“Salinas es el padre de la desigualdad moderna. Pero no hablo más....

“Salinas es el padre de la desigualdad moderna. Pero no hablo más. Amor y paz”: AMLO

177
0
SHARE
Andrés Manuel López Obrador durante su participación en la 59 Semana Nacional de la Radio y la Televisión. Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, dijo la noche del jueves que no está en desacuerdo con los empresarios de México, que se lleva bien con ellos, pero no con ese puñado que quiere mantener privilegios a costa del sufrimiento de millones de mexicanos.

Parece una paradoja, expuso, pero los que en el discurso piden Estado de derecho, son los más tenaces en violarlo. No quieren Estado de derecho sino Estado de chueco, afirmó en un encuentro con periodistas en el programa Tercer Grado” de Televisa.

La gente ya no quiere esto, insistió, han abusado de la corrupción y los negocios que se hacen en la cúpula. Los que hacen esos jugosos negocios, al amparo del poder público, claro que no quieren el cambio… los comprendo, dijo AMLO.

Ciudad de México, 4 de mayo.- “Salinas es el padre de la desigualdad moderna. Pero no hablo más. Amor y paz”, afirmó Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia de la República, al ser entrevistado en el relanzamiento del programa Tercer Grado, de Televisa.

El comentario de AMLO surgió como respuesta a las preguntas de seis periodistas, sobre su reciente desencuentro público con un grupo de empresarios a los que él considera como los orquestadores de una campaña sucia en su contra, tal y como pasó en 2006 y 2012, cuando él también participó como candidato presidencial.

Sobre el desplegado que se publicó ayer en varios periódicos de circulación nacional por un grupo de hombres de negocios en México, y que fue titulado “Así no”, el candidato dijo que es un puñado que se ha beneficiado al amparo del poder público y a costa del sufrimiento de los mexicanos.

Ese mismo grupo, añadió, fue el que “nos robó” la Presidencia en 2006 y ahora lo estamos padeciendo, porque se convirtió al país en un cementerio.

 

Ahora ese grupo, insistió, como si no hubiese pasado nada, conspira en contra de que México haya una auténtica democracia, y lo que estamos planteando es que vayamos a una contienda limpia.

La propuesta es que se acaben los privilegios, afirmo el candidato de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Partido del Trabajo (PT) y del Partido Encuentro Social (PES).

“No quieren dejar de robar”, destacó. “Quieren mantener el privilegio de mandar”, agregó haciendo referencia a el nombre de un programa cómico de Televisa, donde se parodia a los candidatos presidenciales, incluido él mismo.

De todas formas, aclaró, no va a haber persecución sino tolerancia.

Joaquín López Dóriga insistió en el tema y leyó al candidato un párrafo sobre los señalamientos de los empresarios aludidos y que se dicen atacados e incluso calumniados por AMLO.

El político tabasqueño respondió que ellos no son todos los empresarios, pero sí son un grupo poderoso que mete la mano para violar la Ley electoral. Por ejemplo, dijo, Claudio X. González hijo transmite mensajes en contra de nuestro movimiento.

 

Lo que tienen que aclarar, añadió, es cuánto dinero están aportando a la guerra sucia, que digan si se reunieron o no con Anaya [Ricardo Anaya Cortés], cuánto les han costado los conferencistas que han traído conferencistas de Venezuela para difundir mensajes para atacarnos y muchos asuntos más, como el compararlo con Hugo Chávez, ex Presidente de Venezuela.

–¿Qué piensa de Hugo Chávez y de lo que está pasando en Venezuela?, aprovecharon para preguntarle.

–Pues que fue Presidente de Venezuela, polémico. Yo no lo conocí.

AMLO añadió que él es de los que que piensan que la mejor política exterior es la interior, pues primero hay que hacer bien las cosas aquí, en México, antes de opinar de otros países.

En un viraje de la conversación se le preguntó: “¿Considera que Elba Esther Gordillo es una mujer corrupta?”.

Sí, respondió AMLO. Y añadió que Elba Esther ayudó a que el PAN ganara el poder en 2006, y al final cuando ya no les sirvió la desecharon.

Y a Alfonso Romo, ¿usted lo criticó?, le insistieron.

Es un empresario ejemplar, y sí lo critiqué, dijo. “Yo conozco gente que s esa portado muy mal durante algún tramo de su vida, y luego se reivindica”, añadió.

También hay acusaciones de corrupción sobre Marcelo Ebrard, Bejarano… ¿no está la mafia del poder en Morena?, le insistieron los periodistas.

No, no se pueden comparar con Salinas, respondió.

“Salinas es el padre de la desigualdad moderna. Pero no hablo más. Amor y paz”, afirmó entre risas.

Me dicen que ya no hable la mafia del poder, pero tengo que explicarle a la gente, se tiene que saber para que todo quede claro, agregó.

LA PATRIA ES PRIMERO

¿Por qué no te despediste de los candidatos en el primer debate?, le preguntó Denisse Maerker.

Los respeto a todos como seres humanos, no odio a nadie; so somos enemigos, somos adversarios, expuso el candidato de Moreno, “pero soy heterodoxo en este sentido, trato de ser auténtico, no soy hipócrita. Al final tomé mis cosas y me fui”.

¿Te sentiste agredido?, le preguntaron.

