AMLO no va a detener al México próspero: Alfonso Romo

AMLO no va a detener al México próspero: Alfonso Romo

519
0
SHARE
Alfonso Romo

El asesor de Andrés Manuel López Obrador descartó un conflicto del candidato con todo el sector empresarial y llamó al diálogo de todas las partes.

 

Alfonso Romo, coordinador del Proyecto de Nación de Andrés Manuel López Obrador, habla en exclusiva con Forbes México, del estado que hoy guarda la relación del candidato presidencial con los empresarios.

En uno de los momentos más tensos de la relación entre el candidato presidencial y la iniciativa privada, Romo habla del origen de los desencuentros y del lobbying que se ha trazado para fumar la pipa de la paz.

Esta es la entrevista completa.

¿Cómo está hoy la relación entre AMLO y el sector privado? ¿La liga sigue muy tensa?
Todo depende de cómo defines el sector privado, si me preguntas cómo está la relación del sector privado de la pequeña y mediana empresa, de la mediana–grande en el resto de la República, está muy bien, hay mucha confianza, no estaríamos en los índices de aceptación que tenemos hoy si estuviéramos mal.

 

Si me preguntas qué ha pasado con un grupo de empresarios pequeños, no muchos, 10, 12, 15, como lo pongas, yo creo que hay un clima de confrontación verbal, más que ideológica, y últimamente nos hemos estado sentando con todos para ver cuáles son las diferencias reales, las percepciones, quitar las percepciones negativas o por lo menos tratar de quitarlas e ir encaminando a todos ante un ambiente de cordialidad y de confianza que es lo que México necesita.

Concretamente, creo que de dos semanas para acá ha mejorado mucho, ha habido cartas, pero son cuatro o cinco, no son 200, vamos a verlo todo en perspectiva.

Pongamos nombres: ¿cómo hoy está la relación de AMLO con Alejandro Ramírez, Juan Pablo Castañón, Eduardo Tricio, Germán Larrea, Alberto Baillères, personajes que han manifestado su activismo en contra de AMLO?
Hace mucho tiempo que Alejandro Ramírez no se manifiesta, salvo hace como un mes. También Eduardo Tricio, porque nos hemos sentado con ellos. Recientemente no he tenido la oportunidad, pero me senté hace un tiempo con Germán Larrea.

Todos los lados tenemos muchas ganas de alinear intereses porque todos queremos que México salga bien. Cuando digo que me he sentado lo he hecho con casi todos, hay algunos con los que todavía no porque el tiempo no me ha dado, no porque no se quiera, pero el ambiente es para que ya nos sentemos a construir.

Yo no estaría aquí ni me estaría reuniendo con todos con los que me he reunido si no me hubieran pedido “Poncho, por favor, necesitamos un ambiente de cordialidad”. Así, vamos a quitar esos excesos, en esta contienda todo mundo se calienta y vamos a apaciguar las aguas.

En el fondo no hay problema, hay bastante entendimiento y hay desacuerdos como en todos lados, pero los desacuerdos tenemos que manejarlos más en privado y menos públicos.

¿Qué hay en el fondo del desacuerdo de los empresarios?
Es un problema de confianza y de cosas que vienen desde hace mucho tiempo. No podemos olvidar y tenemos que ser muy honestos para recordar que desde la campaña del “Peligro para México” existe, eso que dañó mucho a México, a la democracia, viene de 2012, estamos en 2018, ¿cuántos años más? Son ya varios años y hasta hoy estamos cayendo en la realidad de que

México necesita un cambio, que lo que hemos vivido no funcionó o medianamente funcionó, para no ser tan negativo, y que hoy lo que representa Andrés es la confianza para el México próspero y una atención de médico de emergencia en el México olvidado; ese lenguaje, aunque se dice fácil, es difícil de entender para grupos que nunca se han sentado.

El decir vamos a cuidar ese México olvidado no quiere decir que vamos a detener al México próspero y estos últimos meses nos hemos ido sentando para ver que el objetivo es el mismo, estamos quitando muchas ideas preconcebidas del pasado de todos lados. Acuérdate, yo fui uno de ellos, yo fui uno de los que no creía en esta opción, lo único que le pido a muchos sectores es, “dénse la oportunidad que yo me di al sentarme”.

¿Cuál es el error que AMLO ha cometido en su discurso frente a los empresarios?
¿O dónde hemos cometido ambos? En un México tan poco dispuesto a escuchar y cuando digo no dispuesto a escuchar y realmente no a oír a escuchar y a ponerse en los zapatos del otro lado.

Es muy fácil la descalificación y, cuando hay descalificación, hay desconfianza y eso es porque no ha habido diálogo. Entonces, cuando no hay diálogo y no hay contacto personal, lo que hagas aquí se interpreta muy mal del otro lado.

