AGE obligada a investigar cuentas de MAL

AGE obligada a investigar cuentas de MAL

660
0
SHARE

SIN MEDIAS TINTAS

• Jesús Tejeda “destapa” la caja “chica”

• En 20 días… y comenzó a brotar la pus

Otra vez Marco Antonio Leyva Mena se ganó los principales encabezados de los periódicos, al saberse por boca de Jesús Tejeda Vargas, el nuevo alcalde suplente, que durante el gobierno en Chilpancingo cobijó una plantilla de “asesores” con sueldos ofensivos, insultantes y que obligan de inmediato a la apertura de una investigación por parte de la Auditoría General del Estado (AGE).

En 20 días afloraron nóminas ocultas, listas de raya y pagos estratosféricos (con nombres y apellidos) de quienes estaban cobijados por MAL en un hecho por demás escandaloso que perjudica la imagen del instituto político que postuló a Leyva Mena, a la institución municipal y a toda la estructura institucional.

El fenómeno de la corrupción, encubierta o expuesta, daña sensiblemente todos los buenos propósitos y acciones de combatir o inhibir este flagelo.

Jesús Tejeda Vargas debió haber consultado si le daba luz pública a lo encontrado en Finanzas del municipio de Chilpancingo de los Bravo. Ocultarlo hubiera sido un acto de omisión y hasta de complicidad. Era necesario desmarcarse, aunque se preste a malas interpretaciones de que a Marco Antonio Leyva le han desatado una “cacería de brujas”.

Por supuesto que esto último nadie lo avalaría, porque existían sospechas fundadas de actos de corrupción ahora denunciados.

La gravedad de los hechos obliga ahora a la administración de Tejeda Vargas a dar vista a la AGE para que proceda una auditoría y se deslinden responsabilidades. El primero que deberá responder es el exsecretario de Finanzas, puesto que él firmaba los cheques. Ya se detectaron los 32 “asesores” y el gasto que representaba cada quincena de 480 mil pesos esa “nómina secreta”.

Aunque no se sabe el impacto real a las finanzas que pudo provocar el ejercicio de recursos con displicencia y desparpajo de parte de MAL, el propio Tejeda Vargas dejó entrever que no tiene liquidez para enfrentar los gastos del fin de año, cono nóminas y aguinaldos, lo que obligará a que acuda en su auxilio el gobierno del estado.

El PRI y su dirigencia que encabeza Heriberto Huicochea Vázquez ahora deberá hacer un balance de daños, mitigar cuanto antes los efectos perniciosos de una administración desastrosa y ahora corrupta, con actos que pueden ir desde la suspensión de los derechos partidarios hasta la expulsión de Marco Antonio Leyva Mena como militante priísta. Y lo que sigue sería dar vista a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que proceda a abrir una carpeta de investigación por peculado, malversación de fondos y lo que resulte de la auditoría.

No estamos frente a un incidente de poca monta, ni se ventilan “pecadillos” de un alcalde con licencia definitiva que eludió el juicio de revocación de mandato ante el Congreso del Estado y ya pensó que “libraba” todo. Se equivocan quienes así lo interpreten. Este episodio deberá sentar precedente en el gobierno de Héctor Astudillo Flores de que no será complaciente, ni omiso, en aplicar la ley sin distinciones de amistad, militancia o supuesta complicidad.

Solo así se entenderá que el combate a la corrupción va en serio, sin simulaciones ni poses. Atacar de frente estas conductas extraviadas de malos servidores públicos será la lección más severa, es cierto, dolorosa, pero inflexible y determinante ante la exigencia de una sociedad civil irritada, harta de excesos y abusos que clama un basta ya.

Es el golpe de timón esperado en el gobierno de Héctor Astudillo. La sacudida fuerte a todos de que éste gobierno no solapará, ni encubrirá a nadie en sus fechorías contra el pueblo noble de Guerrero. Esa será la diferencia, marcada, necesaria, del gobierno Astudillista ante la corrupción.

Por Jorge VALDEZ REYCEN, 09 nov 2017

Nos leemos… SIN MEDIAS TINTAS.

LEAVE A REPLY