Morena sin calidad moral para exigir respeto al INE; impuso violadores y...

Morena sin calidad moral para exigir respeto al INE; impuso violadores y corruptos como candidatos

337
0
SHARE

Don Mario Delgado, el alumno ingenuo de la secta Nxivm, acusa al INE de “aprovechar resquicios” legales para tumbar más de 60 candidatos de Morena, candidatos que asegura, los puso el pueblo, entre ellos el de Guerrero.

Mario el roto, dice el INE manosea la ley porque exige informes de precampaña cuando no se hicieron precampañas porque “en Morena la gente decide a través de las encuestas o de los consensos”. Esto es una falacia para idiotas y en el INE, hasta donde se sabe no hay idiotas.

El hijastro de Marcelo Ebrard, pretende argumentar que: “Coincidentemente, en estados donde tenemos una gran ventaja, como Baja California, Guerrero, Ciudad de México, Michoacán, Sonora, Zacatecas; el pretexto, según esto, es que no se entregaron informes de precampaña, cuando en nuestras convocatorias para las candidaturas no se establecen periodos de precampaña, porque en Morena la gente decide a través de las encuestas o de los consensos”.

Don Mario, el moralmente roto dirigente de Morena, que se dedicó a imponer candidatos violadores y pornógrafos, candidatas alumnas de sectas que abusaban de mujeres, dice que el INE se está pasando de lanza cuando trata de ayudarlos a limpiar, con base a la ley, el mierdero que su ambición y si pútrida corrupción hicieron en ese partido.

En Morena la gente no decidió nada. Porque Morena engañó a sus militantes con encuestas patito, hechas en un escritorio. Ningún candidato es el resultado de encuestas creíbles.

Las encuestas de Morena son como la encuesta con la que “Mario el torcido”, le ganó la dirigencia nacional a Porfiro Muñoz Ledo, un político decente que es una institución en este país.  Para afirmar eso, “Mario el alumno de Raniere”, debe mostrar y demostrar fácticamente cómo se hicieron esas encuestas y qué métodos usaron, debe demostrar que realmente se hicieron esas mediciones, pero no lo hizo, porque solo un mentiroso, un delincuente oculta la ruta de su fechoría.

El último de estos atracos y maltrato a sus militantes ocurrió en Acapulco, donde sin ninguna razón, más que las vísceras y el odio a la honestidad, Morena, es decir Mario Delgado, decidió que se excluyera de la ilusoria encuesta al doctor Javier Solorio, un médico reconocido y celebrado por su integridad, lealtad a la Cuarta T, y de intachable calidad moral, algo que no tiene un imbécil y servil como Mario Delgado.

El doctor Solorio ha sido un síndico histórico en Acapulco: es el primero es ser absolutamente transparente, es el primero que no se roba ni quinto, es el primero en no coludirse con la corrupción, aun así, en lugar de premiarlo, Morena, el partido al que le dio moralidad y decencia, le pagó con la exclusión y decidió que la candidata a alcalde fuera para una mujer que ha vivido 20 años de los cargos públicos, reprobada socialmente por corrupta, del mismo corral que Félix Salgado.

Allá en la tierra de Morelos, el Siervo de la Nación, Vicente Guerrero y de Juan R. Escudero, Mario Delgado fue a escupir en la memoria de lucha y resistencia que identifica ese pueblo. Así como se han parido bestias execrables como  los Figueroa, los Félix Salgado y otros viles, Guerrero también ha dado grandes ejemplos de integridad y de lealtad como Juan Ranulfo Escudero, el guía moral y ejemplo del doctor Javier Solorio.

Entonces, ¿de qué respeto a la legalidad habla un imbécil retorcido como Mario Delgado. Qué calidad  moral tiene un vil tramposo, un roto moral para exigir al INE legalidad. Todo derecho emana de un deber cumplido, Mario el Igor, no cumplió con la decencia a que obligan los estatutos de Morena. No cumplió con las expectativas de la sociedad, no cumplió con el pueblo.

Félix Salgado, el violador que defiende el presidente y Morena, debería estar preso, no ser candidato, como bien dijo el exfiscal Olea. Es candidato porque un partido inmoral, un presidente faccioso y mentiroso, manipula el código moral, para imponer su propia visión de moralidad política. La falacia del pueblo es el recurso más elemental que usan los absolutismos, la inmoralidad, la bestialidad siempre se ha encubierto con el manto del pueblo.

La candidatura de Félix no es producto del pueblo, es producto del abuso y la imposición de una nomenclatura que se apoderó de Morena.  Un grupo de seguidores de un candidato no es el pueblo. Guerrero tiene 3 millones de habitantes, de esos, casi 800 mil han votado por el PRI y otros partidos.

Dice “Mario el roto” que “no nos vamos a dejar”, y exige “que se respete la decisión de la gente, para que el pueblo decida a través de las urnas libremente, pero parece que algunos consejeros han decidido convertirse en los gatilleros del PRIAN, disfrazados de árbitros electorales”.

Que Mario Delgado muestre las encuestas que hizo Morena para elegir candidatos, que se respete la decisión de la gente y luego que exija.

El líder inmoral de Morena exige lo que no cumplió. No se respetaron ni los estatutos ni los principios de Morena a la hora de designar candidatos. Por eso tampoco los militantes de Morena, los pocos honestos que hay, no se van a dejar. Tiene, al igual que Delgado, el derecho a disentir, el derecho a no dejarse, el derecho a no validar la corrupción.

De todo lo que dice el comunicado del hijastro de Marcelo Ebrard emitido ayer en la noche una cosa es cierta, “el pueblo de México ya cambió y ya decidió que quiere vivir en una auténtica democracia”, en Morena eso no existe.

Por Olivia Soriano, 25 Marzo 2021

LEAVE A REPLY