Caso concreto: cuando hablamos de reconciliación nacional, Andrés está llamando a la conciliación y la conciliación quiere decir traer a mucha gente a la mesa que no son bien vistos por el otro lado y voy hablar de un caso concreto: Napoleón Gómez Urrutia, el decir vamos a traer a este individuo que ha sido o perseguido o mal juzgado, que ha tenido un pleito “x” –porque no
conozco los detalles–, traerlo a la reconciliación, cuando no hay diálogo se puede ver como un afrenta y no fue afrenta; el objetivo es sentarnos todos, si hubiese habido diálogo se hubiese entendido mejor por qué se hizo, entonces aunque no lo entiendas mejoras la comunicación.

En mi opinión lo que ha faltado es comunicación permanente de los dos lados para entender a los dos lados. Para mí lo que hace falta en México es que todos se sienten en la mesa con ganas de escucharse y de comprender las diferentes posiciones, en esta reconciliación, en este reto que tenemos en México de cambiar el mundo o nos sentamos todos o nos peleamos todos, y
todos tenemos que ceder un poco.

¿Incluyendo a AMLO?
Cuando digo todos, son todos.

¿Quiénes son los empresarios que ya se manifestaron a favor de AMLO?
No tengo autoridad ni por qué mencionar muchos de los empresarios que están porque todos han pedido discreción y lo voy a cumplir, pero son muchísimos, a la prensa le gusta sacar a los cuatro o cinco famosos.

Ahora que hablamos de empresarios, ¿qué opinan los empresarios de Monterrey de AMLO?
Los conozco muy bien y los respeto muchísimo, pero ellos sí son mucho más conservadores y te puedo decir que muchos no conocen a Andrés Manuel.

Pero todo depende de perspectivas. En la última reunión que tuvimos en Monterrey hubo 750 empresarios, probablemente no fueron los nombres más conocidos porque nunca van, pero al final, ¿qué es más importante: 800 o 10? Con muchos nos hemos sentado, muchos nos han ayudado en el plan de nación de Monterrey, han cooperado muy activamente en tener el documento que tenemos, hay tres o cuatro que no pero vamos a tener que sentarnos con todos.

Si me puede mencionar de 3 a 5 hot potatoes topics entre Andrés Manuel y los empresarios, ¿cuáles mencionaría?
No, yo creo que es un problema de confianza, de que el país lo que está bien va a seguir bien, hay que quitar esa idea de que Andrés Manuel, estoy hablando de la élite empresarial, no hablo del 80%, de que somos un gobierno muy responsable con el gasto, que somos pro iniciativa privada, pro sector social, pro todo, solamente tenemos matices diferentes.

El indicar problemas sociales no significa gastarnos todo el dinero en los problemas sociales, si no señalar “esto está mal, vamos a corregir”. El indicar los problemas que tenemos, si tú analizas los indicadores de pobreza, de salud, de educación, de Estado de Derecho y los comparas con el mundo es una vergüenza, el indicarlos y decir tengo la convicción de resolverlos no quiere decir que vamos a ser irresponsables con el gasto, el decir que nos falta mucha infraestructura no quiere decir que la va hacer el Estado, hemos sido muy claros de que la vamos a hacer con participación del sector privado, el sector público no tiene dinero.

Aquí hay una concepción de que nos ven como si el Estado fuera a resolver todo y nosotros hemos sido muy claros, no estaría yo aquí, que todos estos problemas los vamos a resolver todos juntos, este mensaje hay gente que no lo quiere escuchar y ese es el problema de fondo, querer escuchar, sin embargo como te decía hace un momento, en las últimas semanas, sobre todo ya que Andrés Manuel ya es prácticamente una realidad, ahora sí nos estamos sentando en lugar de habernos sentado hace seis meses, pero lo importante es de aquí para adelante no lo que ya pasó.

Para mí el tópico más importante de las papas calientes es primero confianza, segundo confianza, tercero confianza, el cuarto y el quinto.

El tema del aeropuerto, ya podemos decir que es un tema de cierta forma muy discutido y muy consensuado también con el sector privado…
Está muy discutido y consensuado y Andrés Manuel ha sido muy claro en decir “estoy dispuesto a concesionar”, ahora tenemos que ver dónde estamos, cuál es la realidad, cómo se va a licitar para que haya una transparencia total en el proceso y también qué papel va a jugar el gobierno en esa licitación, pero ahora ya estamos en otro tenor, hoy estamos viendo cómo sí hacemos lo mejor para el país.

