Fuerzas federales intervienen en Pemex; Segob advierte a Romero Deschamps que no...

Fuerzas federales intervienen en Pemex; Segob advierte a Romero Deschamps que no tolerará robo

170
0
SHARE
El Presidente, esta mañana. Imagen tomada de transmisión en vivo

“Hay información de que en algunas áreas no podía entrar Pemex, la autoridad. Eran áreas reservadas, o estaban conducidas o administradas por trabajadores sindicalizados. Eso ya se resolvió. Se les informó que Pemex y el Gobierno federal iban a cuidar instalaciones estratégicas”, dijo el Presidente, a pregunta expresa sobre si el sindicato de Carlos Romero Deschamps participaba o participa en el robo.

Ciudad de México, 27 de diciembre.– El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que fuerzas conjuntas del Gobierno federal mexicano intervinieron el sistema de monitoreo de Petróleos Mexicanos (Pemex) para detener el robo de combustible, enorme sangría de bienes nacionales. Informó que hay tres funcionarios directamente involucrados, que ya están bajo proceso penal. AMLO presentó esta mañana el Plan Conjunto de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex.

“Los ex directores de Pemex sabían del robo. Pero no tengo pruebas para decir que participaban”, dijo el Presidente mexicano. “Es un gran robo a la Nación”.

Fuerzas de la Marina, del Ejército, de la nueva administración de Pemex y de la Procuraduría General de la República (PGR) participan en el operativo para frenar el robo. Otras dependencias también toman parte de este programa. López Obrador dijo que sólo el 20 por ciento de los combustibles que se roban a Pemex es por medio de “ordeña” de pipas, y el resto es “de arriba”, es decir, desde adentro del mismo Gobierno. El Jefe del Ejecutivo dijo que la ordeña es “sólo una pantalla”.

“Hay información de que en algunas áreas no podía entrar Pemex, la autoridad. Eran áreas reservadas, o estaban conducidas o administradas por trabajadores sindicalizados. Eso ya se resolvió. Se les informó que Pemex y el Gobierno federal iban a cuidar instalaciones estratégicas”, dijo el Presidente, a pregunta expresa de SinEmbargo sobre si el sindicato de Carlos Romero Deschamps participaba o participa en el robo.

Dijo que no ha tenido contacto con Romero Deschamps. Pero la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, sí habló con él y le dijo que “no vamos a tolerar a nadie, fuese de alto nivel o trabajador sindicalizado”. Carlos Romero Deschamps ha sido acusado de corrupción. López Obrador ha prometido, varias veces, que el sindicato tendrá democracia interna.

“Muchas empresas, cuando trabajaban en una obra, compraban combustible robado. Estoy llamándolos a que eso no se haga. En las grandes obras había depósitos en donde se vendía diesel y gasolina baratos. Se hacía de manera abierta, descarada”, dijo.

El titular de la Secretaría de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González, especificó que en el plan conjunto participan 15 instituciones del Gobierno federal. Informó que Ejército y Marina han establecido vigilancia en 58 instalaciones consideradas como estratégicas. Entre ellas se encuentran seis refinerías, 39 terminales de despacho y almacenamiento, estaciones de rebombeo y el Centro de Control México. Añadió que dentro del plan se identificaron puntos como controlar acceso a instalaciones, vigilar el cuarto de control y los tanques verticales.

El encargado del despacho de la Procuraduría, Alejandro Gertz Manero, dijo que el robo de combustible “se manejaba desde adentro” y no desde afuera. Estableció que “había un grupo de individuos que estaban a cargo de este sistema”, quienes ya son investigados por las instituciones de seguridad del país. Agregó que por lo menos tres personas son las investigadas por la sustracción de la gasolina.

“Es una fuga de dinero público, es un robo a bienes de la nación, al dinero de todos los mexicanos; es un robo que el año pasado significó en términos generalas una pérdida para Pemex del orden de 60 mil millones de pesos”, dijo el Presidente. Aseguró que con el monto perdido este año, se alcanzaría para financiar el 40 por ciento de una refinería y con las pérdidas de tres años se podría pagar una refinería nueva. “Por eso vamos a combatir este robo y adentro de las instalaciones de Pemex […] Son huachicoleros de abajo y huachicoleros de arriba”, dijo.

