El rey de las excusas, del despilfarro y la incongruencia

El rey de las excusas, del despilfarro y la incongruencia

266
0
SHARE

Contexto Político

¿Por qué al presidente Andrés Manuel López Obrador no le alcanza el presupuesto para hacerle frente a la pandemia del Covid-19 (Coronavirus)?

No se necesita ser experto en economía o en finanzas públicas para responder a la pregunta.

Desde que inició su administración, el presidente López Obrador decidió regalar dinero a los llamados “NINIs”. Sí, a aquellos que ni estudian ni trabajan, en lugar de generar empleos y otorgar becas a los estudiantes con buen desempeño académico.

También decidió regalar dinero a países como El Salvador, Honduras y Guatemala. Cien millones de dólares, nada más.

Y, lo que es peor, insiste en construir con recursos públicos dos obras que para él son emblemáticas para su gobierno: la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya.

Asimismo, es necesario recordar que el presidente ordenó recortar el presupuesto para atender a niños con cáncer, la cancelación del Programa de Estancias Infantiles y el despido de personal médico. Y en lugar de comprar medicamentos en el país, decidió hacerlo en el extranjero, provocando un grave desabasto en los centros de Salud y en los hospitales públicos.

Pero eso sí, se aumentó la “partida secreta”, que maneja de manera discrecional. O sea, sin que ningún ciudadano se entere de la forma en que hace uso de dichos recursos.

La partida secreta del presidente de la 4T asciende a 90 mil millones de pesos anuales (23 veces más grande que la que habría tenido Carlos Salinas de Gortari, su villano favorito).

Por un lado, asegura que no hay recursos, y por el otro, ordena la compra de dos estadios de beisbol (su deporte favorito) por 1,057 millones de pesos.

“Van a ser escuelas, son proyectos para entretenimiento, porque los estadios están muy bien ubicados (en Sonora), se van a construir instalaciones”, detalló López Obrador durante la conferencia matutina del jueves 1 de agosto de 2019.

AMLO es un gobernante sectario, irresponsable en el manejo de las finanzas públicas e insensible con la mayoría de los ciudadanos que hacen uso de los hospitales del Instituto de Salud del Bienestar (INSABI)

Así las cosas con el personaje que durante 18 años gritó a los cuatro vientos que tenía la solución de todos los males que padece México, y ahora que está en el poder es el rey las excusas. Y su mejor estrategia para justificar su incapacidad y/o ineptitud es echarle la culpa al pasado, al neoliberalismo, a los conservadores, a los fifís… ¡Porca miseria!

Me queda muy claro que más de uno se incomodará con este comentario. Y los entiendo. Lo que antes tanto le cuestionaron a los que gobernaron al país, ahora lo justifican y aplauden.

Vivir en Pejelandia los ha vuelto ciegos y defensores de un “proyecto de nación” que ha llevado a la economía al nulo crecimiento, en contraste con el 6% que prometió su mesías cuando era el máximo líder de la oposición y que utilizaba un modesto Jetta para recorrer el país.

Hace un año (7 de julio de 2019), Héctor Escalante escribió un excelente artículo para El Sol de México, el cual tituló “La partida secreta y discrecional de AMLO” y del que comparto el último párrafo.

“Todos los partidos gobiernan desde la óptica que representan, en nombre del pueblo se pueden cometer errores. A nadie le viene bien un presidente sin contrapesos ni oposición. Tampoco al mandatario le vienen bien seguidores que no cuestionen sus decisiones. Sin equilibrio estamos condenados a un presidente tirano, que argumenta sus decisiones por el bien de los pobres”.

Por cierto, ¿alguien sabe cuántas obras ha construido el gobierno federal en Guerrero?

Ah, perdón, ahora que recuerdo, Guerrero no es prioridad para el presidente López Obrador, a pesar de que ha sido el estado más leal a su movimiento político-social.

ENTRE OTRAS COSAS… El ex magistrado del Tribunal Electoral del Estado (TEE), Emiliano Lozano Cruz, hizo un llamado a todos los magistrados de la entidad, tanto del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) como del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA) y del TEE, para solidarizarse con el pueblo de Guerrero en estos momentos de contingencia sanitaria y crisis económica generados por el Covid-19.

A través de su cuenta de Facebook, el también ex presidente del Consejo Estatal Electoral (hoy Instituto Electoral y de Participación Ciudadana), indicó que no estaría mal que los magistrados y los miembros de los órganos autónomos “aporten algo de los más de $100,000.00 (cien mil pesos) que están cobrando sin trabajar”.

Y no solo eso. También les pide tener un poco de sensibilidad.

Veremos si la burocracia dorada guerrerense –como él le llama– se despoja un poco de lo que percibe jugosamente cada mes.

E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com

Twitter: @efiglesias

Por Efraín Flores Iglesias

LEAVE A REPLY