Debate en el Grupo Aca

Debate en el Grupo Aca

207
0
SHARE
Debate en el Grupo Aca: Zeferino, Joaquín, Adela y Rubén

Acapulco, Gro., 21 de junio de 2018.- No hay fecha que no se cumpla ni plazo que no se venza, ayer por la mañana, teniendo como protagonistas las propuestas y señalamientos, se llevó a cabo el debate organizado por el Grupo ACA contando con la participación de cuatro de los diez candidatos a la alcaldía de Acapulco que buscan ganar en las elecciones del próximo domingo primero de julio.

Ante un abarrotado salón del hotel Gran Plaza, los candidatos Adela Román Ocampo de la coalición Juntos Haremos Historia por los partidos Morena-Encuentro Social; Joaquín Badillo Escamilla de la coalición “Por Guerrero al Frente” del PRD-PAN-MC; Rubén Figueroa Smutny de Partido Nueva Alianza y  Zeferino Torreblanca del Partido del Trabajo protagonizaron el acalorado debate donde además de las propuestas, se hicieron presentes las descalificaciones uno contra uno.

El gran ausente del debate y que por lo menos en 10 ocasiones fue mencionado por los abanderados fue el candidato del PRI-Verde, Ricardo Taja, “el que sí se raja” de acuerdo con los candidatos presentes.

El debate consistió de cinco rondas, tres de ellas dedicados a los temas de servicios públicos, finanzas públicas y problemas variados con cuatro minutos de tiempo a cada candidato, dedicando las dos rondas restantes a la presentación de los abanderados y conclusiones.

En la primera ronda, uno a uno de los participantes se presentó ante la sociedad; Zeferino Torreblanca afirmando estar en la contienda aseverando que como a muchos, les aterra pensar que “el que sí se raja llegue a gobernar Acapulco”; Jacko Badillo resaltando ser el candidato de la seguridad y experto en la materia, haciendo la referencia que los presentes no pretenden tener escenarios a modos ni aplaudidores fáciles.

Mientras que Rubén Figueroa dijo que  se debe apostar a la educación para resolver la seguridad y que el sí quiere y puede enfrentar la violencia y la delincuencia; finalizando con Adela Román quien antepuso que el principal tema a vencer en la corrupción, resaltando ser una persona experimentada en leyes.

**SERVICIOS PÚBLICOS MUNICIPALES

En la segunda ronda y al señor el primero en participar, el candidato Joaquín Badillo Escamilla coincidió que la deficiencia de los servicios públicos municipales es algo que lastima al puerto.

Sostuvo ser emergido de la sociedad civil y de haber sido el presidente más joven que ha tenido la Coparmex y que ha visto cómo los gobiernos han hecho oídos sordos al talento de los ciudadanos.

Badillo Escamilla comentó que unos de los más grandes problemas es la falta de agua en la ciudad, alumbrado público y de la inseguridad.

Jacko Badillo aseguró tener experiencia en el tema de la seguridad con quince años de servicio “y les puedo decir que la cuota y la extorsión si puede ser abatida; vamos a tener una política que se debe implementar con mano de hierro y guante de seda, fuerte con el delincuente y suave con el ciudadano, fuerte con el problema y suave con el ser humano”.

En el tema del agua, Badillo Escamilla refirió que el gasto mayor en la Capama es el concepto de luz, por lo que propuso la implementación de paneles solares para ahorrar gasto y de ahí, revisar el tema de la nómina.

Señaló que debe haber una revisión en el tema de las tuberías y que en general el órgano del agua necesita una reingeniería administrativa y financiera al interior, “no podemos seguir trabajando con más personal administrativo y menos operativo cuando netamente es una dependencia meramente administrativa”.

En cuanto a la recolección de la basura, comentó  que Saneamiento Básico tiene alrededor de dos mil trabajadores que conocen la ciudad y que en una primera etapa, se compartirá la recolección con la iniciativa privada y que posteriormente, se implementarán dos ejes paralelos, “uno al interior, remodelar invertir y hacer nosotros la recolección eficiente, capaz y alejada de la corrupción”.

Por su parte, Rubén Figueroa Smutny refirió que en el tema de la recolección de la basura, Saneamiento Básico requiere una fuerte inversión, ya que refirió que la dependencia cuenta con 20 unidades viejas y mal mantenidas y se suma que a las dos empresas privadas encargadas de las recolección el Ayuntamiento les deben poco más de 30 millones de pesos.

Dijo que el Ayuntamiento debe tener liquidez suficiente para contratar otras empresas y que haya pagos al corriente. En cuanto al alumbrado público, sostuvo que debe renegociarse dicho contrato con óptima y que el pleito no lleva solución alguna y mientras, el puerto sigue en la oscuridad.

De la pavimentación, dijo que se compraría una planta de asfalto y hacer brigadas de auxilio inmediato, dando prioridad en las colonias días después de las lluvias.

