Estados Unidos ha dejado de tener aliados gracias al comercio

Estados Unidos ha dejado de tener aliados gracias al comercio

278
0
SHARE

La relación que sostiene el presidente de Estados Unidos con México facilita la llegada de un radical de izquierda a la Presidencia.

El Presidente Trump ha colocado en el centro de su enfoque económico una política comercial agresiva. Ningún otro elemento económico ha recibido tanta atención presidencial o generado tanta controversia como el comercio. Sin embargo, esto representa un problema, ya que la mayoría de los economistas coinciden en que es poco probable que los cambios en la política comercial tengan grandes efectos sobre el crecimiento del empleo o el Producto Interno Bruto, y que al final de cuentas, los estadounidenses (los que no lo saben) se percatarán de que la liberalización del comercio hace mucho más por la prosperidad del país que la imposición de aranceles.

El presidente Trump está violando todos los cánones estratégicos del comercio.

Una regla de lógica estratégica es tener los objetivos bien definidos para que el éxito pueda ser evaluado y sus socios de negociación no estén confundidos acerca de lo que usted quiere. ¿El objetivo principal de los Estados Unidos es reducir su déficit comercial en general, o sólo con determinados países? ¿Es para proteger el empleo en sectores políticamente sensibles, como el acero y los automóviles? ¿Se trata de obtener una mayor penetración al mercado extranjero para empresas estadounidenses independientemente del éxito que puedan tener, como en el caso de la industria automotriz estadounidense en el mercado coreano?

De tuit en tuit, y de alto funcionario a alto funcionario, es imposible saber cuáles son las prioridades de esta administración. Cuando todo se presenta como una prioridad principal, como a menudo parece ser el caso, nada puede ser realmente una prioridad.

Una segunda regla estratégica es unir a tus amigos y dividir a tus adversarios potenciales. Estados Unidos parece estar haciendo lo contrario. En efecto, es China quien compite frente a Estados Unidos en muchos sectores, incluido el de la inteligencia artificial; sin embargo, Trump ha enfurecido a los integrantes del G7 al imponer aranceles al acero y al aluminio.

Trump ha logrado que sus viejos aliados se pongan del lado de China. 

Décadas de esfuerzos para fomentar una relación benigna con México también se están desperdiciando. El enfoque actual de Estados Unidos hacia México difícilmente podría estar mejor diseñado para facilitar el ascenso de un radical de izquierda a la Presidencia.

La política comercial de Trump aumentará los precios que los estadounidenses pagan por lo que compran y reducirá la competitividad de la economía del país. Trump tendrá éxito en unir a nuestros aliados con nuestros enemigos.

 

Por Lawrence H. Summers, 09 Junio 2018

LEAVE A REPLY