AMLO en un abarrotado Tec: “me abstendría si no fuera yo el...

AMLO en un abarrotado Tec: “me abstendría si no fuera yo el candidato”

271
0
SHARE
AMLO, al concluir su intervención en el Tec de Monterrey. Foto: Octavio Gómez

MONTERREY, NL.- El auditorio “Luis Elizondo” del Tecnológico de Monterrey lució abarrotado pero, cuando llegó Andrés Manuel López Obrador, el aplauso fue atronador acompañado de gritos de apoyo. Al final hubo más celebraciones, pero ahora con los gritos de “¡presidente, presidente!” de los jóvenes universitarios.

Desde que empezó a hablar, los alumnos de esta universidad privada fundada por Eugenio Garza le celebraron todo al tabasqueño, hasta sus largas pausas cuando le pidieron responder rápido algunas preguntas. “Es que no hablo de corridito”, se disculpó ante las risas de los asistentes.

De traje y corbata, el aspirante de la alianza Morena, Encuentro Social y Partido del Trabajo llegó al auditorio acompañado de Alfonso Romo y Tatiana Clouthier. El lugar se fue llenando hasta alcanzar su tope justo cuando el tabasqueño ya estaba hablando de su propuesta de nación.

En varios momentos, unas seis veces al menos, los universitarios aplaudieron a López Obrador sus respuestas como cuando, por ejemplo, les dijo que de los jóvenes esperaba “inteligencia, frescura y amor”.

A lo largo de su exposición hubo aplausos y sonrisas por sus propuestas de hacer cambiar la forma de pensar del presidente estadunidense Donald Trump para que entienda que es mejor cooperar que levantar muros y ofender a los mexicanos.

También de silencio cuando habló de no acostumbrarse a la guerra que hay en el país y llevar a cabo una consulta amplia sobre la legalización de las drogas.

“La amnistía no significa impunidad, porque de manera burda y politiquera mis adversarios dicen que quiero sacar a los delincuentes de la cárcel”, precisó ante una de las preguntas que más se esperaban a lo largo de dos horas que duró el encuentro.

López Obrador habló a los jóvenes como querían escucharlo, refiriéndose al grupo del poder como la mafia, encabezada por su jefe Carlos Salinas de Gortari, señalando que no es un ambicioso vulgar que lucha por el poder y que, de llegar a la Presidencia, no buscará la venganza ni vivirá en Los Pinos y tampoco viajará en el avión presidencial.

“Estamos hablando de la neta del planeta”, soltó entre aplausos de la chaviza para enseguida asegurar que se abriría y que sus respuestas serían sinceras.

En el plan conciliador que le ha caracterizado durante la presente campaña, el exjefe de gobierno de la capital del país repitió las mismas frases que lo han caracterizado. Se refirió a “la mafia del poder” y a que los grandes criminales son “niños de pecho” comparados con ésta; señaló que “si acaba la corrupción, acaba la pobreza”, y propuso “sí becarios, no sicarios”.

También reiteró que vendería el avión presidencial porque “no puede haber gobierno rico con gente pobre”, y que en el 2006, cuando se postuló por vez primera, los mafiosos “se robaron la Presidencia de México”.

Igual recordó que está a favor de la revocación de mandato, de la desaparición del fuero y el respeto a los matrimonios igualitarios.

La “entrevista de trabajo”

Cómodo, con un brazo en el respaldo del sillón asignado, el candidato charló con sus tres interlocutores, estudiantes que le plantearon las mismas preguntas que a los otros presidenciables que ya habían acudido al mismo foro, para practicar una especie de “entrevista de trabajo” para quien desea ser titular del Ejecutivo federal.

El fundador de Morena reiteró su plan de descentralizar su gabinete. Si gana las elecciones del 1 de julio, ofreció que la Secretaría de Economía tendría sus sede en Nuevo León; la Comisión Federal de Electricidad, en Chiapas; Educación Pública en Puebla; Desarrollo Social, Oaxaca; Agricultura, en Ciudad Obregón, Sonora.

En su propuesta de política social, AMLO afirmó que los jóvenes, que en su desesperación por falta de oportunidades delinquen y son masacrados a balazos, recibirán un trato de apoyo con becas de 3 mil 500 pesos mensuales.

También dijo que como presidente tomará personalmente el control de las Fuerzas Armadas del país y se convertirá en su comandante supremo, de acuerdo con el mandato constitucional.

A diario, incluidos sábados y domingos, recibiría un informe de la situación del país en el tema de seguridad pública y, a las 6:00 horas, encabezaría sus reuniones de gabinete, por lo que planea trabajar en jornadas diarias de al menos 16 horas.

Como es partidario de la no reelección, resaltó que, en los seis años de su gobierno, con ese ritmo de trabajo de dobles turnos, conseguiría hacer para México lo que se logra en 12 años.