En cuanto al agua, dijo que se deben pagar los 350 millones de pesos de deuda a la CFE y refirió que las plantas de agua funcionan gracias a un amparo que pronto puede sobreseer.

Refirió que de diez plantas tratadoras de agua solo funciona una y que se debe invertir en reparar el resto. Dijo también  que debe invertirse en la red de distribución y modernizar la reparación de fugas de agua, “hay que hacer inversiones, hay que conseguir dinero y buscar formas de generar recursos”.

En este tema, Adela Román refirió que al vivir en la colonia Morelos conoce perfectamente lo que es el deficiente servicio del agua potable y que se necesita más agua para el consumo humano.

Se comprometió a designar un equipo apto, con alta capacidad técnica y financiera que esté al frente de la Capama y que el órgano será sacado de la alcantarilla en la que la han dejado las administraciones pasadas.

Refirió que ciudadanizar el consejo de la Capama, ayudará a resolver gran parte la corrupción que impera en el órgano, así como la rehabilitación de la infraestructura de la red de agua y una auditoría externa que revise las finanzas y la situación técnica de la Capama, apoyándose con los cuerpos colegiados de profesionistas en la entidad.

En cuanto a la basura aseguró que se tendrá una ciudad limpia de la basura donde la sociedad se comprometa con una ciudad limpia. Dijo que se implementarán nuevos puntos de transferencia de la basura.

En cuanto a la obra pública, dijo que ya estuvo bueno de moches y se pronunció por un no más funcionarios constructores y regidores contratistas, “seré la principal gestora de mi municipio”.

En tanto que Zeferino Torreblanca, mostrando el colmillo lado y retorcido relató su larga trayectoria tanto como alcalde como gobernador, enfatizando la construcción del relleno sanitario, limpieza de mercado, cambio de la imagen urbana en el puerto, la terminación del plan urbano del puerto, rescate de banquetas, alumbrado público, baños ecológicos, 257 calles pavimentadas, ampliación de la Escénica, solo por mencionar algunos.

Sin tapujos y de manera contundente, Zeferino Torreblanca sostuvo que Capama requiere un golpe de mano de parte de la federación, “no asesorias de fuera y si no hacemos algo enérgico en la paramunicipal, vamos a tener un colapso tan complicado como el tema complejo de la inseguridad”.

“Lo demás son quimeras y buenos deseos y a partir de ahí, empezar  a tener una política drástica y seria en la Capama, hay que cortar la nómina aunque tengamos problemas laborales y vayamos a juicios; no podemos permitir que siga siendo botín de unos cuantos, los Galeana allá y los Galeana acá”.

Enfatizó que se necesita ordenar el Ayuntamiento en todas sus áreas para dar el servicio a la sociedad.

Agregó que Zeferino va como un candidato sin ataduras y se pronunció por un ya basta de comprometer las dependencias como un tema político.

En cuanto a la seguridad, dijo que se debe recuperar la cohesión social con programas transversales y aceptó que en 90 días no se puede resolver el tema de la inseguridad, “le vamos a dar tiempo y requiero sociedad para ello”.

FINANZAS PÚBLICAS MUNICIPALES.

En cuanto al tema de finanzas públicas municipales, Rubén Figueroa abrió la ronda de participaciones señalando que el Ayuntamiento se encuentra en la quiebra y que Acapulco representa la tercera parte de los guerrerenses con el solo el 7.5 por ciento del presupuesto estatal, por lo que este debe buscar mayor recurso además de que deben manejarse con trasparencia y honestidad.

Refirió que debe buscarse más recursos con los diputados federales y locales y que en todo caso debe depurar la nómina del municipio, dando de baja a los aviadores en caso de que se encuentren y también revisar el manejo de recursos en la dirección de catastro del predial.

Por su parte Adela Román refirió que las finanzas están como están por la corrupción y fue donde abrió la caja de las descalificaciones, haciendo alusión que Zeferino Torreblanca durante su gestión como alcalde regresaba recurso a la federación que bien pudo haber sido utilizado para la obra en la ciudad.

Destacó la creación de una contraloría colegiada con austeridad republicana y sin corrupción, asegurando que los impuestos de los acapulqueños irán a donde tengan que ir y que se cruzaran las nóminas para evitar aviadores.

A Adela Román le siguió Zeferino Torreblanca, quien tajantemente sostuvo que las finanzas del Ayuntamiento son inviables y dijo no comprender tanta propuesta de sus homólogos sin que el municipio tenga un quinto.

Refirió que se de diferenciar una deuda y un pasivo y que el Ayuntamiento esta infestado de deudas difíciles de pagar y dijo que de un peso que ingresa al municipio, 70 centavos se destinan a la nómina de nueve mil trabajadores, la cual sostuvo debe recortarse.

Aseveró que hay negocios oscuros en el manejo del predial “y todos le echan la culpa a la maña, pero la peor maña es la que está dentro del Ayuntamiento, la de cuello blanco la cual es peor que la de afuera”.

