Fondo de Apoyo a Periodistas.- ¿Caja Chica?

Fondo de Apoyo a Periodistas.- ¿Caja Chica?

267
0
SHARE

ÁMBITO POLÍTICO

Uno de los yerros del actual gobierno estatal es haber colocado y mantenido en el cargo de secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) a la profesora Alicia Elizabeth Zamora Villalva, quien además de haber usado a la dependencia, en especial al programa Fondo de Apoyo para beneficio de los Periodistas (FAP), como “caja chica”, lo utilizó como un trampolín político, pues es candidata –otra vez- a diputada local por el distrito 25, ubicado en su natal Chilapa.

Independientemente de la nulidad de su trabajo como titular de Sedesol, está vez nos enfocaremos a su responsabilidad como presidenta del FAP, que, desde su llegada, solo provocó anarquía, al grado de modificar las reglas de operación del programa para poder manipularlo a su arbitrio. Dichas reglas, no fueron avaladas por el gobernador, pues solo llevan su rúbrica…

Al parecer, Zamora Villalva le “entró” al buchiness, junto con los representantes de las diversas agrupaciones de periodistas, que, cuando se juntaban en reunión de comité técnico, acordaban desde nuevos ingresos, prestamos, pagos de defunciones, pago de gastos médicos y otros, sin una transparencia necesaria, por lo que actualmente, el FAP representa “un barril sin fondo” donde unos se benefician, y los que verdaderamente deberían, no.

Cabe mencionar que las reglas de operación de cualquier programa de gobierno deben de contar con: un conjunto de disposiciones que precisan la forma de operar, con el propósito de lograr los niveles esperados de EFICACIA, EFICIENCIA, EQUIDAD Y TRANSPARENCIA.

ACÉFALO Y SIN RUMBO

Desde las vacaciones de diciembre, la señora Zamora Villalva tomó la determinación de “tirar la toalla” y renunciar al cargo en la Sedesol, quedando como encargado de despacho su segundo, Manuel Añorve Aguayo, quine “ni ata ni desata”, y solo se ha amafiado con algunos representantes de periodistas para hacer acuerdos “debajo de la mesa” y hacer como que trabajan. Desde enero a la fecha se siguen pagando préstamos, pagos de defunciones, pagos médicos y otros gastos, sin una supervisión requerida.

Lo cierto es que, desde noviembre a la fecha, no se ha realizado otra reunión de comité técnico del FAP para autorizar el ingreso de nuevos agremiados, ni mucho menos, tratar el tema de una (muy necesaria) depuración, pues resulta que hay muchos socios que son taqueros, taxistas, vendedoras de perfumes, líderes de colonias, y lo peor, ¡hasta delincuentes –asesinos, hostigadores sexuales y ladrones de autos-¡, que tienen más privilegios que quienes se dedican de manera principal y profesional al periodismo.

En últimas fechas, es la reportera de Radio y Televisión de Guerrero (RTG), Lizeth López Curiel, quien hace las funciones de vocera de la Sedesol (defendiendo a capa y espada a su ex jefa Alicia Zamora), pero a la vez obstaculizando las gestiones de los periodistas que buscan “abrir” de manera pública el padrón para que se haga una depuración clara y transparente del FAP.

¿TRANZAS EN EL FAP?

Se supone que el FAP es parte de un programa de gobierno que tiene como finalidad el fortalecimiento de la libertad de expresión, beneficiando a los periodistas en su función profesional y personal; destacando el respeto a la integridad física de los mismos en el ejercicio de su profesión; en el diseño de mecanismos para elevar su nivel de vida y el de sus familias; además de buscar estrategias que posibiliten el desarrollo y capacitación.

En la actualidad, el FAP está dejando mucho que desear. Por culpa de unos funcionarios, se está desviando su finalidad, como fue visión del ex gobernador José Francisco Ruiz Massieu.

