David Jiménez Rumbo: NI DINERO NI DISCULPAS PARA #ZEFERINOASESNO

David Jiménez Rumbo: NI DINERO NI DISCULPAS PARA #ZEFERINOASESNO

157
0
SHARE
Conferencia de Prensa de David Jiménez Rumbo
Foto: Marino D. Valdez


David Jiménez “Rambo”, como mejor se conocen al otrora bravucón y pendenciero perredista del famoso Grupo Guerrero, señalado en 2014 por Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, el ex líder de Los Caballeros Templarios de Michoacán, como guarida de políticos vinculados al narcotráfico, casi lloriquea hoy por la sentencia del TSJ favorable a Zeferino Torreblanca Galindo, a quien tendrá que pagar 5 millones 734 mil pesos por el “daño moral” ocasionado tras acusarlo de ser el “asesino intelectual” de Armando Chavarría Barrera, exsecretario general del gobierno de Torreblanca y expresidente del Congreso de Guerrero, asesinado la mañana del jueves 20 de agosto de 2009.

Jiménez había obtenido una oferta menos costosa de parte de su acusado: “Una disculpa pública”, pero el ex senador y ex diputado perredista se aferró a tener pruebas que nunca presentó, aunque insiste que “Zeferino es un asesino”.

Este martes, en conferencia de prensa y acompañado de su esposa e hijos, quizá para dar fuerza a sus argumentos de que le quieren robar su patrimonio y dejar en la indefensión y el desamparo económico a su familia, David Jiménez advirtió que buscará otras alternativas para rebatir la resolución del TSJ y los corruptos jueces que emitieron la sentencia: Alberto López Celis, presidente del Tribunal, Julio Ortega Vega, Rafael Fernando Sadot y Julio Lorenzo García, a quienes pidió al Presidente de la República mandar investigar.

No obstante, dejó claro que tampoco ofrecerá disculpa pública alguna porque es “un guerrerense bien nacido” y porque “tiene dignidad”, la cual le impide desdecirse de sus dichos…no obstante que la millonaria sanción ¡hasta lo bravucón le quitó!

¿JUICIO EXPRESS?

Mención especial merece la denuncia del exprocurador Alberto López Rosas, quien en abril de 2011 informó que el expediente sobre el homicidio de Chavarría (BRA/SC/02/1751/2009) se hallaba desaparecido. “Tampoco se hallaron evidencias de que la (ex)PGR haya atraído el caso”, precisó.

El último informe que se tuvo de dicho expediente fue que “un agente del Cisen”, cuya identidad no fue revelada, en febrero del 2011, se introdujo a la casa del exfiscal para Delitos Graves de la Zona Centro, Jesús Miranda Rodríguez —quien se dio a la fuga luego del supuesto hurto—, y se lo robó.

Si ese dato desempolvado el 15 de agosto de 2015 por la revista Proceso es correcto, nadie ha preguntado qué hacía ese expendiente en casa del exfiscal regional y por qué no se presentó a las autoridades al ladrón “plenamente identificado” pero del cual se reservó su nombre para no “entorpecer las investigaciones”, pese a que el entonces procurador López Rosas aseguró haber interpuesto una denuncia ante la Agencia Especializada para la Atención de Delitos Cometidos por Servidores Públicos, dependiente de la PGJ del Estado, luego de que no hubo respuestas del exprocurador sustituto en el gobierno de Torreblanca, David Augusto Sotelo Rosas, ni del ex subprocurador para Delitos Graves, Albertico Guinto Sierra, al oficio PGJE/DCRPP/347/2011 donde a ambos funcionarios se les requería informe detallado del paradero del expediente y cuya respuesta escueta de Guinto Sierra fue que “quedó en manos de la Fiscalía Regional Centro”.

Si este argumento es válido, también lo es preguntarle al TSJ y su presidente y jueces que dictaminaron a favor de Zeferino Torreblanca, ¿con base a qué expediente juzgaron a Jiménez Rumbo?

 

Acapulco Press
www.acapulcopress.com

LEAVE A REPLY