La reconciliación en México

Entretuvo a los jóvenes contándoles anécdotas e historias. Como la de una vez en que se reunió con una familia pobre de Guerrero que se dedica al cultivo de amapola, le dijeron que lo hacían por necesidad, pero que si los metían a la cárcel tendrían asegurada la comida.

Mientras que, de la amnistía, recordó que en El Salvador sirvió para tener la paz entre quienes se enfrentaron por cuestiones políticas durante muchos años. “En México necesitamos reconciliar y la paz”, dijo a los jóvenes en medio del silencio.

“Vamos a darles una alternativa. Las cárceles están llenas de jóvenes, muchos inocentes. Vamos a revisar esto bien y vamos a aplicar el perdón (…) Nosotros necesitamos, para México, reconciliarnos, nada más”, puntualizó.

-¿Por qué votar por usted?

– Porque siempre he pensado que se debe respetar a todos. Por mi preferencia por los humildes y los pobres. Creo en el amor a la familia, a la patria. El amor al prójimo- dijo nuevamente ante el silencio de los mil 800 jóvenes que agotaron los boletos de entrada horas antes del inicio del encuentro llamado “Actúa” al que fueron invitados todos los candidatos presidenciales.

A ellos López Obrador les dijo que lo fundamental de su propuesta de gobierno es acabar con la corrupción, que ha echado a perder todo en México y ha generado más pobreza.

“La corrupción es el peor problema, la deshonestidad de los gobernantes ha dado al traste con todo. Generó más pobreza, violencia y está demostrado”, dijo a las jovencitas y jóvenes de clase media alta que rieron cuando bromeó que como presidente será más rápido de lo que habla.

Los aplausos atronadores siguieron cuando a la pregunta de qué lo hace distinto, explicó:

“Tengo más experiencia, estoy más aflojado, conozco más a la gente, México son muchos Méxicos, tengo más claro lo que aqueja la nación”.

Y luego nuevamente el silencio atento cuando recordó lo que leyó de un escritor que dijo que “un gobierno que no procura la justicia no es más que una banda de malhechores”.

“Por eso los convoco a participar en el cambio, pero sin odiar”, pues, aclaró, no veía a los otros como enemigos sino como adversarios.

El político tabasqueño explicó que su principal propuesta de luchar contra la corrupción es el ejemplo y que para abatirla en el gobierno hay que empezar de arriba hacia abajo.

Y argumento: “Se requiere gobernar con el ejemplo, es importante que el presidente sea honesto. No olvidemos que tenemos un sistema presidencialista. Por eso el comportamiento del presidente es importante”.

López Obrador explicó a los jóvenes que no es presumido ni obcecado, generando nuevas risas, y les aclaró que el bloqueo de la avenida Reforma en la Ciudad de México, acción por la que lo han criticado, fue para detener la violencia de la inconformidad y el derramamiento de sangre.

Una vez más los jóvenes rieron y aplaudieron cuando les confesó que, después del 2012, pensó en retirarse de la política. “No pude ser presidente, pensé en renunciar y luego decidí que no, que la tercera es la vencida. Tenía dos caminos: Palacio Nacional o Palenque Chiapas…”, nuevamente hubo aplausos y risas porque todos adivinaron que hablaba de su rancho, que le llama “La Chingada”.

Luego vinieron más risas y aplausos cuando en preguntas rápidas para respuestas igual le pidieron que dijera qué pensaba de Margarita Zavala: “Con todo respeto, mejor no digo nada”.

-¿Las cualidades en sus adversarios…

-Pues no veo cualidades- dijo entre más aplausos y risas.

-Pero qué piensa de ellos.

-Todos son buenos (risas).

-¿Por quién votaría?

-Por Morena.

-¿Por otro candidato?

-Abstención… (risas).

Y otras preguntas rápidas:

-¿Reforma educativa?

-Cancelarla

¿Reforma energética?

-Revisarla

¿Aborto?

-Consulta

-¿Seguro Popular?

-Hacerlo efectivo.

-¿Amnistía?

-Consulta

-¿Candidatos independientes?

-Auténticos (risas)

-¿Procurador?

-Autónomo de la mafia.

Sentado cómodamente entre los dos jóvenes y la moderadora, el exdirigente nacional de Morena resumió su percepción de estos comicios: “Es una elección para transformar el país. Quieres más de lo mismo o un cambio verdadero”.

Para cerrar, el tabasqueño volvió a retomar su propuesta de “amor y paz”. Agradeció a la escuela de donde egresaron Manuel Clouthier “Maquío” y Luis Donaldo Colosio, y en respuesta recibió más aplausos de los jóvenes de pie, acompañados de gritos espontáneos de “presidente, presidente”.

Al finalizar, el tabasqueño saludó a algunos simpatizantes que ya lo aguardaban por la salida trasera del auditorio. Se tomó fotografías con ellos mientras volvían a gritarle: “¡Presidente, presidente!”.

Por JOSÉ GIL OLMOS Y LUCIANO CAMPOS

LEAVE A REPLY