Los cabos sueltos de Lozoya en Suiza y Alemania

Los cabos sueltos de Lozoya en Suiza y Alemania

330
0
SHARE
Emilio Lozoya. Foto: Benjamín Flores

Documentos de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda aclaran la fórmula que Emilio Lozoya, hoy detenido en España, utilizó para recibir sobornos de las empresas Odebrecht, Altos Hornos de México y OHL. El entramado del exdirector de Pemex, de acuerdo con declaraciones de testigos e investigaciones de la autoridad, tiene unas líneas que llevan al expresidente Enrique Peña Nieto y otras que llegan hasta Suiza y Alemania.

Una firma suiza y un par de ciudadanos alemanes ligados a Emilio Lozoya Austin llevaron a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a encontrar el vínculo de las millonarias transacciones financieras realizadas por Odebrecht, Altos Hornos de México y OHL que habrían ido a parar a los bolsillos del exdirector de Pemex.

Se trata de la empresa Henze & Partner AG que sirvió de enlace con el primer fondo de inversión creado por Lozoya en 1995 (JF Holding SA) y que el hoy preso en España utilizó para ocultar su relación formal con la empresa Zecapan SA, revelan documentos internos de la UIF, cuyas copias tiene Proceso.

Luego de nueve meses prófugo, el exdirector de la empresa productiva del Estado fue detenido el miércoles 12 en Málaga, España. Los cargos del gobierno mexicano en su contra –delincuencia organizada, lavado de dinero y cohecho, por lo cuales se giró su orden de aprehensión en mayo de 2019– resultan de intrincadas operaciones financieras en las que se entrecruzan casos de soborno de Odebrecht, Altos Hornos de México y fraudes cometidos por la empresa española OHL.

El operador visible de los contratos que recibieron estas tres empresas es Lozoya. Sin embargo, el abogado Paulo Díez Gargari, quien desde hace tres años ha denunciado el caso de OHL, señala al expresidente Enrique Peña Nieto como “el más grande corrupto en toda esta trama y quien anda escondido”. A su vez, Javier Coello Trejo, abogado de Lozoya, ha sostenido que su cliente “no se mandaba solo”.

No obstante, Lozoya rechazó en 2017 haber sido corrompido por Odebrecht o recibir sobornos de Altos Hornos, menos aún, dijo, estar vinculado a las empresas en las que se habrían depositado los presuntos pagos ilegales. Pero la UIF descubrió otra historia…

Las pesquisas

En sus investigaciones, la UIF, que encabeza Santiago Nieto Castillo, encontró el vínculo que une a Lozoya con Odebrecht, OHL y Altos Hornos. Se trata de la firma Henze & Partner AG y de los ciudadanos Gerhard Henze (de Alemania), Hubert Patz (Suiza) y Haas Thomas (Alemania). El primero es el presidente de la empresa y los dos últimos, miembros de su consejo.

Patz, quien aparece como “firmante”, y Henze, “firmante y beneficiario” de la empresa Zecapan SA radicada en las Islas Vírgenes Británicas, son el punto fino que la UIF detectó y que es parte de la denuncia porque a Zecapan –y a otra firma que se llama Asia Capital– le fueron depositados 10.5 millones de dólares entre 2012 y 2014, para Emilio Lozoya, producto de sobornos, según delatores y exfuncionarios de Odebrecht en Brasil.

Hasta ese punto pareciera que Emilio Lozoya no tiene ningún vínculo con Zecapan, como él mismo aseguró en la conferencia de prensa realizada en 2017. Sin embargo la UIF siguió rastreando.

La unidad dependiente de Hacienda halló que Henze tiene 30% de las acciones del fondo de inversión que Lozoya creó en 1995 bajo el nombre de Cormus Holding y que después cambió a JF Holding SA. Otro 28.7% de las acciones de ese fondo está en manos de la firma Tochos Holding Limited, también radicada en Suiza.

En su declaración patrimonial del 10 de enero de 2013, Lozoya notificó al gobierno mexicano que fue “director general y cofundador” de JF Holding SA. Este fondo fue dado de alta en Luxemburgo.

El también ciudadano alemán Hass Thomas forma parte de JF Holding y de Henze & Partner Ag, ésta última firma está ligada a Zecapan SA, la cual tiene como beneficiario a Henze.

De acuerdo con lo descubierto por la UIF, el fondo de inversión creado por Lozoya (JF Holding) cuenta con dos accionistas visibles: Henze, con 30% de acciones, y Tochos Holding Limited, con 28.7%.

Por JESUSA CERVANTES, 15 Febrero 2020

LEAVE A REPLY