“Normal, ellos iban a cuestionarme, es su papel. Yo creo que estamos enfrentando a un grupo de poder, la mafia, y ellos, esos candidatos, representan, unos más otros menos, con matices, representan a un grupo de poder que nos ha gobernado, y los candidatos del PAN y del PRI, por ejemplo, son parte de ese grupo, nosotros somos diferentes”.

“La Patria es primero”, respondió AMLO cuando le preguntaron por su hermano quien hace años votó por el PRI en Veracruz y el mismo López Obrador lo llamó “traidor”.

Esta es la oportunidad, dijo, para decirles que no le voy a fallar al pueblo, y amigos, compañeros y mis familiares van a tener que actuar con rectitud y si no lo hacen se les va a aplicar la Ley.

¿Le tienes miedo a Andrés Manuel López Obrador?, le preguntó René Delgado,

“No. Mi mayor preocupación es enfrentar la crisis de México, porque está muy descompuesto el país… y ando con imaginación y talento buscando opciones y alternativas, y voy a llamar a la unidad para sacar adelante al país, y con los empresarios”.

¿Cómo reconstruir el tejido social?, le interrogaron.

–Hay quienes no quieren dejar de robar y no quieren dejar de mandar, no tienen llenadera, pero hay muchos empresarios y pueblo de México que están hartos de la corrupción. Y voy a llamar a que nadie se robe el dinero público. Ahí nos vamos a unir.

La unidad se puede lograr convocando al pueblo de México para que pongamos por delante la honestidad.

–Has dicho que esta elección es de cambio de régimen, ¿crees que es también una elección de ira?

–No, eso es lo que están difundiendo, que el pueblo está enojado, y no: el pueblo está feliz, contento, porque están viendo una salida. Pronto, muy pronto, puede haber una transformación y por eso están deseosos de que llegue el primero de julio.

“Y es que se les pasó la mano a los gobernantes para robar, para saquear sin ningún recato, por eso la gente está viendo en nosotros una salida”, añadió.

Parece una paradoja, expuso, pero los que en el discurso piden Estado de derecho, son los más tenaces en violarlo. “No quieren Estado de derecho sino Estado de chueco”.

La gente ya no quiere esto, han abusado de la corrupción y los negocios que se hacen en la cúpula.

“Los que hacen esos jugosos negocios, al amparo del poder público, claro que no quieren el cambio… los comprendo”, dijo AMLO.

Sin embargo, le cuestionaron, el buen ejemplo no es suficiente, porque salieron corruptos de su propio Gobierno en la Ciudad de México.

Lo principal, respondió, es la voluntad política del Presidente.

–¿Y por qué falló en la Ciudad de México?

–Esos casos se castigaron, se aplicó la Ley.

Nuestro pueblo es honesto, continuó, nos han querido meter la idea de que el pueblo es corrupto por naturaleza y no es cierto. Sí creo que si se comienza de arriba hacia abajo se puede combatir la corrupción.

“Soy perseverante, soy terco, soy necio, y ya se me metió que vamos a acabar con la corrupción, y no la voy a permitir ni en mi familia, ni a mis hijos”, afirmó.

Sobre aplicar castigos sobre los casos de corrupción pendientes, AMLO planteó que no se quiere anclar en la persecución política, pero todas las demandas legales que estén en curso se van a continuar, incluido la del caso Odebrecht.

“Lo que no quiero es caer en la simulación, en lo espectacular, meter a la cárcel gente y luego caer en lo mismo, como hizo Salinas como ‘La Quina’”, comentó.

¿Estás proponiendo una Ley de punto final?, le preguntó René Delgado.

–Estoy pensando definir tiempos: a partir del primero de julio que, a partir de ahí, se termine esa etapa de corrupción, pero no se hará a tabla rasa: hay casos que investigar a fondo como el de Odebrecht, los contratos que ha dado Pemex, y Ayotzinapa, porque creo que en lo de Ayotzinapa hay temas que involucran a muchas instituciones y esos se tienen que aclarar para fortalecerlas, particularmente al Ejército.

Sobre la seguridad, AMLO dijo que todos los candidatos tienen una fascinación sobre el uso de la fuerza, la modernización de las policías, etcétera, y eso se logra a mediano plazo, pero los gobiernos del PAN y del PRI no lo han hecho. Lo que vamos a hacer, planteó, es atacar las causas, y mientras tanto el Ejército y la Marina seguirán haciendo su trabajo, pero con coordinación, porque ahora todos están descoordinados.

–Siempre te comparas con Juárez, Madero y Cárdenas, ¿te ves como una héroe? No estás generando una expectativa superior a lo que puede tener el Ejecutivo federal?

–No soy un héroe. Aspiro a seguir el ejemplo de los mejores presidentes de México. Pero apoyado con todos los mexicanos, y con ellos vamos a realizar la cuarta transformación del país y sin violencia.

–¿No temes el fracaso?

–No, vamos a salir bien.

Y añadió: “invito a todos los mexicanos a que juntos hagamos historia. Estamos viviendo tiempos interesantes, a nosotros nos toca la dicha enorme de realizar una transformación, y no tengo la menor duda de que vamos a sacar adelante al país con tres cosas: recursos naturales, pueblo –un pueblo ejemplar, trabajador y el ejemplo son los migrantes– y buen gobierno, algo que no hemos tenido, que nos ha fallado”.

“Este es mucho pueblo para tan poco gobierno”, destacó.

SinEmbargo

LEAVE A REPLY