“La Ley lo permite”

“La Ley lo permite”

1542
0
SHARE

Epístolas Surianas

DADO QUE LA LEY LO PERMITE, muchos alcaldes pretenden reelegirse en el cargo. Uno de ellos es Evodio Velázquez Aguirre como presidente municipal de Acapulco, al menos, por otros tres años, luego de que no le alcanzó, o no lo dejaron, convertirse en precandidato al Senado. Claro, aún está en veremos si le alcanza para ser candidato y reelegirse como presidente municipal, en razón de que el diputado local Ricardo Mejía Berdeja, también aspira al mismo cargo, y lo que es más, cuestionando el trabajo que como alcalde Evodio ha realizado.

Por supuesto, hay muchos otros presidentes municipales que pretenden reelegirse en el cargo, como el de Chilapa, Jesús Parra García; el de San Miguel Totolapan, Juan Mendoza, y el de Cocula, Erick Ulises Ramírez Crespo, entre otros más, y por supuesto, el de Acapulco, Evodio Velázquez, quien por cierto dijo este lunes que todo lo que se propone lo consigue.

Se entiende, como es el caso del alcalde de Chilapa, Jesús Parra; el de San Miguel Totolapan, Juan Mendoza, y el de Cocula, Erick Ulises Ramírez, que el pretender reelegirse en el cargo de presidente municipal es para continuar el trabajo que vienen realizando a favor de los habitantes de los municipios que gobiernan, y en consecuencia, para continuar con el desarrollo de sus pueblos. Se entiende que es el pueblo quien les pide que se reelijan en el cargo, pero…

Pero no se entiende en el caso de Acapulco, en donde de no ser por la acción del Gobierno del estado y del Gobierno federal, los acapulqueños no tendrían ni siquiera una banqueta pavimentada. Y es que en Acapulco toda la obra pública existente es estatal o federal, y si alguna obra hizo Evodio Velázquez Aguirre fue cuando era alcalde electo, aunque esas dos obritas fueron hechas por los constructores que, dicen, le financiaron la campaña.

En efecto, no hay obra pública de relevancia que se le atribuya a Evodio, salvo la pinta de guarniciones y fachadas de inmuebles, y eso así, escándalos y señalamientos de corrupción del alcalde, de sus familiares y amigos, no solo en agravio de las arcas del Ayuntamiento, sino también de la Comisión de Agua Potable del Municipio de Acapulco (Capama), y lo que es criminal, de los propios trabajadores, a quienes, si bien les hace descuentos, no los entrega al ISSSPEG, lo que también afecta a los trabajadores jubilados y pensionados.

Sin embargo, eso parece no importarle al alcalde en cuestión, aunque la pregunta es: ¿Qué diablos les va a ofrecer ahora a los acapulqueños? ¿Cuál será, en caso de que llegue a convertirse en candidato, para reelegirse en el cargo, su discurso? ¿Acaso tendrá el cinismo de pedirles que sigan creyendo en él? ¿Qué ahora sí les va a cumplir? ¿Qué ya no se comprará cacas? ¿Qué su hermano y el resto de su familia ya no hará negocios con el Ayuntamiento? ¿Qué su gente ya no saqueará a Capama? ¿Qué ahora sí va a proteger a la población de la delincuencia? ¿Qué ya no se va a gastar el aguinaldo de los trabajadores?

Bueno, eso si llega a convertirse en candidato, pues tiene incluso problemas para convertirse en precandidato, en virtud de que aún está en veremos quién habrá de abanderar al Frente que integra su partido, el PRD, junto con el PAN y el MC, quien a través del diputado Ricardo Mejía, busca abanderar la referida coalición, toda vez que Velázquez Aguirre, en las últimas encuestas tiene en contra a más de la mitad de los acapulqueños, precisamente porque lo único que ha hecho al frente del Ayuntamiento porteño es enriquecerse.

Hay que decirlo. Hace tres años, en la elección pasada, Evodio Velázquez Aguirre pudo ganar la alcaldía porteña con los votos del PT, con quien entonces el PRD fue en alianza, y eso con tan solo 2 mil votos, ante un candidato prácticamente desconocido como lo fue, en su momento, Marco Antonio Terán Porcayo, del PRI.

Pero no solo eso. En el PRD el todavía alcalde de Acapulco no las tiene todas consigo, pues quien fuera uno de sus funcionarios, Víctor Aguirre Alcaide, también le disputa la candidatura a la presidencia municipal. Víctor Aguirre, tiene además, la mayoría de las corrientes que forman parte en el PRD para que sea el abanderado, lo que hace más complicado que Velázquez Aguirre alcance al menos la precandidatura.

Cierto. La precandidata al Senado, Beatriz Mojica, exsecretaria general del comité ejecutivo nacional del PRD, le ha manifestado su apoyo, como lo hizo a mediados del año pasado, pero es un hecho que a la excandidata a la gubernatura del estado no se le olvida la traición que le hizo el entonces el alcalde electo. Las traiciones, en política, Evodio lo sabe, no se olvidan.

En fin que Evodio, quien soñaba en convertirse en candidato a senador, y luego candidato a diputado federal, ahora hasta tiene problemas para convertirse en precandidato para repetir en el cargo de alcalde. Cuando mucho, dicen los que saben, será diputado local, y eso por la vía plurinominal, pues una elección, señalan, no la gana ni con sus nuevos vecinos.

(Carta a Don Héctor)

Por Julio Ayala Carlos

Comentarios: julio651220@hotmail.com

LEAVE A REPLY