Plantea López Obrador Comisión de la Verdad para caso Ayotzinapa; integraría a...

Plantea López Obrador Comisión de la Verdad para caso Ayotzinapa; integraría a Solalinde y Sicilia a su gabinete

469
0
SHARE
Andrés Manuel López Obrador durante su participación en el foro" Por la Paz y la Justicia. La agenda fundamental". Foto: Miguel Dimayurga

CIUDAD DE MÉXICO.- Una Comisión de la Verdad para esclarecer el caso Ayotzinapa y otros casos graves de violaciones a derechos humanos así como la creación de un mecanismo internacional para abatir la corrupción y la impunidad, apertura en la discusión de la legalización del consumo de mariguana, así como integrar al padre Alejandro Solalinde y a poeta Javier Sicilia en su gabinete fueron algunas de las consideraciones que hizo Andrés Manuel López Obrador durante su intervención en el encuentro con la sociedad civil “Por la Paz y la Justicia. La agenda fundamental”.

Puntual a la cita con representantes de organizaciones civiles y de colectivos de familiares de desaparecidos, convocados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) y la Universidad Iberoamericana, López Obrador llegó acompañado por parte de su eventual gabinete, entre ellos Olga Sánchez Cordero, Alejandro Solalinde, la presidenta de Morena, Yeidkcold Polevsky y Alejandro Gertz Manero, entre otros.

 

El candidato de la alianza Juntos haremos Historia, fue interrogado sobre cinco temas torales relacionados con la Ley de Seguridad Interior (LSI), la creación de un mecanismo internacional para combatir la impunidad y la corrupción, el establecimiento de una comisión de la verdad para casos de graves violaciones a derechos humanos, así como su posición sobre una fiscalía autónoma.

En principio, López Obrador presentó diez puntos de los que ya ha hablado durante su campaña, relativos a brindar oportunidades a los jóvenes y el combate a la pobreza como premisa para abatir los índices delictivos, así como atender personalmente el tema de seguridad, como lo hizo como jefe de gobierno de la Ciudad de México.

Al señalar que el tema de seguridad y violencia es “muy complejo”, López Obrador refirió que la exministra Sánchez Cordero, quien sería la responsable de la política interna del país, estaría atenta al tema, y que en su gobierno se integraría a personajes comprometidos.

“A mi me gustaría llamar al padre Solalinde, pero no lo dejan, pero sí me gustaría mucho que estuviera a cargo de los derechos humanos, quiero el apoyo de gente buena, con buenos sentimientos, por ejemplo, a Javier (Sicilia), nos ayudaría mucho en la Comisión (nacional) de búsqueda de desaparecidos”, dijo el ex jefe de gobierno capitalino.

Sobre el tema de la LSI, López Obrador decidió no comprometer su opinión, tras recordar que la legislación está en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), y sostuvo que en su gobierno no utilizaría a las fuerzas armadas para reprimir al pueblo.

“Ni sí, ni no”, respondió el aspirante al cuestionamiento preciso de si estaría de acuerdo en abrogar la LSI, de llegar a la presidencia de la república, expresión que provocó murmullos entre los asistentes, la mayoría integrantes del colectivo #SeguridadSinGuerra, que han combatido la legislación.

“No vamos a afectar derechos humanos, lo de sacar al ejercito a las calles o no, eso lo vamos a ver en muchas partes la gente dice ‘si se van los soldados nos quedamos en el desamparo completo’, esto lo tenemos que ir viendo poco a poco no es un asunto maniqueo, no blanco o negro, hay que ver qué conviene más para conseguir la paz”, dijo el candidato.

Sobre los cómo resolver el problema de inseguridad, López Obrador explicó que la combatiría a través de “un mando único no es el mando único que se quiere aplicar con la reforma a la ley, sino el mando del titular del Ejecutivo se haga cargo de coordinar los esfuerzos para garantizar la seguridad. Eso es muy importante y la capacitación es importante como también es importante pagarles bien a lo policías, están muy desatendidos, no tienen prestaciones o más de eso la capacitación a partir de moralizar de imprimir valores no solo la técnica policial”.

Al señalar que con la voluntad presidencial es el elemento centrar para abatir la corrupción y la impunidad, López Obrador dijo estar abierto a discutir sobre la legalización de las drogas, ante el debate sobre si su prohibición genera violencia.

“Sí eso es lo que conviene, aprobarlo y el gobierno llevarlo a cabo, escuchando todas las voces… mi preocupación es que al cerrar lo que tiene que ver con el comercio de la droga se agraven otro tipo de delitos violentos también que causan daño, lo mejor es atender las causas, irse al fondo estructural”, explicó.

El aspirante presidencial se pronunció por una Comisión de la Verdad “en el caso Ayotzinapa y en otros casos”, convencido de que “conviene conocer la verdad y castigar a los responsables, que no haya impunidad”, y que de estar involucrado el ejército, “perjudica más que se oculte la verdad”.
Agregó que daría todas las facilidades en la construcción de una comisión de la verdad para casos de graves violaciones a derechos humanos, así como en la conformación de un mecanismo internacional de para combatir la impunidad y la corrupción.

“Totalmente de acuerdo, abierto a que organizaciones internacionales que trabajan para evitar la impunidad puedan intervenir en nuestro país”, dijo López Obrador al recordar que entre sus propuestas está invitar al Papa Francisco y al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y “todos los organismos internacionales de derechos humanos”.

Cuestionado sobre su posición frente a una fiscalía general de la república autónoma, López Obrador, reiteró su propuesta de presentar una terna al congreso y que se elija a “una gente integra, de inobjetable honestidad”, y se mostró reacio a las reformas constitucionales para darle autonomía a la fiscalía.

“Se le da más importancia a la reforma al 102 y que nos quiten la posibilidad de proponer una terna y combatir de verdad la corrupción”, dijo López Obrador.

Al ser cuestionado sobre la participación de la sociedad civil en el proceso de designación de fiscalía autonomía explicó que se concentraría “en la integración de comités, en las compras de gobierno, en todos los contratos de obra”.

Al finalizar el evento, familiares de víctimas de desaparición y miembros de organizaciones civiles se acercaron al candidato y se tomaron fotografías con él.

Entre los asistentes al diálogo se encontraba el expresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, James Cavallaro, el presidente y fundador de Serapaz Miguel Álvarez; la presidenta de Causa en Común, María Elena Morera; la presidenta del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción, Mariclaire Acosta y Javier Sicilia, entre otros.

Por GLORIA LETICIA DÍAZ, 0

LEAVE A REPLY