Ya al término de su participación, Torreblanca le recordó a su entonces síndica en seguridad Adela Román, “ya que me aludió, que gracias a ese gobierno donde ella estuvo, pudo ser diputada local si no, nunca hubiera ganado un puesto de elección popular”.

Insistió que la administración de las finanzas del municipio no requiere varitas mágicas ni de contralorías, sino que lo más importante es tener un alcalde honesto.

Quien cerró la tercera ronda fue Jacko Badillo, quien refirió que se debe gobernar con los mejores y que no vengan a enriquecerse a costa del erario.

Refirió que solo el pueblo se puede salvar con el pueblo y que no basta con candidatos que se cuelguen de la imagen de un candidato a nivel nacional, haciendo alusión a Adela Román.

PROBLEMAS ESPECÍFICOS Y VARIOS

En la cuarta ronda dedicada a problemas específicos y varios, Adela Román fue la que inició respondiendo a Zeferino Torreblanca que llegó a ser diputada local por su gestión como síndica y a Jacko Badillo le expresó tener 41 años de servicios en el derecho y que a ella le preocupa que llegará a ser alcalde “con esa mentalidad de policía”, enfatizado tener su propia carrera y trabajo.

Adela Román prometió menos trámites engorrosos y tardados en licencias y los que quieren invertir en Acapulco. Aseguró que habrá un gobierno que sirva y no que se sirva de los acapulqueños, haciendo énfasis en el combate a la corrupción, “vamos a limpiar la casa desde arriba a hasta abajo”.

Por su parte, Zeferino Torreblanca enfatizó que los regidores realmente deben cumplir su tarea de modificar y actualizar la reglamentación en el municipio y no transformarse en promotores de la gestión en turno y depositarios de la obra pública.

Afirmó que se acabará con el moche y manejo de obra de los regidores y dijo que se recortará el recurso a los regidores, los cuales comentó cuestan al municipio 157 millones de pesos. Agregó que se requiere un Ayuntamiento transparente en licencias de construcción y giros rojos, los cuales deberán ser autorizados por la primera autoridad en el municipio y que la Costera, no se siga convirtiendo en un prostíbulo.

Enfatizó que aunque Andrés Manuel López Obrador será el próximo presidente de la república pero que no será él quien venga a gobernar.

Zeferino Torreblanca cerró su participación haciendo énfasis de que cada aspirante debe transparentar de donde vienen, como hicieron el capital.

Zeferino Torreblanca lanzó la pregunta a Jacko Badillo reconociendo que es el único que ha presentado su cuatro de cuatro, “pero yo tengo una pregunta, no sé si la hiciste mal seguramente, dices que ganas 47 mil pesos al año, es decir, que tienen ingresos menores a dos mil 900 pesos mensuales, no entiendo tu forma de vida entonces; yo creo que es importante que hagamos una revisión y los invito a que al terminar este debate, presentemos ante la opinión  pública nuestra declaración de impuestos”.

A lo anterior y en uso de su tiempo, Badillo Escamilla refutó Adela Román como es que su candidatura esta impugnada por su propio partido político y que se está confundiendo a la gente con los espectaculares, “donde ahí queda demostrado que la propuesta no es con luz propia, es colgándose como si pareciera ser unas bodas de oro”.

Mientras que  a Torreblanca Galindo, aclaró no ser hijo de papi y refutó que en su gobierno, Torreblanca Galindo contrato a la empresa Jobamex “y por supuesto, como todos los políticos, le quedó a deber a la empresa”.

En cuanto a la pregunta de Torreblanca Galindo, refirió que toda su familia vive modestamente y que como todos, se tienen prestaciones.

Finalmente, Figueroa Smutny aseveró que buscará sacar a Acapulco del mando único y que no huirá de las responsabilidades en seguridad que marca el 115 Constitucional.

Insistió que recurso actual del municipio no alcanza y que no se acatará a cuotas de generó, siendo que se necesitan los mejores perfiles para gobernar el puerto y reiteró que será un facilitador para la inversión en el puerto.

Aprovechó la ocasión para referir que en el caso de Jacko Badillo hay conflicto de interés, “Jacko tú fortuna la has hecho de la inseguridad y la delincuencia, va contra su ADN combatirla, hay un clarísimo conflicto de intereses”.

Acto seguido, se abrió el paso a la quinta y última ronda de conclusiones, donde lo rescatable fue la invitación de Adela Román a Zeferino Torreblanca, “lo invito a hacer la nueva historia de Acapulco, tu sabes a lo que me refiero”.

Al final lo que imperó, las porras, los gritos y los aplausos y una mentada de madre de Zeferino Torreblanca como respuesta al “cuanto cinismo, cuanto cinismo” del ex alcalde y ahora seguidor de Adela Román, Alberto López Rosas.

Por Eduardo Salgado Sánchez

LEAVE A REPLY