerrero.

En entrevista con Artículo 19, el comunicador comentó que cuando se dirigía a su automóvil, estacionado en la esquina de la calle Galo Soberón y Parra con el encauzamiento del río Huacapa, se percató de que siete hombres lo esperaban en la contra esquina, todos vestían camisa blanca y llevaban armas de fuego.

Dos de los sujetos se le acercaron antes que el periodista pudiera abrir la puerta de su automóvil, le doblaron el brazo y lo obligaron a agachar la cabeza para que diera las llaves del vehículo. Mientras estaba sometido, pudo escuchar que uno de ellos hacía una llamada telefónica: “¿Nos lo llevamos?”.

Cervantes les dijo que no tenía dinero pero que podían llevarse el auto. “No queremos su pinche dinero”, respondieron los agresores.

Luego revisaron su carro y su cartera y, antes de dejarle libre, le dejaron un ejemplar de ayer de El Sur en el asiento del copiloto, donde aparece una nota firmada por el periodista, en la que se confirma que los cuerpos hallados dentro de una camioneta incendiada en la carretera Chilapa-Ahuacuotzingo son del expresidente estatal del PRD, Ranferi Hernández Acevedo, junto con su esposa, su suegra y su chofer.

Sin decir nada más, le quitaron su celular y se fueron. Cervantes se quedó agachado unos minutos esperando a que los agresores huyeran, después se levantó y abandonó el lugar.

Artículo 19 señala que ha documentado en años previos agresiones contra comunicadores del medio guerrerense El Sur; entre otras, el 24 de agosto se registró el intento de homicidio contra el periodista Alejandro Guerrero.

Otras agresiones se registraron durante la cobertura de protestas sociales, por privación ilegal de la libertad contra una comunicadora del mismo medio, así como presiones contra reporteras por parte de diputados locales para atacar el derecho de reserva de fuentes periodísticas.

A pesar de las medidas presentadas por el gobernador Astudillo, el pasado 24 de mayo, para tratar de proteger a periodistas y garantizar el derecho de libertad de expresión, el estado de Guerrero presenta serias restricciones para la prensa, como lo demuestran las 23 agresiones que se han registrado contra los comunicadores durante el primer semestre de 2017.

Así como el asesinato del periodista Cecilio Pineda en marzo de este año y la privación de la libertad, despojo de equipo de trabajo y amenazas contra siete reporteros en Acapetlahuaya en mayo pasado.

A la par, varias organizaciones y reporteros en la entidad se solidarizaron con el periodista Ciriaco Zacarías y exigieron al gobierno del estado que investigue y esclarezca esta agresión para determinar el origen del atentado y evitar la impunidad en la entidad.

 

POR EZEQUIEL FLORES CONTRERAS

LEAVE A REPLY