El Jefe mandó “a enfriar” a un acelerado

El Jefe mandó “a enfriar” a un acelerado

3582
0
SHARE

SIN MEDIAS TINTAS

• Mojica “torpedea” al Frente PAN-PRD-MC

• Walton insiste: Mejía, “con o sin” frente

Emisaria de todas las confianzas de “Los Chuchos”, los verdaderos mandamás y jerarcas del PRD en el país, Beatriz Mojica Morga vino a “destaparse” como la inamovible aspirante a senadora y, de paso, “recomendó” a Evodio Velázquez Aguirre reelegirse en la presidencia municipal de Acapulco. Sobrada, echada pa’lante, en realidad vino a otras cosas: a medirse con Luis Walton Aburto.

Acostumbrada a “tirar línea” a sus huestes, la secretaria general dejó que sus palabras alusivas en los hechos al Frente Amplio del PAN-PRD-MC fueran contundentes y no dejaran dudas: el PRD irá con candidato propio en la boleta. Es decir, que Evodio será reelecto por el PRD.

¿Luego entonces… y Ricardo Mejía Berdeja, será por el MC?
Lo que Betty Mojica vino a hacer a Guerrero fue a “torpedear” el Frente y los acuerdos suscritos en la CDMX entre los jerarcas formales del PAN-PRD-MC –léase Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado— entre los que se advierten estan que Mejía Berdeja sea el candidato frentista por Acapulco y Luis Walton Aburto, a cambio, dejaba la senaduría al PRD-PAN.

Es decir, que Walton va a las elecciones con Ricardo Mejía Berdeja “con o sin frente”, puesto que Mojica Morga está inflexible en su postura de ceder Acapulco al MC, aun cuando obtenga un escaño. El diferendo de la semana pasada entre gente cercana a Walton con gente de Evodio alcanzó escarceos gravosos que aparentemente sí perjudicaron los acuerdos cupulares de Anaya-Barrales-Delgado.

Primitivos, feraces, silvestres, los políticos porteños desconocen –por su falta de lectura de periódicos, medios, columnas y artículos de opinión— cuáles son los acuerdos, condiciones y negociaciones que se alcanzan. Su pleito doméstico es mayor a los pactos que se logran a espaldas de la base, que como siempre recibe “línea” y se disciplinan como borregos.

Mojica –o mejor dicho, “Los Chuchos”— no quieren que Ricardo Mejía sea candidato del frente, por eso “sugiere” a Evodio no irse por una senaduría, sino reelegirse. Error de cálculo, de entrada, de Mojica y sus jefes porque no advierten que Evodio está agotado y desgastado en su maltrecha popularidad, como consecuencia del escándalo en el “Caso CAPAMA” y el desfalco multimillonario, la grave escasez de agua, deudas por todos lados y servicios públicos caóticos que mantiene irritados a los acapulqueños.

Luis Walton Aburto habría acordado con Dante Delgado Ranauro que Acapulco sea para MC, al igual que Jalisco, dejando la posición del senado a quien esté mejor posicionado en el frente. Ya sea Evodio o quien quiera. Claro que Acapulco es la joya de la corona que Walton quiere reconquistar y por eso Ricardo Mejía Berdeja ya es su candidato, y para que no quede duda arrastró las letras: “con o sin frente”. O sea, MC se saldría del frente si no es Mejía el candidato.

Temperamentos fuertes, egos irreductibles, fuerzas aliadas pero antagónicas a la vez, Walton y Mojica exhiben sus fortalezas y porfían en sus estrategias. Ella no es la que decide, lleva las de perder. Ella es la mensajera, frente a quien ha demostrado una y otra vez que perdiendo ha sabido ganar en todo. El, en cambio, sí decide.

Antes de que acabe este 2017 Ricardo Mejía Berdeja dejará su curul en el Congreso Local. Se abrirá de capa, y esperará la definición de un inseguro Evodio, que pisa terreno pantanoso, resbaladizo e inestable.

Dicen que el pasado fin de semana a importante secretario le cambió drásticamente el escenario de confort. El noviciado cobra factura cuando los arrebatos se imponen a la prudencia y mesura.

Heriberto Huicochea Vázquez salió al quite para desmentir y descalificar una supuesta encuesta, o lo que fue un “madruguete” que provocó un alud de airados reproches y mucho ruido entre aspirantes por la candidatura de Chilpancingo. El jefe tuvo que mandar a enfriar al acelerado.
Noviembre se calienta en la arena política. Novatos trastabillan; avezados porfían. Los movimientos empiezan.

Nos leemos… SIN MEDIAS TINTAS.

Por Jorge VALDEZ REYCEN, 8nov2017

LEAVE A REPLY