Como “La Efectiva” de Eruviel o la “Tarjeta Rosa” de Del Mazo,...

Como “La Efectiva” de Eruviel o la “Tarjeta Rosa” de Del Mazo, Meade también repartirá su tarjeta

376
0
SHARE

El candidato a la Presidencia de la República José Antonio Meade Kuribreña hará uso de las cuestionada tarjetas en su campaña, así como de un certificado de compromisos firmados por él.

El abanderado del PRI recupera la estrategia usada recientemente por el partido tricolor en el Estado de México, cuando su ahora vicecoordinador Eruviel Ávila Villegas era mandatario de esa entidad y quien también usó la tarjeta “La Efectiva” para convertirse en Gobernador en 2011.

El uso de los plásticos ha sido criticado por autoridades electorales y analistas al considerarlos como dádivas que pueden coaccionar el voto y que, por tanto, minan la calidad de la democracia mexicana.

Ciudad de México, 4 de abril.– Las brigadas de apoyo a José Antonio Meade Kuribreña entregarán tarjetas a los ciudadanos como parte de su estrategia de campaña “Avanzar Contigo”.

Y aunque Meade aseguró que no son tarjetas bancarias, la entrega de documentos similares fue usada por los candidatos del PRI en anteriores elecciones: Alfredo del Mazo Maza entregó el año pasado la “Tarjeta Rosa” en la elección a Gobernador del Estado de México, o “La Efectiva”, que dio Eruviel Ávila en su campaña para Gobernador de 2011.

Los plásticos vendrán acompañados de certificados de compromiso firmados por José Antonio Meade, que recuerdan el método utilizado por Enrique Peña Nieto: “Te lo firmo y te lo cumplo”, que lo encumbró al Gobierno mexiquense en 2005 y la Presidencia en 2012.

Ayer, Meade explicó que el programa consiste en hacer que cada persona cuente con los apoyos que necesite para lograr sus metas, por lo que “se meterán ‘hasta la cocina’ en los hogares para hablar con el jefe de familia que pide capacitación para el trabajo, el joven que requiere una beca para terminar sus estudios o el adulto mayor que necesita accesibilidad del transporte público”.

Meade Kuribreña informó que sus brigadas realizarán una encuesta a los ciudadanos, donde vendrá pegada la tarjeta y un certificado firmado por él.

“Este certificado es el certificado de un nuevo compromiso entre tú y yo, un compromiso que voy a honrar cuando, con tu apoyo, ganemos juntos la presidencia de la república. […] Este documento es mi pacto contigo, en el que establezco mi firma y pongo mi palabra garantizándote que atenderé lo que has perdido”, reza el documento.

La encuesta –según el candidato– intenta conocer las necesidades que tienen los ciudadanos. Ejemplo: “una beca para estudiantes” o “apoyo económico para el adulto mayor”.

Además, el plástico que se entrega está foliado y el formato de la encuesta obliga al interesado a dar datos personales (nombre, correo electrónico y número celular).

El ex Secretario de Hacienda ayer presentó en Culiacán el programa y al final del evento fue cuestionado por los medios de comunicación respecto a la entrega de las tarjetas “Avanzar Contigo”.

-¿No se corre el riesgo de que con la entrega de esta tarjeta con un folio la gente crea que va a recibir algo?, se le preguntó.

 

– “No es una tarjeta bancaria, es lisa y llanamente la certificación de que ayudó a contestar las preguntas para saber cuáles son sus necesidades. Está bien diseñado el formato, es llanamente una encuesta y no genera más percepción que la necesidad de conocer exactamente la necesidad y mandar la señal de que la atención va a ser cercana y personal”.

El anuncio de estos recursos se da en medio de los sondeos que lo colocan en tercero o segundo lugar y en la mayoría de ellos muy por debajo del puntero Andrés Manuel López Obrador. El promedio de encuesta de Bloomberg señala que el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” alcanzó su nivel más alto desde diciembre con 43.70 por ciento de la intención del voto, el panista Ricardo Anaya se ubicó en segundo con 23.10 por ciento, Meade Kuribreña con 20 por ciento, y la independiente Margarita Zavala alcanzó el 11.70 por ciento.

El candidato a la presidencia por la coalición “Todos por México”, Jose Antonio Meade, sostuvo un encuentro con militantes mujeres donde realizó el lanzamiento del programa ¨Avanzar contigo¨, en el que se incluye la tarjeta y el certificado de compromiso. Foto: Rashide Frías, Cuartoscuro

EDOMEX, EL EJEMPLO DE MEADE

En febrero pasado, durante el cierre de precampaña del candidato de “Todos Por México” adelantó que así como obtuvo Alfredo del Mazo Maza la gubernatura en el Estado de México, él y su equipo trabajarían “fuerte y con todo para llegar a los Pinos”.

“Hace un año se nos decía que se veía difícil y hace un año, ¿quién ganó en el Estado de México? ¿Y cómo trabajó este priismo para que ganara Alfredo del Mazo? Trabajó fuerte y con todo. Ese triunfo le regresó la tranquilidad al país y le regresó la tranquilidad a los mercados. Inspirados en ese triunfo, el 1 de julio de 2018 vamos a ganar”.

La oposición acusó que en el Edomex se gestó una “elección de Estado”, ante la cantidad de dádivas por parte del Gobierno encabezado por Eruviel Ávila Villegas y el de Enrique Peña Nieto. Durante los meses previos a la elección más importante del año pasado ambas administraciones entregaron laptops, monederos electrónicos, entre otras.

A su vez, Alfredo del Mazo entregó la “Tarjeta Rosa”.

Un recuento de SinEmbargo dio a conocer que al menos desde 2011, los partidos políticos y sus candidatos han hecho uso de tarjetas y monederos electrónicos para incentivar el voto a su favor. Un mecanismo poco perseguido y castigado debido a la ambigüedad de la Ley electoral vigente, aunque visto por autoridades y analistas como una dádiva que puede coaccionar el voto y que, por tanto, minaría la calidad de la democracia mexicana.

En ese periodo, además del PRI, los partidos políticos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM) emitieron 12 tarjetas diferentes que prometieron amplios beneficios a sus portadores.

La última de estas controversias tuvo lugar tanto en Coahuila como en el Estado de México, en el marco de las elecciones intermedias de junio de este año. “Mi Monedero”, “Mi Monedero Rosa” y “Mi Tarjeta de Inscripción”, fueron las cartas utilizadas por el priista Miguel Ángel Riquelme Solís para ganar la gubernatura cohuilense. Y en el Edomex, “La Fuerte” y el “Salario Rosa” del priista Alfredo del Mazo Maza prometían, respectivamente, acceso a programas sociales a varones y mil 200 pesos mensuales a las amas de casa que votaran por él -quien por cierto, se llevó la elección-.

Allá en el norte, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) multó con poco menos de un millón de pesos al PRI, tras determinar que la entrega de dichas tarjetas violó la normatividad, porque a pesar de ser una estrategia de propaganda política, se convirtió en una promesa de dádiva, según las declaraciones del consejero Lorenzo Córdova.

Sin embargo, estos mismos argumentos no funcionaron en el Estado de México. Allí, las autoridades electorales determinaron que, a diferencia de Coahuila, no hubo un reconocimiento explícito por parte del PRI para conformar un “padrón de potenciales beneficiarios”, sino más bien, una invitación para recibir más información acerca de las propuestas del candidato priista. Por ende, se consideró como material de propaganda política.

 

SinEmbargo

LEAVE A REPLY