Elba Esther, dada por muerta… pero temida

Elba Esther, dada por muerta… pero temida

248
0
SHARE

La semana pasada el nombre de la maestra Elba Esther Gordillo retumbó en el entorno del aspirante presidencial José Antonio Meade. Y aunque los medios registraron los movimientos de la exlideresa del SNTE y el acercamiento de su familia a Andrés Manuel López Obrador, los operadores y aliados de Meade intentan minimizar estas señales: es el caso de Aurelio Nuño, coordinador de campaña, y del presidente de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, quien celebra que los “negativos” elbistas hayan abandonado este partido.

CIUDAD DE MÉXICO .- Días antes de que José Antonio Meade rindiera protesta como candidato presidencial de la coalición Todos por México, el nombre de la maestra Elba Esther Gordillo y su familia retumbó en su cuartel de guerra. De acuerdo con fuentes del PRI consultadas por Proceso, ello provocó incertidumbre ante la probable fuga de los poco más de 2 millones de votos de los maestros afiliados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) –muchos de los cuales se fueron con López Obrador–, que son la base del Partido Nueva Alianza (Panal).

Luis Castro Obregón, presidente de Nueva Alianza y antiguo asesor de la maestra, no sólo minimiza la salida de los elbistas, sino que la celebra al tildarlos de “negativos”.

Según él, López Obrador se está llevando a esos elementos y sólo busca dar nota en los medios de comunicación. “Si revisamos los archivos de Nueva Alianza, tenemos muy pocos negativos; tenemos un potencial hacia adelante porque se nos asocia con los derechos de las mujeres. Se están yendo los negativos. Es una depuración natural. Es como cuando le soplan al Diente de León”.

A su vez, Aurelio Nuño, entrevistado el viernes 16 al término de un desayuno de Meade con la prensa, vinculó el nombre de Gordillo con el viejo sindicalismo corporativo.

–¿Les preocupa Elba Esther? –se le preguntó al coordinador de la campaña de Meade.

–¡No! ¡Para nada! Lo que existe en el país es un sindicalismo y un liderazgo moderno, comprometido con los niños, comprometido con los maestros y que camina de una manera muy sólida. (El SNTE) acaba de tener un congreso como pocas veces se ha hecho; hay una gran solidez en el sindicato.

“El sindicato magisterial está con Juan Díaz de la Torre y punto”, sentencia el extitular de la SEP. Y añade: “Se ha renovado muchísimo y está muy comprometido con el cambio y la transformación; por la calidad educativa, por el proceso que hemos vivido con la reforma y con el nuevo modelo educativo, con maestros que hoy, a través de los concursos y las evaluaciones, ganan sus propias plazas.

“Hemos tenido un sindicalismo moderno que ha apoyado este proceso en favor del país y en favor de los maestros. Ese es el liderazgo que existe hoy en el SNTE. No hay ningún otro. Lo demás son temas que están fuera de cualquier orden.”

Asegura que Meade asumió el reto de ganarse la confianza de los maestros porque, dice Nuño, son parte integral de la coalición que los priistas hicieron con el Partido Nueva Alianza, cuya base está en el magisterio.

POR JOSÉ GIL OLMOS , 17 FEBRERO 2018

LEAVE A REPLY