El PRI perdió; ganó la alternancia en Chilpancingo

El PRI perdió; ganó la alternancia en Chilpancingo

468
0
SHARE

Contexto Político

El 1 de julio quedó claro que el ganador de la elección de presidente municipal de Chilpancingo es Antonio Gaspar Beltrán, candidato de la coalición “Por Guerrero al Frente” (PRD-PAN-MC), quien de acuerdo al cien por ciento de las actas capturadas por el PREP obtuvo el 35.71% (38 mil 572 votos) contra 31.34% (33 mil 849) de su más cercana competidora, Silvia Alemán Mundo, abanderada de Morena.

La candidata del PRI-PVEM, Beatriz Vélez Núñez, quedó en un lejano tercer lugar con 19.85% (21 mil 437 votos), quien fue engañada por sus asesores de que arrasaría en la elección para convertirse en la segunda alcaldesa de la capital del estado de Guerrero.

La también secretaria general de la sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) jamás se imaginó que perdería casi dos a uno frente al abanderado del Frente. Se confió y pecó de soberbia.

Los operadores priistas de Chilpancingo también minimizaron a Toño Gaspar y aseguraban que la oposición jamás le ganaría a la “poderosa estructura” del PRI.

Su sorpresa fue que más del 61 por ciento de los electores acudiría a las urnas para castigar los errores cometidos por las dos últimas administraciones municipales encabezadas por Marco Antonio Leyva Mena y Jesús Tejeda Vargas, quienes convirtieron a Chilpancingo en una de las peores ciudades del país para vivir y de las más inseguras.

A Bety Vélez le cobraron la factura por haber avalado los gasolinazos en su calidad de diputada federal y decir que eso no afectaba a los pobres, sino a los ricos que tienen vehículo.

La originaria de Jaleaca de Catalán fue la peor candidata que pudo haber elegido el PRI en Chilpancingo. Y las consecuencias ahí están. Tercer lugar nada más, cuando se pensaba que se situaría en la segunda posición.

La candidata de Morena, Silvia Alemán Mundo, sin hacer tanto ruido le favoreció el efecto AMLO.

No ganó pero por un momento causó nerviosismo en algunos miembros de la coalición “Por Guerrero al Frente”.

Toño Gaspar ganó por varias razones:

1.- Fue un buen candidato, sin mancha de corrupción.

2.- Durante los tres últimos años fortaleció su propia estructura electoral y sumó a importantes líderes a su causa.

3.- A pesar de haber perdido en la elección pasada frente a Marco Antonio Leyva, no dejó de visitar colonias y comunidades como gestor social.

4.- Se rodeó de un buen equipo de colaboradores y sabe escuchar a los que se le acercan.

5.- Su sencillez y su propuesta de cambio caló hondo en el ánimo de la gente.

El próximo 30 de septiembre rendirá protesta como alcalde e inaugurará la alternancia en Chilpancingo.

Se espera que con el gobernador Héctor Astudillo Flores lleve una excelente relación institucional por el bien de la capital del estado, porque a nadie conviene que entre ambos haya pleitos.

ENTRE OTRAS COSAS… Luego de ganar la elección de Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, recibió felicitaciones de importantes líderes mundiales, entre ellos Vladimir Putin, de Rusia, y Donald Trump, de Estados Unidos.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

Por Efraín Flores Iglesias

LEAVE A REPLY