Desde el año pasado se incrementó la inquietud de varios comunicadores, principalmente de Acapulco, para modificar las reglas del FAP, pero, sobre todo, TRANSPARENTAR el padrón con la finalidad de que estén quienes tengan que estar, y no. Falsos periodistas y “chayoteros”.

Víctor Fernando Álvarez Chávez, conocido como el Apontito, recabó firmas para obligar a que la ex secretaria de Sedesol, Alicia Zamora, abriera el padrón, se transparentara y se depurara. Esa intención la “reventaron” en la Sedesol, pues dividieron al grupo…

Sin embargo, la lucha siguió. Más tarde, otro grupo, ahora encabezado por Ángel Blanco Morales continuó exigiendo transparencia y apertura en el padrón del FAP. Ante la cerrazón del encargado de despacho de la Sedesol y de la vocera, el dichoso padrón no se transparenta, a pesar de que en la propia ley (no el reglamento que hizo Alicia Zamora Villalva) señala que éste debe de ser público.

La pregunta es: ¿Qué esconden? ¿Qué es lo que no quieren que se sepa? ¿cuántos falsos periodistas mantienen afiliados? Estos son parte de los beneficios.- 1.- Préstamos por $ 10,000.00 (DIEZ MIL PESOS M.N.) 2.- Para gastos médicos de hasta $ 10,000.00. (DIEZ MIL PESOS M.N) 3.- Para subsidios de construcción de vivienda y otorgamiento de créditos para adquisición de vivienda $ 120,000.00. (CIENTO VEINTE MIL PESOS M.N). 4.- En el caso de los apoyos para mejoramiento de vivienda el monto será aprobado por el Comité Técnico. Los montos serán validados por el Comité Técnico, y podrán ser superiores siempre y cuando exista justificación del caso y así lo determine el Comité. 5.- Para el caso de Asesoría Jurídica, el Comité Técnico en sesión, determinará la aprobación de la contratación de un despacho jurídico para brindar asesoría a los miembros afiliados al fondo.

TRABAS

Luego de mucha presión por parte de un colectivo de periodistas encabezados por Ángel Blanco, intervino el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información de Guerrero (ITAIGro), que encabeza Pedro Arzeta García, determinando que la Sedesol (a través del FAP) está obligado a entregar el multicitado padrón.

Cuando ya estaba la mesa lista para que la Sedesol cumpliera una disposición de transparencia, se suscitó un problema particular de Ángel Blanco, quien tomo la determinación de dejar la luchar por no contar con el apoyo de sus demás compañeros y estar desgastado física y emocionalmente, para lo cual convocó a una reunión del colectivo para informar su resolución.

Ante comunicadores de Chilpancingo y Acapulco, dijo que ya no seguiría la lucha y dejó el campo libre para que otro la retomara.

Precisó que, ante su problema personal, funcionarios de la Sedesol lo buscaron para “negociar” y que ya dejara el asunto de la solicitud del padrón, a cambio, se le proporcionaría un padrón de beneficiaros. AB aseveró que jamás negoció, que no obtuvo ningún beneficio económico, pero debido al desinterés del resto del colectivo, había determinado hacerse a un lado.

¿ALIADOS O ENEMIGOS?

Está por demás claro que funcionarios de Sedesol no quieren TRANSPARENTAR el padrón del FAP.

Ahora argumentan que están cumpliendo con los protocolos de seguridad que la propia autoridad estableció en beneficio de los periodistas de Guerrero.

Transmiten que la delincuencia organizada está pendiente de quienes están en el FAP y que pretende cobrar a la familia de los periodistas las pólizas del seguro de vida, o sea, que están amenazados de muerte, y las cumplen para hacer válidas dichas pólizas.

Según, la Sedesol tiene detectados 8 casos de periodistas amenazados.

¿Tiene conocimiento el gobernador de este asunto?

¿Si es así, que grave?

Por Fulgencio Ramirez Lozano, 31 Marzo 2018

LEAVE A REPLY