Los teóricos de la conspiración esta vez acertaron con Apple

Los teóricos de la conspiración esta vez acertaron con Apple

205
0
SHARE

Un desarrollador de Geekbench, un programa que permite medir las velocidades de los dispositivos, se dio a la tarea de monitorear el desempeño del iPhone 6S y iPhone 7

CIUDAD DE MÉXICO.- Si has notado que tu iPhone está cada vez más lento, luego de actualizar el sistema operativo, no es tu imaginación, aunque la batería también tiene parte de la “culpa”.

Un desarrollador de Geekbench, un programa que permite medir las velocidades de los dispositivos, se dio a la tarea de monitorear el desempeño del iPhone 6S y iPhone 7, llegó a la conclusión de que las actualizaciones de iOS 10.2.1 y 11.2.0 aceleran las velocidades de los procesadores, cuando la capacidad de las baterías se deterioran con el tiempo.

Ve el análisis de Geekbench aquí.

De acuerdo con John Poole, fundador de Primate Labs, la solución de Apple en esas actualizaciones, para reducir el problema de paros aleatorios, parece estar estrangulando al procesador para prevenir que los teléfonos se apaguen.

Incluso, algunos usuarios de Reddit han encontrado que el desempeño de sus dispositivos han mejorado, al reemplazar sus baterías.

Sin embargo, la mayoría de las personas que perciben que su smartphone presenta problemas, tienden a actualizar el sistema operativo, en lugar de reemplazar la batería, lo que afecta al desempeño del aparato.

“Esto también puede llevar a los usuarios a pensar: ‘mi teléfono está lento, así que debería reemplazarlo’, y no a pensar: ‘mi teléfono está lento, así que debería solo reemplazar la batería'”, explica Poole.

Recomendamos: Si tienes estos iPhone no deberías descargar iOS 11

Esto ha desencadenado que algunos usuarios aseveren que Apple reduce intencionalmente el desempeño de los viejos teléfonos.

Apple lo admite

Ante ello, el sitio especializado The Verge consultó a Apple, que básicamente confirmó esta situación, pero rechazó que exista una mala intención detrás de este problema.

“Nuestro objetivo es dar la mejor experiencia a nuestros clientes, que incluye el desempeño general y prolongar la vida de los dispositivos”, aseguró Apple.

Las baterías de iones de litio se vuelven menos capaces de funcionar durante los altos picos de actividad, cuando están en condiciones de frío, tienen carga baja o envejecen, lo que puede tener como consecuencia que el dispositivo inesperadamente se apague para proteger sus propios componentes electrónicos”, explicó la empresa.

Apple detalló que en 2016, lanzaron una característica para el iPhone 6, iPhone 6S y el iPhone SE, para suavizar los picos instantáneos, solo cuando fuera necesario y prevenir que el dispositivo inesperadamente se apagara durante estas condiciones. 

“Ahora hemos extendido esa característica al iPhone 7 con iOS 11.1 y planeamos añadir soporte para otros productos en el futuro”, comentaron a The Verge.

Así la compañía con sede en Cupertino, aseguró que no está haciendo más lentos a los  smartphones viejos, solo para que sus usuarios compren nuevos y afirmó que está abordando el problema que afecta a los dispositivos con viejas baterías de iones de litio.

Las baterías son incapaces de funcionar durante altos picos de actividad con la misma efectividad de los iPhones con baterías nuevas y procesadores más eficientes, y corren el riesgo de apagarse para prevenir el riesgo a sus componentes internos.

 

 

DINERO EN IMAGEN / FOTOGRAFÍA: REUTERS, 21 diciembre 2017

LEAVE A REPLY