¿El talón de Aquiles de AMLO?

¿El talón de Aquiles de AMLO?

454
0
SHARE

Nunca digas que el arroz, ya se coció, porque el arroz no se cuece, hasta que ocurre.

Para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo. Por ello, la solución o condición de cambio en algún lugar, casi siempre viene del mismo lugar.

Cuando ya muchos que desconocen el cambio vertiginoso de las cosas, que imponen las nuevas tecnologías y las viejas formas de la política, que combinadas, hacen que los estrategas se den de topes. Que surge la mejor condición para que las cosas que ya estaban casi hechas, se desbaraten.

Los edificios se construyen con cimientos que soporten el tamaño de la torre.Los hay homogéneos o los que las condiciones de la construcción, permiten.

Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), es un frente político que se construye con pedacera política y un prócer, que le da forma.

La condición para su crecimiento y fortaleza es que la voz del líder, no choque con la realidad que pregona.

Es claro que la “honestidad valiente” estaba siendo erosionada con muchos escándalos que deterioraban a quien la planteó, contra su voluntad.

Hoy Andrés Manuel López Obrador (AMLO), enfrenta el reto más grande que le ha surgido, más grande que aquella frase de que era “un peligro para México”.

Y el reto, viene de su voz y de su pregón. Habla de democracia, pero en el rancho de su vecino.

Es complicado que un líder no imponga. Ya lo hizo en la Ciudad de México, pero el daño que puede provocar esa imposición, puede ser su propia derrota.

Hacer a un lado a Ricardo Monreal, e imponer a Claudia Sheinbaum, tiene lógica. Ningún líder, puede confiar su legado a otro líder, crecido de las mismas aguas y de las mismas formas porque está creando a su sombra, quien al final de cuentas, lo podrá derrocar.

Y Ricardo Monreal sabe y conoce las reglas del poder. Ambos han crecido en las crisis que ha vivido el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Y ambos saben cómo masca la iguana.

Por ello, lo que ocurra en breve en la ciudad de México, luego de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO), no logré establecer que no es él, sino los académicos que hicieron una encuesta en secreto, sin que se conozca la ventana metodológica y que rompe las reglas de todo pacto político, luego de que al ser secreta y entre empleados de AMLO, la única o único ganador, sería quien determine el líder. Surge la crisis.

La crisis que han surgido en las filas del Movimiento de Regeneración Nacional, partido de reciente creación, no han provocado conflictos mayores, que pongan en peligro la estabilidad de la organización, más que un poco de deterioro a la imagen de que es un partido político igual a todos. Donde hay de todo, igual que en cualquier organización social y política.

La fuerza social de AMLO es grande, pero también grandes pueden ser sus caídas, que le provoquen sus propios integrantes. Nadie ha parado el discurso, imagen, presencia y estilo del líder de Morena.

Hasta ahora que surge un conflicto que pudiera ser menor, pero que dependerá de las circunstancias y de las reglas del poder, y de lo que suceda en breve, lo que indicará que el talón de Aquiles, de AMLO, se llama Ricardo Monreal. Zas.

Por Alfredo Guzmán

El Voyerista

LEAVE A REPLY