En ilegal precampaña adelantada se gasta Evodio un millón de pesos al...

En ilegal precampaña adelantada se gasta Evodio un millón de pesos al mes, para reelegirse como el peor alcalde de Acapulco

314
0
SHARE

Pese a que los trabajadores del ayuntamiento tienen suspendidas las prestaciones del ISSSPEG porque el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre les descontó 43 millones de pesos de sus cuotas y se quedó con ese dinero, este inició ya oficialmente su muy adelantada precampaña electoral en busca de su reelección, pero violando la ley, y desviando del presupuesto porteño un millón de pesos mensuales en propaganda disfrazada en anuncios espectaculares y traseros de autobuses urbanos.

La precampaña del alcalde usa de nuevo el tramposo recurso de anunciarse en la portada de una revista local, pagando entrevista y fotografías, y reproduciendo en sus anuncios espectaculares la portada de esa publicación –“99 Grados”- con objeto de promocionar su imagen sin que los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IECP) ni los magistrados del Tribunal Electoral (TEE) puedan fincarle delito electoral por falta de capacidad política y jurídica.

De tal manera que en ese esfuerzo de propaganda personal del alcalde Evodio Velázquez, está desviando un millón de pesos mensuales, cantidad que resulta de la suma de anuncios espectaculares que compró para todo lo que resta del año, más los traseros de autobuses urbanos del transporte público que circulan por las principales avenidas del puerto. Cada uno tiene cuesta –según ubicación- de entre 14 mil y 50 mil pesos al mes, aparte del costo de impresión del material fijado en espectaculares y traseros.

Lo curioso del caso es que el objetivo técnico del uso de ese tipo de propaganda es tratar de fijar en la memoria de la población el nombre del alcalde para el caso de que la gente lo recuerde en caso de ser entrevistada para alguna encuesta, y como origen de alguna intención de voto para la próxima elección local.

Pero en ese sentido, los bisoños asesores del alcalde –y el mismo Evodio- pecan de desconfianza en su propio trabajo de casi dos años y en la muy deficiente labor de imagen que le ha hecho su oficina de prensa, pues de un modo u otro el alcalde ya está posicionado en la opinión pública acapulqueña en base a sus resultados y no por la mirada miope con que aparece en los anuncios de su nueva propaganda.

Es decir, que Evodio no necesita ninguna campañita de imagen porque la población ya lo ha evaluado y calificado por su trabajo malo o bueno, y es en su labor diaria en la que el alcalde debería concentrarse para recuperar en algo una imagen positiva que ya casi nadie tiene de su actuación de gobierno –a menos que cobre en la nómina del ayuntamiento-.

Y en lugar de desviar recursos públicos para promocionar su cara y su peinado engominado, Evodio debería concentrarse en atender los graves problemas de inseguridad pública –que tanto ha fallado en la prevención de delitos-, de desabasto de agua, de pavimentación, de recolección de basura, de alumbrado público y de atención de las demandas ciudadanas que tanto ha despreciado. 

Es en esos rubros en los que la gente lo califica y por lo que su posicionamiento político es malísimo, afectando a su propio partido –PRD-, como se demostró en la pasada elección de comisarios municipales, en las que el PRI le ganó al alcalde y a sus candidatos 9 de cada 10 comisarías, un verdadero desastre si se toma en cuenta el millonario gasto en compra de votos y reparto de dádivas que hicieron sus operadores… inútilmente.

Por lo que los órganos electorales y fiscalizadores del gasto público del estado deberían investigar el desvío de recursos y la ilegal precampaña electoral de Evodio Velázquez, para evitar ese dispendio y aplicarle las sanciones que le correspondan por peculado, fraude, delitos electorales y lo que resulte de su corrompido manejo financiero…

 

Por Jorge Romero Rendón 04 septiembre 2017

Palabras Mayores

LEAVE A REPLY