¿Reforma energética?
Lo mismo, ya ha sido muy claro Andrés Manuel, no vamos a hacer ningún cambio drástico de entrada, lo que esté bien lo vamos a respetar, lo que esté regular lo vamos a corregir, y lo que este mal pues lógico.

Órganos autónomos…
Un respeto total y absoluto, pero no de ahorita, si analizas los libros de Andrés Manuel, su programa de gobierno en 2006 y en 2012 es un respeto total a la autonomía del Banco de México y de las instituciones, eso parte de esa guerra sucia que te comentaba del “peligro para México” de que él no iba a respetar nada, mentira, nunca ha sido el caso, ese no es tema en nosotros.

Lo que sí les puedo decir aquí a la cámara y a ti es que yo tengo siete años con él, 18 meses ayudándole a coordinar el Proyecto de Nación y nunca se tocó el tema de no respetar las instituciones como la del Banco de México, nunca se ha tocado, ni por encimita, siempre se da por hecho que es un respeto total, que nunca hemos hablado de estatizaciones, ¿quién ha hablado
de estatizaciones? El único que ha estatizado algo en México es el presidente Fox a los ingenios azucareros.

La democracia, pues vean los libros de Andrés, como dice, nada más que no le ponen atención en sus mítines, si algo tengo en la cabeza, a parte de la corrupción, es que México se vuelva realmente un país democrático y se respete el voto y la libertad de cada individuo, entonces de fondo no hay problema, por eso me extraña está actitud de no querer escuchar por eso te decía hace rato que es confianza.

¿Ya establecieron contacto, ya le llamaron por teléfono, ya le mandaron un correo electrónico a Donald Trump?
No, nosotros vamos a respetar al gobierno actual, al presidente Peña en su gobierno y no vamos a hacer, por lo menos lo que yo tengo entendido, no queremos ser por ningún motivo una causa de enojo o molestar o entorpecer algo que el gobierno mexicano está manejando, es una decisión muy delicada, hemos sido sumamente respetuosos y seguiremos siendo respetuosos.

Lo único que te puedo decir es que en el último debate Andrés Manuel fue muy mesurado con el presidente Trump, con quien vamos a buscar una solución, vamos a entender lo que necesitamos y otro gran mensaje de Andrés Manuel fue esa alianza para el progreso de toda América Latina, fuera de eso no tenemos ningún contacto oficial, por lo menos que yo esté enterado.

Si AMLO gana la elección, ¿veremos actos espectaculares en sus primeros 100 días de gobierno?
No, ahorita te voy a decir lo que estamos haciendo, trabajamos en un esbozo de que vamos a hacer los primeros 180 días, en las últimas 3 semanas y en el próximo mes y si gana Andrés Manuel qué vamos a hacer. Vamos a crear la red de confianza más importante que se ha creado en este país para que no se nos descomponga el tipo de cambio, lo primero es que vamos a cuidar todo lo que esté en nuestra parte para crear un mar de confianza, para que por lo menos por la transición no haya un problema.

Estoy convencido de que el gobierno saliente, si es que ganamos, va a cooperar porque es en el bien de todos. Los empresarios, no tengo duda porque he estado platicando de que tenemos que cerrar filas; si ganamos, ganamos, las democracias se gana o se pierde, por ese lado.

¿Después qué vamos a hacer de enero a marzo? Es afinar este plan de cómo vamos a ser los primeros 180 días, pero vas a encontrar más que golpes espectaculares, yo creo que señales de esperanza espectaculares que podemos resumir “en México no vamos a crear ni nervios, ni miedos, ni venimos con venganzas”, eso se quedó atrás, se quedó atrás.

Dicen que no habrá venganza, ¿significa que no habrá una cacería en contra de la actual administración?
El Poder Ejecutivo se va a encargar de construir al país, de darle confianza y viabilidad al país. Y te voy a decir que me preocupa mucho, México este año, según reportes financieros reales de grupos financieros a los que ustedes les han dado premios vamos a crecer 1.5%, el mundo va a crecer 4%, ¿nos dedicamos a pelearnos o ha retomar la senda del crecimiento? Si el Poder Judicial trae problemas históricos, que el Poder Judicial haga lo que tenga que hacer, nosotros venimos a construir al país ese es le mandato que tenemos de Andrés Manuel.

Se firma la pipa de la paz entre AMLO y el Consejo Mexicano de Negocios?
Yo creo que hemos ido fumando la pipa en las últimas tres semanas, yo estoy convencido de que va ser un refrendo, estoy convencido de que vamos a fortalecer mucho este compromiso con México gane quien gane y estoy convencido de que vamos a avanzar bastante en la confianza y que el tiempo lo va a ir rectificando.

Por Jonathán Torres, 05 Junio 2018

LEAVE A REPLY