López Obrador indicó que el año pasado se robaron diariamente más de 600 pipas, que se estiman eran de 15 mil litros cada una, lo que representa una cantidad de alrededor de 200 millones de pesos diarios. “Si pensamos en 600 pipas diarias, pues no estamos sólo hablando del llamado ‘huachicol’, la ordeña de ductos: estamos hablando de un plan que tiene vinculación al interior del gobierno y que se apoya en un sistema de distribución de combustibles; porque no es fácil, distribuir y vender 600 pipas diarias de gasolina”.

El Presidente dijo que había algunas áreas dentro de Petróleos mexicanos eran administradas por trabajadores sindicalizados y por ende no se podía tener acceso a ellas. “Hay información de que un algunas áreas no podía entrar Pemex, la autoridad, porque eran áreas reservadas o estaban conducidas, administradas por trabajadores sindicalizados, pero eso ya se resolvió, nadamos se les informó a los dirigentes sindicales que Pemex y el Gobierno federal y las Fuerzas Armadas iban a cuidar instalaciones estratégicas. En este plan no hay ninguna zona reservada ni ninguna área donde no se pueda intervenir”.

López Obrador informó que dos área fueron intervenidas en la primera etapa de este plan y dijo que la zona centro del país es en donde se registran más robos. “Un área que se intervino fue la de monitoreo porque se comprobó que se estaban violando la normas hay un sistema para conocer la presión de los autos y hubo un día en que no se procedió a cerrar válvulas. Otro hecho es de que se detuvo a un transportista que entraba y salía a una refinería. Lo demás no podemos darlo a conocer porque están abiertas las investigaciones”.

López Obrador aseguró que desde sexenios pasado se sabía del robo de combustible en Pemex pero las administraciones pasado hicieron caso omiso. “Desde hace tres sexenios sabían del robo, pero desde el 2000-2003 se aceptaba que se robaban 12 mil millones de pesos y ahora estamos hablando de más de 60 mil millones de pesos, es decir, ha ido creciendo sin que se haga nada”.

Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, explicó que el promedio diario de combustibles ascendió a 30 mil millones en 2016; 50 mil millones en 2017 y alcanzó a 66 mil millones de pesos en 2018. Indicó que desde el pasado 20 de diciembre se inició este plan conjunto para el combate al robo de hidrocarburos y se intervino el sistema de control de ductos de Pemex; hubo una intervención, el día 20, hubo una remoción de funcionarios que fueron consignados ante las autoridades.

Oropeza señaló que el 21 de diciembre de este año se realizó una operación al interior de Pemex, que incluyó remoción de funcionarios e intervención en el sistema de control de ductos, y se observó una reducción en el robo de combustibles. “Se observa claramente que el 21 de diciembre de 2016 se robaron 78 mil barriles, en el 2017 fueron 70 mil, y este año, ya después de la intervención, fueron 43 mil. El día 22 de diciembre, repitiendo el mismo comparativo, observamos que en diciembre de este año fue el día que menos combustible se robaron en este día”.

En días pasados, el Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que “se rayaban” con Petróleos Mexicanos (Pemex), “era una exageración” la corrupción que ahora tiene a la empresa en crisis. Durante la presentación del Plan Nacional para la Producción de Hidrocarburos, aseguró que por la corrupción se está hundiendo el país. Con lo que dejaron, agregó, y con un recto proceder, vamos rescatar a nuestro querido México y a la industria petrolera nacional. El tabasqueño afirmó este sábado en Ciudad del Carmen, Campeche, que no hace falta puntualizar más sobre los errores y el fracaso de la política petrolera del Gobierno anterior. Ahora, añadió, hay que ver hacia adelante.

Por Shaila Rosagel

LEAVE A REPLY