Morena-Congreso: borrachera de poder

Morena-Congreso: borrachera de poder

136
0
SHARE

Los que siguen embriagados de poder son los diputados locales de Morena. Y tampoco ocultan su soberbia. Creen que fueron ellos los que hicieron ganar a Andrés Manuel López Obrador para que llegara a la Presidencia de la República, cuando fue al revés. Gracias a él perciben un jugoso salario y otros privilegios que otorga el poder.

El efecto AMLO hizo posible que personajes como Norma Otilia Hernández Martínez, Jesús Villanueva Vega o Antonio Helguera Jiménez ocupen hoy una curul en la LXII Legislatura sin haber realizado una campaña de a de veras. 

Se colgaron de la imagen del ahora presidente de la República, y les resultó. Prometieron ser diferentes que los de la “mafia del poder” (PRI, PAN y PRD), pero en los hechos son igual o peor que ellos, ya que también se someten a lo que les dictan desde el gobierno federal.

Les molesta que sus adversarios suban a tribuna para cuestionar y exhortar al presidente López Obrador a que no desaparezca algunos programas sociales y reduzca en un 50 por ciento el costo del peaje en la Autopista del Sol.

Se entiende que la bancada morenista vea a López Obrador como su mesías y le aplauda cada una de sus ocurrencias. Sus integrantes quieren hacer méritos para ser tomados en cuenta en las elecciones de 2021. Algunos pretenden ser alcaldes y diputados federales; y otros, reelegirse como legisladores locales.

Hay quienes sí están conscientes que los triunfos no son eternos, y que en 2021 tendrán que hacer campaña por su propia cuenta para convencer a los electores. AMLO ya no será más su coordinador de campaña.

Además de soberbios y engreídos, los diputados de la transformación de cuarta reforzaron la seguridad en la entrada del Palacio Legislativo y estrenaron juguetito nuevo para evitar ponerse de pie a la hora de votar por una propuesta o iniciativa. ¿No que el pueblo cuida el pueblo?

Resulta que Antonio Helguera Jiménez, presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), se gastó 14 millones de pesos para instalar un detector de metales y tablero electrónico de votación, que incluye tabletas con detector de huella digital para cada uno de los legisladores y dos pantallas de video para el “mejor seguimiento” de los trabajos por parte de los asistentes a las sesiones.

Sin lugar a dudas, fue un gasto innecesario, un despilfarro de recursos. Lo comento porque desde hace varios años hay guardias de seguridad en el estacionamiento y entrada del Palacio Legislativo. Y del tablero electrónico, ni hablar.

Asimismo, Morena tiene como coordinador parlamentario a un personaje sin liderazgo y que es títere de Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, coordinador del gobierno federal en el estado de Guerrero.

En efecto, me refiero a Antonio Helguera, a quien ya no ven como interlocutor válido en el Congreso del estado, al ponerse de rodillas ante la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Ceteg) y por proponer “flexibilizar” la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Guerrero para que los cetegistas y dirigentes de otras organizaciones sociales utilicen la tribuna para plantear sus demandas.

El priista Omar Jalil Flores Majul, por ejemplo, sugirió a sus homólogos morenistas reflexionar y considerar la posibilidad de que Helguera deje la Coordinación de Morena y la Presidencia de la Jucopo.

Algunos incondicionales de Pablo Amílcar Sandoval salieron inmediatamente en defensa de su coordinador parlamentario, como es el caso de Luis Enrique Ríos Saucedo, quien aseguró que “no se prestarán al golpismo” que pretende la derecha y acusó que el PRI y el PRD juegan tramposamente “el juego del olvido”.

También pidió al resto de las representaciones en el Congreso (PAN, PVEM, PT y MC) revisar si el priista Héctor Apreza Patrón y el perredista Celestino Cesáreo Guzmán son los más indicados en representarlos.

Ceséreo Guzmán no se quedó callado y respondió con firmeza a lo señalado por el mexiquense Ríos Saucedo.

Dijo que el 1 de julio de 2018 ganó AMLO, no los ahora legisladores de Morena, quienes “ni soñaban” que ganarían y, peor aún, siguen “borrachos” de poder… un poder que les dio el hoy presidente.

“Conozco a muchos de Morena, salvo rarísimas excepciones, la mayoría no son ni borrosa copia de su líder en honestidad, en visión política, en su compromiso con la gente: después de unos meses en el Congreso, enseñaron el cobre. Están lejos de erigirse en paladines de la honestidad, del cambio verdadero. Muchos son y serán un peso para el Presidente de la República”, indicó a través de su cuenta de Facebook.

Y remató: “AMLO ganó… Morena en el 2021 que no cante victoria. Del plato a la boca se cae la sopa. En el 21 otro gallo va a cantar”. ¡Zas!

ENTRE OTRAS COSAS… Este domingo se llevó a cabo en la capital del estado, la primera carrera “Con valores Chilpancingo seguro” con 350 participantes, destacando la presencia del sector empresarial.

El banderazo de salida corrió a cargo del alcalde Antonio Gaspar Beltrán, quien manifestó que su administración está comprometida con el deporte y agradeció a las familias asistentes por hacer de Chilpancingo “una ciudad de valores”.

La actividad deportiva se realizó bajo la coordinación de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y del Programa Especial “Ciudad de Valores”.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

Contexto Político

Por Efraín Flores Iglesias

LEAVE A REPLY